Derecho Deportivo Y Ministro De Deporte

Orlando Abello Martínez-Aparicio

La semana pasada tuvo lugar en Barranquilla la Conferencia de Derecho Deportivo, Gestión del Deporte y Marketing Deportivo. 

La conferencia central, a cargo del profesor español Juan de Dios Crespo, socio director de la firma Ruíz, Huerta & Crespo, reconocida mundialmente como uno de los más importantes bufetes de profesionales especializados en esta área del derecho deleitó a los asistentes con una magistral conferencia sobre esta novedosa -al menos entre nosotros- rama del derecho, cuya indiscutible transversalidad le permite fluir con exquisita flexibilidad en las normativas de múltiples áreas del derecho, de la que no escapan el derecho penal, marcario y de propiedad intelectual, entre otras.

Por supuesto, la industria del deporte -tan próspera en Europa y otros países del primer mundo- hace parte, junto con la industria del divertimento de la denominada economía naranja, promovida con especial énfasis por el presidente Iván Duque durante su campaña presidencial y ejecutada diligentemente en su gobierno.

El conferenciante y profesor español vino al país de la mano de una alianza societaria con la Firma “De La Espriella Lawyers Enterprise”, cuyo director, el jurista Abelardo De La Espriella, también participó junto con otros destacados abogados de la empresa los doctores Carlos Sánchez y Mauricio Maestre en este conversatorio, aportando interesantes reflexiones sobre el enorme desafío que implica para “Colombia Tierra de Atletas” la profesionalización y promoción de nuestros deportistas, dotándoles de apoyo integral que abarcan el cuidado de la salud, la defensa de sus derechos patrimoniales y la formación académica.

Por fortuna, el gobierno nacional -y el congreso de la república, hay que reconocerlo- han venido tomando decisiones acertadas orientadas a robustecer institucional y presupuestalmente la actividad deportiva. 

La primera la aprobación de la creación del Ministerio del Deporte que reemplazó Coldeportes y la segunda -no menos importante- designar en la cabeza de esta cartera a un joven y brillante abogado, quien además ha sobresalido como reconocido deportista de alto rendimiento en la exigente disciplina del squash.

Por fortuna, el gobierno nacional -y el congreso de la república, hay que reconocerlo- han venido tomando decisiones acertadas orientadas a robustecer institucional y presupuestalmente la actividad deportiva. Clic para tuitear

En efecto, el ministro Ernesto Lucena, no solo representa con lujo de competencia a estas nuevas generaciones que combinan la excelencia profesional con la práctica constante de una disciplina deportiva. 

También -después de escuchar su intervención en el evento arriba mencionado- nos dejó con la grata impresión de que el presidente acertó con su nombramiento. 

Al ministro Lucena le cabe en la cabeza -para utilizar una expresión coloquial-, el deporte como política pública de estado, y así lo dejó claramente explicitado en su excelente intervención. 

No la tiene fácil como es de suponer que suceda en una tarea que implica una reforma institucional y generar un cambio cultural de grandes dimensiones. Modificar la Ley del Deporte (Ley 181 de 1995) será su segundo reto en el congreso. 

El primero, como quedó dicho, fue haber logrado la aprobación de la creación del ministerio (Ley 1967 de 2019), en un órgano legislativo que ha demostrado desgano por las iniciativas legislativas gubernamentales por razones suficientemente conocidas y que no es del caso recordar en este caso. 

Esa fue su primera prueba de fuego y la superó con admirable destreza. Punto a favor para el novel ministro a quien es necesario augurarle muchos más.

Justo es reconocer el tino del señor presidente de la república al apostarle a la juventud, la formación académica y a la experiencia deportiva del ministro. 

Esta decisión nos hace recordar a la adoptada -para grata sorpresa del mundo del deporte-, por el presidente del Brasil Fernando Henrique Cardoso en 1994, al designar Ministro Extraordinario de Deportes a Edison Arantes do Nascimento, el Rey Pelé, quien ostentaba el título de Atleta del Siglo al consagrarse tricampeón mundial de futbol.

 La diferencia radica en que el doctor Lucena, es además, un destacado profesional del derecho con reconocida experiencia académica como decano de la facultad en su alma mater, la Universidad Sergio Arboleda. 

Justo es reconocer el tino del señor presidente de la república al apostarle a la juventud, la formación académica y a la experiencia deportiva del ministro. Clic para tuitear
Orlando Abello Martinez-Aparicio
Acerca de Orlando Abello Martinez-Aparicio 26 Articles
Doctor en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Cartagena. Especialista en Derecho de Sociedades de la Universidad Javeriana. Ex Embajador de Colombia en Canadá. Ex Registrador Nacional del Estado Civil. Ex Congresista. Miembro de la Academia de Historia de Bogotá y de la Sociedad Bolivariana. Abogado asociado en la firma De La Espriella Lawyers Enterprise. Árbitro en las Cámaras de Comercio de Bogotá y de Barranquilla.