¡Desmovilízate, guerrillero twittero!

Francisco José Tamayo Collins

francisco Jose Tamayo

¡Desmovilízate, guerrillero twittero!

@tamayocollins

El capuchino “envenenado” de los viernes ¡Desmovilízate, guerrillero twittero! Columna de Francisco José Tamayo Collins Clic para tuitear

Tenía ganas de escribir una columna sobre las regiones, a propósito de los primeros pasos del Gobierno Duque. Nos queda claro que el Presidente y su equipo de ministros, en apenas una semana, ya mostraron lo que será su ritmo de trabajo: ejecutivo,  cercano a la gente, directo, de resultados, honesto y técnico por encima de cualquier otra consideración.

No obstante, un trino inocente que me dio por escribir ayer, a altas horas de la noche en mi cuenta de Twitter, donde aseguraba que la senadora Aída Avella Esquivel no tenía de qué preocuparse en términos de seguridad, pues considero que, cercana a los 70 años, sólo debe afanarse por caminar, cuidar una dieta sana y consentir a sus nietos. Incluso, aseveré que ya tiene derecho a una silla azul en Transmilenio,  como integrante de la tercera edad… ¡Se armó la de Troya!

En consecuencia, el capuchino de hoy lo voy a compartir con el Frente Mamerto Twittero (FMT), agrupación virtual integrada por millones de jóvenes, imberbes y no tan imberbes, que no conocen de argumentos, pero son expertos en insultos, amenazas de muerte y atropellos contra las madres de quienes trinamos con respeto, valoramos y protegemos la vida, honra y bienes de los compatriotas que se acercan a la etapa dorada de su existencia.

Antes de comenzar con las preguntas para los integrantes del Frente Mamerto Twittero (FMT), les anuncio que la próxima semana la invitada será la senadora Avella, a quien deseo plantearle algunos interrogantes, a partir de su dilatada experiencia como profesora, sindicalista y política comunista. Ese será otro cantar…

¿ustedes sí duermen o sólo cierran los ojos para que el odio no termine comiéndose sus retinas? Parecen estar siempre preparados para disparar veneno, resentimiento y mamertismo visceral desde sus teclados. Clic para tuitear

Por ahora -¿puedo llamarlos camaradas?-, espero que no estén drogados ni con un porro de marihuana en las manos; ojalá la noche les haya permitido descansar como merecen. A propósito, ¿ustedes sí duermen o sólo cierran los ojos para que el odio no termine comiéndose sus retinas? Parecen estar siempre preparados para disparar veneno, resentimiento y mamertismo visceral desde sus teclados.

Sólo les pido el favor que cambien sus fuentes de lectura o, en el mejor de los casos,  lean algo de provecho, por ejemplo una novela clásica, la historia de los bosques tropicales, la biografía de algún deportista que les guste; un tema diferente a lo que les tiene “encapuchado” ese cerebro.

¡Llegó la hora de la desmovilización, señores! De hecho, también deben desmovilizarse los periodistas de la mermelada que viven enfurecidos con la vida y no se han cansado de atacar a Uribe y a los “retrasados” del Centro Democrático, como muchos de ustedes y sus líderes de opinión, tildan a quienes estamos de acuerdo con la Democracia Liberal, aquella que rechaza de plano lo abusos ideológicos derivados del marxismo radical.

¡Desmovilícense, por favor! Para fortuna de Colombia, ya se fue el Nobel de Odebrecht, ese perverso rufián que con amarga dulzura dividió al país entre amigos y enemigos de la paz, cuando en realidad lo que estaba haciendo, en compañía de sus áulicos, era crear cortinas de humo para poder dilapidar los recursos del erario público, como ninguno de sus antecesores, ni siquiera el tío de #YoSoyDanny, lo había hecho hasta ahora.

Muchachos, es admirable lo sucedido en nuestra reciente historia nacional. Nunca lo olviden: en términos de corrupción y melindres con el narco-comunismo, el cartel de la paloma le dio sopa y seco a la banda del elefante.

Nunca lo olviden: en términos de corrupción y melindres con el narco-comunismo, el cartel de la paloma le dio sopa y seco a la banda del elefante. Clic para tuitear

#ElVenenete: Avancen, guerrilleros twitteros: ¡desmovilícense! En lugar de seguir montando atentados virtuales contra la vida, honra y buen nombre de quienes escribimos en las redes, lean, apaguen sus computadores, salgan al parque a hacer deporte, denuncien a los jíbaros que los surten de hierba.  

Hoy no hay torta para ustedes, pero sí una última solicitud: por favor, no se sigan colando en Transmilenio y, por elemental decencia, jamás duden en cederle una silla azul a una abuelita de la tercera edad.

 

#DesmovilízateGuerrilleroTwittero

Avatar
Acerca de Francisco Jose Tamayo C 67 Articles
Filósofo, publicista, humanista, profesor, guionista. Por encima de todo, amante de la Libertad, la música y los libros; el cine y el teatro, como ejercicio creativo. Me encanta hacer radio. En lo humano, soy sobreviviente a un infarto masivo y tres paros cardíacos que me encimaron en apenas 40 horitas. Me gusta el humor. Como ya fui y volví, no trago entero. Además, me encanta ponerle picardía a lo que escribo. El mundo gourmet me acompaña desde siempre. Por ahí dicen que cocino muy sabroso.