Del Vandalismo a la Anarquía

Fernando Orjuela Galeano

@PoliticaPuntual 

Del Vandalismo a la Anarquía Columna de Fernando Orjuela Galeano Clic para tuitear

La protesta vandálica que se esta volviendo costumbre semanal en nuestro país, no es nada mas que una muestra fehaciente de que en nuestro país se esta avizorando una muy preocupante anarquía.

La anarquía puede definirse como la falta de gobierno, como el caos, como el descontrol de un país, como la perturbación de la vida pública por ausencia de autoridad o la violación a las reglas y leyes por parte de un sector de la ciudadanía sin mayor preocupación o reacción de las autoridades.

Desafortunadamente estas preocupantes características se han vuelto consuetudinarias en Colombia y en lo que lleva de duración el actual gobierno, teniendo como escusa las protestas sociales democráticas de todo orden, que constitucionalmente son derechos inalienables de la ciudadanía.

Si estas protestas se hicieran con respeto a la dignidad humana, sin alterar el orden público, sin irrespetar a la autoridad, sin destrozar los bienes públicos y privados y enfocadas en resaltar el derecho que se tiene para realizarlas, no habría ningún inconveniente y con seguridad el clamor popular se escucharía y tendría algún eco. Tal vez así, serian eficaces y eficientes, serian razonables y tendrían un objetivo concreto.

Si estas protestas se hicieran con respeto a la dignidad humana, sin alterar el orden público, sin irrespetar a la autoridad, sin destrozar los bienes públicos y privados y enfocadas en resaltar el derecho Clic para tuitear

Sin embargo, lo que hemos visto lamentablemente es que el vandalismo se apodero de las marchas y de las protestas sociales. La violencia y la delincuencia, son su común denominador. El fin de las mismas ya no es conseguir un objetivo por la exigencia de un derecho ciudadano y lo único que se evidencia es un inmenso resentimiento social y un desaforado afán de hacer el mal, destrozando los bienes públicos y privados sin ningún sentido, utilizando métodos delincuenciales y terroristas, que son bajo todo punto de vista reprochables e inaceptables.

Mas preocupante de que haya el vandalismo en las marchas sociales, es que ese tipo de violencia y actos delincuenciales se permitan y que presenciemos una total falta de autoridad por parte del gobierno para evitar que esos hechos se susciten. Los ciudadanos del común nos preguntamos, cual es el objetivo del Esmad como escuadrón antidisturbios, si para lo único que sirven es para recular ante la arremetida vandálica de los desadaptados o lo que es peor, solo para atrincherarse y protegerse únicamente con sus escudos sin poder actuar recibiendo toda clase de humillaciones de los vándalos como gran espectáculo a la falta de autoridad y a la indignidad.

¿Cual es la razón para que la fuerza publica no pueda repeler el vandalismo? ¿Por qué no pueden actuar no solo en defensa propia, sino también para impedir que los vándalos hagan de sus actos delincuenciales un show mediático generando caos y destrucción?

Las marchas para las protestas sociales se programan con anticipación, para su realización sus organizadores tienen que pedir permiso a las autoridades competentes, se conoce su recorrido, a donde inicia y a que horas, por donde pasa, a donde finaliza, que edificios gubernamentales están en riesgos, etc. En consecuencia, es fácil prever el sitio de los posibles disturbios y la inteligencia de la fuerza publica puede hacer una sencilla labor previa y percatarse con la debida anticipación de las posibles alteraciones del orden público. ¿La gran pregunta es, por qué no lo hacen?

El manejo de la seguridad del país y de sus ciudadanos solo lo tiene y es responsabilidad del poder ejecutivo y esta en manos del presidente de la republica, tomar decisiones. El presidente es el comandante en jefe de las Fuerzas Militares y de Policía y ellas son sus subordinadas. Es responsabilidad del ejecutivo repeler esos actos vandálicos que ya están rayando en el terrorismo y también es su responsabilidad la captura de los vándalos. Su responsabilidad no solo se circunscribe únicamente a señalar los hechos.

Por supuesto es responsabilidad de la Fiscalía y del poder judicial, judicializar y condenar con la mayor rigurosidad a esos desadaptados que están sembrando el caos a diario en nuestro país, pero tampoco lo hacen. Solo se observa una gran desidia institucional.

No importa cuales puedan ser los orígenes ideológicos, políticos o delincuenciales del vandalismo. Sin distingo deben ser condenados todos sus actores y los ciudadanos tenemos la capacidad de exigir seguridad y autoridad por parte del estado.

Por supuesto es responsabilidad de la Fiscalía y del poder judicial, judicializar y condenar con la mayor rigurosidad a esos desadaptados que están sembrando el caos a diario en nuestro país, pero tampoco lo hacen. Clic para tuitear

Del Vandalismo a la Anarquía solo hay un paso y el gobierno del presidente Iván Duque lo esta dando sin medir su gran peligro.

Avatar
Acerca de Fernando Orjuela Galeano 27 Articles
La Política, el arte, las tertulias y escribir son sus grandes pasiones. La tranquilidad del campo cabalgando y apreciando el ganado es tal vez, lo que mas goza y le da satisfacción, sin embargo una buena conversación es lo que mas lo reconforta, pero sin lugar a dudas lo que mas admira es la inteligencia del ser humano.