Diferencia conceptual y práctica entre “Seguridad Nacional” y “Seguridad Democrática”

J. Sebastián Gutiérrez Herrán

@SebastianGutih1 

Diferencia conceptual y práctica entre “Seguridad Nacional” y “Seguridad Democrática” Columna de J. Sebastián Gutiérrez Herrán Clic para tuitear

Para elaborar las categorías conceptuales aquí presentes es necesario abordar un poco en contexto del cual se nutren estos elementos. La Seguridad Nacional tiene como plataforma geopolítica intrínsecamente ligada al contexto de la posguerra, donde se batallaba por el control geopolítico y económico entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética, muchos lugares tuvieron como escenario esta gran disputa, desde el este de Europa, norte de África, Indo-China, y por supuesto sur América entre otros, fue en medio de ese contexto donde los Estados Unidos de América diseñan e implementan la doctrina de la seguridad nacional para tener estratégicamente pociones claras con sus aliados geopolíticos y económicos, muchos de ellos en el territorio latinoamericano, defendiendo así en esencia la democracia de cualquier germen de socialismos que pululaban latentemente en las tierras del sur.

 

La Seguridad Nacional tiene como plataforma geopolítica intrínsecamente ligada al contexto de la posguerra, donde se batallaba por el control geopolítico entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética Clic para tuitear

Ideas en torno a la seguridad Nacional

Con el anterior prefacio se busca de antemano aclarar las ideas que gestan la perspectiva central de esta columna, y es fundamentalmente dejar claro las diferencias entre la seguridad nacional americana y la seguridad democrática colombiana. Sí bien en un paralelo podrían tener un empalme conceptual y practico, se nutren socio-históricamente de otros elementos que las distancian en particularidades.

La seguridad Nacional es una doctrina geopolítica de la cual en parte se puede nutrir la seguridad democrática, pero se distancia de esta en el contexto y escenario especifico en que se desenvuelve esta segunda.

Una manera coloquial de decirlo es simplemente plantear que la seguridad nacional es un modelo general en el cual la seguridad democrática puede verse levemente retribuida en esencia pero que dadas las características del contexto colombiano hace que se aleje un poco de asuntos dogmáticos de esta que solo beneficia los intereses norteamericanos, es la seguridad democrática una forma de seguridad particular necesaria para la democracia floreciente de Colombia, o como el Senador y ex presidente Uribe lo plantea, “seguridad desde la democracia” nace de la misma creación y fortalecimiento de las instituciones democráticas, de la ciudadanía y de la coperatividad entre estos y las instituciones prestadoras de seguridad en un país en aras de consolidar su democracia.

Seguridad democrática, una visión particular de la seguridad nacional.

Es entonces un enfoque más específico y particular la categoría conceptual de seguridad democrática, ya que esta propiamente diseñada para el contexto colombiano el cual necesita de esta para consolidar una democracia real, esta no es una visión única frente a otros formulismos políticos de la seguridad, pero es desde mi perspectiva la adecuada para empalmar un Estado-Nación de carácter cerrado a una perspectiva más democrática e incluyente, la mezcla entre democracia participativa y representativa, muy al calor de la visión de Estado del Senador Álvaro Uribe Vélez. El país con la seguridad democrática transita de mejor forma, se centra en lo esencial en este momento histórico del país que es la democracia y la forma de como la ciudadanía accede a las instituciones del Estado, -Qué falta mucho? –bastante, pero no es bajo otra lógica o formulismo que podamos realmente salir del abismo en que muchos pretenden meternos.

Es la seguridad democrática entonces una visión de Estado, una política de seguridad y un recurso fundamental para encaminar nuestro país en un paradigma realmente democrático, donde la seguridad sea para todos los ciudadanos sin importar esos horribles formulismos de clase que algunos políticos detonan en sus discursos altisonantes cargados de amalgamadas ideas socialistas y utopías que no encajan con el verdadero tránsito de este país. Es solo la seguridad democrática el modelo correcto por el cual tenemos que hacernos moler por esta Patria, es ese el camino adecuado por el cual el palpitar de este país debe transitar, la ciudanía lo sabe de antemano y soy un convencido total que es el paradigma político correcto para crecer como democracia, como nación y como Estado.

Es la seguridad democrática entonces una visión de Estado, una política de seguridad y un recurso fundamental para encaminar nuestro país en un paradigma realmente democrático Clic para tuitear
J Sebastian Gutierrez Herran
Acerca de J Sebastian Gutierrez Herran 51 Articles
Padre de Viko, nieto de Flaminio Herrán. Caldense por fortuna de Dios; Padre Manizaleño y Madre del oriente de Caldas. Coaching en Trabajador Social empresarial y organizacional. Tres años de experiencia laboral en el sector privado y un año en proyectos del sector público. Aficionado amateur de la filosofía-política, la Historia, la sociología el Derecho. Me gusta el cine clásico de John Wayne, Ford y Clint Eastwood. Amante de la música de Vikernes, Piazzolla y Antonio Aguilar.