Dios Salve a Uribe

J. SEBASTIÁN GUTIÉRREZ HERRÁN

@SebastianGutih1 

Dios Salve a Uribe Columna de J. Sebastián Gutiérrez Herrán Clic para tuitear

La cultura Anglosajona primigenia tiene un célebre himno Patriótico conocido por todo el pueblo del Reino Unido, “God save the King” que con el tiempo se convirtió en “God save the Queen”, muchas veces utilizado para alegorías y resaltar dicho sentimiento por la Patria de la Gran Isla y muchas otras veces usado como ironía y rechazo hacia ese mismo sentimiento (como en el caso de la canción de la banda punk británica sex pistos- God save the Queen). Siendo casi un himno patriótico similar a la de los antepasados Vikingos que condensaban sus canticos a Wotan en las famosas Eddas Poéticas, resaltando perspectivas intrínsecas como pueblo, que se cohesiona a través de sus creencias, en parte metafísicas por la figura de Dioses del panteón nórdico y en parte objetivas por asuntos palpables como la figura humana, sea en el líder, el guerrero heroico o el Rey. No obstante esa analogía anterior es solo un prefacio ambiguo para referirme directamente a lo que concierne el caso Colombiano más sonado las últimas semanas y es el del famosísimo Senador y expresidente de nuestra Nación Álvaro Uribe Vélez.

Uribe más allá de la democracia convencional.

En un Estado de Derecho tradicional y en aras de construirse cada día es importante la figura de una corte suprema como ente institucional que represente a cabalidad los designios de la justicia del Estado, en perspectiva podemos observar un gran respeto por parte del Doctor Álvaro Uribe Vélez ante estas figuras sociológicas que representan en síntesis el Estado de Derecho y el imperio de la Ley; pero a su vez el fenómeno Uribe Velez traspasa dichas concepciones tradicionales y casi que se impone en el imaginario colectivo por encima de esas figuras tradicionales del Estado de derecho y trastoca a su vez no solo su forma sino también su función, porque para nadie es un secreto que dicho ente institucional ha sido el encargado de dar una guerra sin cuartel al ex mandatario colombiano, y en palabras de algunos Magistrados (como José Luís Barceló) “la corte será quien ponga preso a Uribe”.

En un Estado de Derecho tradicional y en aras de construirse cada día es importante la figura de una corte suprema como ente institucional que represente a cabalidad los designios de la justicia del Estado Clic para tuitear

Con la tesis anterior se abre un paralelo que inicialmente seria hipotético, pero que logra dar cavidad en efectos reales, dicha tesis es la siguiente. Puede un líder consolidarse como autoridad máxima (en términos morales y éticos) a una institución estatal la cual muchos de los ciudadanos la ven con desdén y asombro por las absurdas decisiones que muchas veces toman (¿?) sin duda queda a interpretación muy personal de cada ciudadano observar dichos fenómenos dentro de la justicia y la sociedad en general. Lo claro acá es que la figura del Presidente Uribe logra posicionar su imagen casi al mismo nivel de un ente tan poderoso como la corte suprema; para sus detractores esto es una muestra de un poder supra-democrático que tienden asociar con las clásicas visiones del autoritarismo y la dictadura, pero no nada más alejado de la realidad ya que Uribe en términos de filosofía política es un puro Demócrata-republicano, al mejor estilo de Thomas Jefferson o James Madison. Si uno lee la realidad sin ninguna pretensión sesgada ni acomoda entenderá que no es a petición ni a criterio personal de Uribe saltarse la ley, todo lo contrario siempre da la cara a la ley como cualquier ciudadano en la lógica de un Estado de Derecho y siempre es enfático en decir que las daciones de la corte serán respetadas sea cual sea.

El designio de vida de Álvaro Uribe Vélez es la verdad.

Con lo dicho anteriormente llego a concluir para este apartado que la intensión de Uribe no es dictatorial o autoritaria radicalmente como muchas perspectivas de sus opositores lo quieren hacer ver o hacer entender, nada raya más dentro de la obcecación que dichas perspectivas. Muy recalcitrante ha sido el Senador Uribe diciendo que su único y real designio de vida es la verdad, y evidentemente la verdad nos hará libres, bajo esa línea de ideas no queda más que evocar a Dios sabiduría ante la justicia quien será la única que tomara medidas este próximo 08 de octubre del presente año, para que así mismo podamos observar la veracidad de la justicia, que por de más la mayoría de ciudadanos está cansado de este aparatado judicial tan permeado de inestabilidad y desasosiego frente a las injusticias, el crimen en general y el terrorismo. Dios Salve a Uribe! Dios salve a Colombia!

bajo esa línea de ideas no queda más que evocar a Dios sabiduría ante la justicia quien será la única que tomara medidas este próximo 08 de octubre del presente año Clic para tuitear

J Sebastian Gutierrez Herran
Acerca de J Sebastian Gutierrez Herran 56 Articles
Padre de Viko, nieto de Flaminio Herrán. Caldense por fortuna de Dios; Padre Manizaleño y Madre del oriente de Caldas. Coaching en Trabajador Social empresarial y organizacional. Tres años de experiencia laboral en el sector privado y un año en proyectos del sector público. Aficionado amateur de la filosofía-política, la Historia, la sociología el Derecho. Me gusta el cine clásico de John Wayne, Ford y Clint Eastwood. Amante de la música de Vikernes, Piazzolla y Antonio Aguilar.