Duque: presidente del empleo la educación y la equidad.

Fabian Mendoza A.

@Fabianmendoza 

Duque: presidente del empleo la educación y la equidad. Columna de Fabian Mendoza A. Clic para tuitear

El 2018 cierra con broche de oro (aún si la extradición de cierto narco reincidente no se da), gracias a la baja de alias Guacho. A este importante logro de la política de seguridad “El que la hace la paga” se debe sumar que el presidente Iván Duque termina el año con una favorabilidad del 41.5 % de acuerdo a la última encuesta publicada hace 2 días por la empresa Guarumo Ecoanalítica y eso, comparado con las últimas encuestas conocidas con números por debajo del 30% puede ser producto de las recientes decisiones y resultados en diversos frentes.

Pero el contexto en el que se cosechan esos frutos no puede ser más adverso y por ende se hacen más meritorios. El presidente Iván Duque no ha escogido el camino de rosas de su antecesor. Ese camino empalagado que le permitía tener aplanadoras por partida doble, en el Congreso y en los grandes medios del país. La dupla perfecta para ambientar una coerción social que en la opinión pública se llevó por delante a cualquier persona que no aprobara sus medidas y erradas decisiones.

El presidente Iván Duque no ha escogido el camino de rosas de su antecesor. Ese camino empalagado que le permitía tener aplanadoras por partida doble, en el Congreso y en los grandes medios del país. Clic para tuitear

La denominada mermelada fue el combustible para el accionar del pasado gobierno, y hacía falta que alguien con determinación ética ocupara la Casa de Nariño, para que esa nefasta maña política fuera extirpada dolorosamente eso sí, del ADN de tanto politiquero, cuyo apoyo al gobierno pasado era esquivo a menos de contar con su dulce porción de jalea.

El camino de espinas que eligió Duque, le impedirá gobernar a lo fácil, como lo haría el famoso jugador de Poker durante 8 años, pero poco a poco le dará un estatus moral y ético que será imposible de negar por medios y algunos opinadores menos radicales.

Duque, luego de un compás de espera prudente, empieza a tomar decisiones claves, como el cambio de la cúpula militar el cual se da luego de 3 meses, en los que el gobierno pudo recibir de forma categórica el estado actual de la seguridad nacional. Cambiar una cúpula de forma inmediata le habría impedido al Ministro de Defensa empaparse de los valiosos pormenores. Además, Duque decide hacer el cambio con un protocolo enmarcado en el respeto a la cúpula saliente, no solo por una convicción profunda de agradecimiento hacía la fuerza pública, sino porque tal vez tiene certeza que  resultados que podían ser mejores, mucho mejores, eran consecuencia de una política de gobierno a la que, el Ejército de un estado democrático, solo podía acatar.

Sin mermelada como moneda de cambio, el gobierno de Iván Duque se fue por el camino tortuoso para avanzar sin compromisos malsanos, hacía la visión de país que fue elegida para regir los destinos de Colombia. Pero aún con tanto en contra, Duque llega al cierre de año con resultados contundentes, que permitirán un 2019 promisorio para diversas temáticas prioritarias.

El listado es simplemente para enmarcar, a pesar, y vale la pena repetirlo, a su decisión de no dar mermelada, y de un Congreso sin mayorías declaradas:

1. Acuerdo por la educación: Duque le entrega a la educación el mayor presupuesto que se le haya otorgado a ese rubro en la historia del país y, luego de negociar con los representantes estudiantiles le adiciona $4.5 billones para ser distribuidos en los próximos 4 años con la asignación de: $1,5 billones en el presupuesto de Regalías 2019-2020; $1,35 billones del rubro de inversión del Presupuesto General 2019; $300.000 millones de excedentes del sector cooperativo; $1,34 billones destinados a la base y distribuidos en incrementos de presupuesto del IPC+3,5% para 2019, IPC+4% en 2020, IPC+4,5% en 2021 e IPC+4,65% en 2022. Adicional a esto, el nuevo programa de apoyo a los estudiantes destacados y de bajo recursos, Generación E, que duplicará los beneficiarios del cuestionado Pilo Paga, sólo podría vislumbrar un año sobresaliente para le educación en 2019. Lamentable, hay que decirlo, la actitud falsaria de los estudiantes, que a pesar de estos ingentes esfuerzos, prometen más marchas el próximo año.

2. Ley de financiamiento:
 Duque a pesar de la polémica suscitada por la propuesta de IVA al resto de la canasta familiar (ya el 53% estaba gravada) logró recuperar su poder conciliatorio y rescata una ley de financiamiento negociada, pero de profundos ajustes, que buscan apoyar a las empresas, para estimular la generación de empleo sin tocar en mayor medida las clases baja y media. Ojalá la medida de regresar el IVA a los menos favorecidos pueda ser mejor ambientada el próximo año, ya que podrá ser un gran diferencial en política social.

3. Salario Mínimo: el incremento real del salario mínimo se convirtió en el mayor hecho por gobierno alguno en más de 20 años. Como si fuera poco Duque alcanza un acuerdo que logra concertar la cifra como nunca se había visto.

el incremento real del salario mínimo se convirtió en el mayor hecho por gobierno alguno en más de 20 años. Como si fuera poco Duque alcanza un acuerdo que logra concertar la cifra Clic para tuitear

A estos éxitos de corte histórico en verdad, así se empeñen algunos en tergiversarlos y demeritarlos, se suman otros no menos importantes y muy convenientes para el país como, la reforma política, la reforma a la salud, la Ley de Orden Público, el levantamiento a la reserva en la declaración de renta y la no conexidad del narcotráfico como delito político.

Finalmente, algo verdaderamente clave es la presión cada vez más fuerte que está ejerciendo el Gobierno sobre la JEP, exigiendo con acrecentada vehemencia que defina la situación de los criminales evadidos del proceso, forzando a esa Justicia a tomar determinaciones concretas sobre tan graves abusos de esos sí, verdaderos enemigos de la Paz.

La verdad, los votantes de Duque, tanto los que han tenido reparos y críticas, como los que hemos sido leales y esperado con calma el proceso de este nuevo y bien intencionado gobierno, podemos hoy tener más claridad y tranquilidad frente a como se desarrollará el 2019, pero igualmente, debemos estar alertas, no bajar la guardia, porque los que quieren desestabilizar e incendiar el país están envalentonados y con el ego más arriba que de costumbre.

Fabian Mendoza Alzate
Acerca de Fabian Mendoza Alzate 16 Articles
Publicista, Máster en Marketing Digital y Comercio Electrónico de la Universidad de Barcelona y la EAE Business School Apasionado por la transformación digital. Escribe en diferentes portales y blogs sobre temas como tecnología, redes sociales o educación, y cuando la ocasión lo amerita, de política.