“Don Iván” Siente Miedo

Karol Gutiérrez

Karol Gutiérrez
Don Iván siente miedo, y si no, debería sentirlo. Porque toda la mermelada que esparció Santos en su Gobierno, no le será suficiente para escapar del escarnio público, cuando toda la verdad salga a la luz. Clic para tuitear
Karol Gutiérrez

Don Iván siente miedo, y si no, debería sentirlo. Porque toda la mermelada que esparció Santos en su Gobierno, no le será suficiente para escapar del escarnio público, cuando toda la verdad salga a la luz. Sabemos que fue un complot, nos quedó ese sabor, frente a la reunión clandestina de Santos, Cepeda y Frac, detrás del escaparate de Juan F. Cristo, y por supuesto, las actuaciones deleznables de la CSJ, sobre el caso Uribe. Aunque Don Iván no actúa solo, se prestó de ‘Conejillo de Indias’ de la izquierda y ahora es la cabeza visible en el entramado; mientras la ‘mano invisible’ como buen titiritero, mueve los hilos de la Justicia a sus anchas desde su lujosa mansión, en los cerros orientales de la capital.

Un plan contra Uribe, casi infalible, que fue maquinado en secretismo, con cautela, y con toda la pomposidad  que requiere tal objetivo, – derrotarlo políticamente, y tomarse el poder en el 22 –,  sus expectativas son elevadas, tanto, que ya abiertamente anuncian ‘Un Pacto Histórico por Colombia’ que apunta a la toma del poder durante décadas. A la instauración de un régimen de izquierda, maquillado con eufemismos. Aspiraciones, que sólo son posibles, debilitando por cualquier vía, al bastión de la derecha en Colombia; porque otros líderes, sabemos que están en peligrosos acuerdos con la izquierda. Frente a esto ‘Ojo con el 22’.

Sí, un plan casi infalible, porque muy pronto mostró dificultades en su ejecución. El ‘show jurídico’ se les cayó desde el primer momento; cuando escogieron a un criminal ordinario y  lo hicieron pasar por ex paramilitar para convertirlo en el testigo estrella. En cuanto más analizo el #ExpedienteUribe en SemanaTV, más me convenzo de que es un complot, que requiere de la articulación  de muchas fuerzas. No hay una prueba reina en contra del ex presidente, pero si, muchos intereses en juego, que desde los tiempos del reinado de la ‘mano invisible’ se han movilizado para aplastar a Uribe.

La primera jugadita, fue hacer declarar a la Magistrada Lombana, impedida, por haber figurado en las fuerzas militares, durante el Gobierno de Uribe; para entregarle  el caso a Reyes, amigo y ex compañero de trabajo de la esposa del acusador ‘Don Iván’, y que hasta ese momento, desconocíamos que se había enriquecido con ‘la paz’ de Santos, hoy enemigo acérrimo de Uribe. A esto la CSJ le llamó imparcialidad. De aquí, el itinerario de irregularidades es largo.  Las presiones ejercidas a los  togados eran tales, que se apresuraron a privar de la libertad a Uribe; tenían que dar resultados pronto, los enemigos que el ex presidente se había achacado durante más de veinte años de lucha por Colombia, se unieron en torno a un gran objetivo, lograr por vía jurídica, lo que políticamente jamás pudieron. Desprestigiarlo.

Su trofeo era lo impensable, ver a Uribe tras las rejas.  Para calmar a las hienas sedientas de venganza, los togados  construyeron  el ‘Auto’ más extenso e injustificado de la historia de Colombia,  1.554 paginas, para explicar, por qué el ex presidente Uribe quedaría bajo arresto domiciliario. Quieren verlo tras las rejas, y  de haber continuado el Caso en la Corte, este habría sido el resultado, sin dudas. Ahora la Justicia tiene una nueva oportunidad, para evaluar el caso de manera objetiva.

‘Don Iván’ siente miedo, ahora anuncia desesperadamente acciones internacionales frente al caso Uribe. Hoy se contradice, ya no le parece la Justicia Colombiana. Tiene razón en sentir miedo, porque el ‘show jurídico’  se les está cayendo a pedazos, y todos los esfuerzos por destruir a Uribe, tendrán un efecto bumerán, y al primero en impactar, será a él.