Dime la verdad, solo la verdad

Eduardo Benítez Gaitán

@EduardoBenitezG

Dime la verdad, solo la verdad Columna de Eduardo Benítez Gaitán Clic para tuitear

Recientemente, en la televisión nacional, hay una serie de comerciales promocionales de la “Comisión de la Verdad”, creada por los Acuerdos Santos-FARC, con un estribillo pegajoso: “Dime la verdad, solo la verdad”.

Esta columna no se va a detener, ni cuestionar por qué los escasos recursos púbicos se gastan en costosa pauta publicitaria para el lavado de imagen de una cuestionable comisión, en lugar de invertirlos en la generación de mecanismos efectivos para escuchar a las víctimas del terrorismo.

El fin de esta columna  es llamar la atención sobre un elemento clave que se requiere en el proceso de transición política de Venezuela y que inevitablemente se cruza con nosotros: Buscar la verdad sobre los hechos y determinadores que han llevado a la dictadura en el vecino país, así como sus estrategias injerencistas, redes de apoyos, financiación y complicidades de dirigentes políticos y grupos terroristas en Colombia y en el continente con el fin implantar el proyecto chavista en detrimento del Estado de Derecho y la democracia.

Para la muestra unos botones:

  1. La ya reconocida entrevista del 27 de junio de 2003 a la revista Dinero, del entonces Representante a la Cámara, Gustavo Petro, donde con bombos y platillos posa de asesor cercano al presidente Hugo Chávez y declara el nacimiento del “neopopulismo” con una serie de reformas que él asesoró en materia agraria, sistema financiero, salud y pensiones y sector petrolero. En la entrevista Petro reconoce que lo que hace Chávez es materializar el “ideario” de la guerrilla terrorista del M-19.En la entrevista Petro reconoce que lo que hace Chávez es materializar el “ideario” de la guerrilla terrorista del M-19. Clic para tuitear
  2. Las revelaciones de los computadores de alias “Raúl Reyes” dejando evidencia de las relaciones entre Chávez y las FARC, apoyos económicos del teniente coronel golpista y su locuaz declaración del 11 de enero de 2008 ante la Asamblea Nacional de Venezuela: “Las FARC y el ELN no son ningún cuerpo terrorista, son verdaderos ejércitos […] que ocupan espacio en Colombia, quien acto seguido reconoció a dichos grupos: “como fuerzas insurgentes que tienen un proyecto político, que tienen un proyecto bolivariano, que aquí es respetado”.
  3. En Argentina se ha denunciado la venta de bonos de deuda pública a Venezuela en por lo menos 5.600 millones de dólares con tasas que duplicaban a las del mercado con el fin de otorgar financiamiento al kirchnerismo y el movimiento de dinero en efectivo en valijas diplomáticas que han desembocado en denuncias de coimas a favor de Néstor y Cristina, además de financiación irregular de Venezuela a sus campañas políticas.
  4. De acuerdo con las filtraciones de WikiLeaks, Ricardo Patiño, canciller de Ecuador durante el gobierno de Rafael Correa, habría recibido fondos del gobierno de Chávez para la campaña de Correa en 2006.
  5. En el año 2016 el diario ABC de España reveló un documento que Chávez firmó para la entrega de fondos a la fundación CEPS de Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero e Iñigo Errejón para propiciar en España “cambios políticos afines al Gobierno bolivariano”.

Desde 2003 hasta el 2012 el gobierno chavista desembolsó alrededor de 7 millones de euros para la financiación del proyecto en España que desembocó en el partido político antisistema y populista PODEMOS, hoy socio del gobierno socialista de Pedro Sánchez que también se sostiene con los apoyos de sectores políticos independentistas vascos y catalanes que pretenden romper la unidad de España.

Por cuestiones de espacio no nos hemos referido a la presencia de etarras e integrantes de Hezbolá en Venezuela o de los vínculos de empresarios colombianos con el chavismo que se enriquecieron con el hambre del pueblo venezolano. Los anteriores botones son solo una pequeña muestra de un ambicioso proyecto geopolítico que hoy tiene visos de crisis orgánica

Un proyecto que dilapido la bonanza petrolera del pueblo venezolano en financiar grupos terroristas, dirigentes políticos, fundaciones, plataformas políticas regionales, entre otros fines en detrimento de un pueblo que atraviesa la mayor crisis humanitaria vista en la historia de la región.

La transición venezolana no se puede limitar a la salida del poder de Nicolás Maduro, que si bien es importante, es solo una ficha representativa de todo un aparato político, militar e ideológico organizado que debe ser desmontado, similar al proceso de desnazificación que vivió Alemania en la post guerra,

Parte de ese proceso de transición implica ofrecer amnistías y beneficios a los integrantes y colaboradores del régimen a cambio de verdad, una verdad que no solo reclaman los venezolanos, sino los ciudadanos de América Latina y de España que hemos sido víctimas de una estrategia descarada de injerencismo e inestabilidad de nuestras democracias.

Ese proceso implica conocer a sus cómplices en nuestros países, mecanismos de apoyo, financiación y fines del proceso injerencista en la región para que respondan ante las autoridades, además de servir como memoria histórica para no repetir.

El gobierno del presidente Duque haría bien en liderar desde el Grupo de Lima la conformación de una Comisión de la Verdad, con la anuencia del presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó, para avanzar en dicho propósito.

El gobierno del presidente Duque haría bien en liderar desde el Grupo de Lima la conformación de una Comisión de la Verdad, con la anuencia del presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó Clic para tuitear

Ese temor a la verdad explicaría el temor y la actitud vergonzante de la izquierda latinoamericana y mundial frente a la crisis venezolana, bien dicen las abuelas que “el pecado acobarda” y una caída del régimen de Maduro los llevaría no solo a perder posibles apoyos financieros, sino a que se revele la verdad, la dimensión real de los apoyos y complicidades de la izquierda de la región y de otras latitudes con el chavismo.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de El Parche del Capuchino 

Articulos Relacionados

Eduardo Alberto Benítez Gaitán

29 años, politólogo de la Universidad Nacional de Colombia (2012) y magister en Seguridad y Defensa Nacionales de la Escuela Superior de Guerra (2018) con diplomados en Seguridad Multidimensional de la Escuela Superior de Guerra y en Liderazgo Político Y Social de la Universidad Sergio Arboleda. Se ha desempeñado como Secretario de Gobierno y Desarrollo Social del municipio de Nuevo Colón (Boyacá) y como Asesor de Pensamiento Prospectivo del Departamento Conjunto de Inteligencia y Contrainteligencia Militar de las Fuerzas Militares de Colombia.

Acerca de Eduardo Alberto Benítez Gaitán 2 Articles
29 años, politólogo de la Universidad Nacional de Colombia (2012) y magister en Seguridad y Defensa Nacionales de la Escuela Superior de Guerra (2018) con diplomados en Seguridad Multidimensional de la Escuela Superior de Guerra y en Liderazgo Político Y Social de la Universidad Sergio Arboleda. Se ha desempeñado como Secretario de Gobierno y Desarrollo Social del municipio de Nuevo Colón (Boyacá) y como Asesor de Pensamiento Prospectivo del Departamento Conjunto de Inteligencia y Contrainteligencia Militar de las Fuerzas Militares de Colombia.