El ánimo de la justicia II

Juan Camilo Vargas

El ánimo de la justicia II

@JuanCVargas98

El ánimo de la justicia II Columna de Juan Camilo Vargas @JuanCVargas98 Clic para tuitear

Hace algunos meses escribí una columna acerca del peligro que representaba una parcialización marcada dentro de la rama judicial en nuestro País. Embriagado por un sentimiento de decepción, de tajante preocupación y pensando en las consecuencias que trae el tener un sistema jurídico ideologizado y moldeado de manera uniforme para favorecer a la criminalidad, a la izquierda nacional y premiar al narcoterrorismo rampante que ha hecho de las suyas en Colombia.

Cuando las decisiones están tan viciadas que se perciben los fallos antes de que sean oficiales, algo va mal con la justicia que sentencia con hemiplejía moral, pues cierra un ojo para ver el mundo sólo con el otro, perdiendo la visión y quedando ciega ante otra forma de percibir las cosas sin hacer la distinción entre lo político y lo jurídico.

 

Hoy miro hacia atrás y me doy cuenta de que la interpretación de la ley no puede seguir siendo tan arbitraria e ideologizada Clic para tuitear

En mi primera columna con respecto a este tema, salieron a relucir decisiones de las Altas Cortes que pareciesen sacadas de una historia de fantasía, así como sus disposiciones contra aquellos que se atrevieron a cuestionar su omnipotencia. Hoy miro hacia atrás y me doy cuenta de que la interpretación de la ley no puede seguir siendo tan arbitraria e ideologizada, no hay sentido alguno en sentencias que se asemejan más a la ironía que a la realidad y ponen en absoluta duda la credibilidad de los ciudadanos en lo que deberían los torreones jurídicos de la democracia.

Premiar bandidos, dejar crímenes en la impunidad, permitir que no le suceda nada a los mayores asesinos que Colombia ha tenido y pisotear la memoria de pequeños jóvenes, niños y niñas, realmente deja mucho que pensar con respecto a la simpatía de nosotros, los ciudadanos de esta República, con un concierto de la degeneración en donde se subastan fallos y sentencias al mejor postor siempre y cuando no prime la ideología barata que logró infiltrar la izquierda nacional.

No es secreto que la combinación de todas las formas de lucha ha venido garantizándole triunfos a la izquierda fratricida en las últimas décadas. Al darse cuenta de su simplona y perdida guerra militar, emprendieron el camino de la lucha judicial, política, comunicación y trasbordo ideológico. Esta estrategia a largo plazo para extender la doctrina marxista-leninista en los ciudadanos de manera subrepticia y acantonada les ha permitido vencer en una lucha que la democracia y la institucionalidad no han sabido responder, limitándose a la preparación para la lucha militar en campo abierto.

No es secreto que la combinación de todas las formas de lucha ha venido garantizándole triunfos a la izquierda fratricida en las últimas décadas. Clic para tuitear

Esa lucha ya pasó a otro plano, el adoctrinamiento comunista es lo que más preocupa a quienes nos creemos portadores de un conjunto de valores y este nuevo combate requerirá de más vigor que aquel entregado por nuestros héroes en las trincheras.

Es decir que esta situación jurídica no sólo obedece a un grupo de magistrados zánganos y desalmados que parecen guiar sus decisiones por el desorden del azar, y no por el bien común o el principio básico de dar a cada quien lo que le corresponde, por el contrario, es sólo una pequeña demostración de lo que se ha venido denunciando por décadas con respecto a las nuevas formas de lucha empleadas por los bolcheviques. Una justicia viciada y politizada sólo puede recordarme los sesgos y la frialdad de la Gestapo o la KGB. Quiero creer que ese no será nuestro rumbo y que podremos emprender un camino hacia una verdadera Justicia con prestigio incesante.

Una justicia viciada y politizada sólo puede recordarme los sesgos y la frialdad de la Gestapo o la KGB. Clic para tuitear

Urge en nuestra Patria una profunda reforma a la Justicia, quizá no a la reducción de Cortes o algo que obedezca a esa línea de pensamiento, pero posiblemente sí pueda ser alguna que favorezca totalmente la pluralidad ideológica y la imparcialidad en las personas que deben impartir el orden y regir nuestros designios jurídicos de mayor valor nacional. Si nos unimos, nadie podrá pararnos, lo cierto es que estas cortes serviles y amigas de Gramsci y Rosa de Luxemburgo no pueden seguir haciendo de las suyas a costa de nuestro erario.

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 474 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo