El Futuro es de Todos

Gabriel Velasco Ocampo

El Futuro es de Todos

@gabrieljvelasco

El Futuro es de Todos Columna de Gabriel Velasco Ocampo Clic para tuitear

No siendo suficiente la mala fama que nos ganamos quienes aspiramos a representar a la ciudadanía, solo por el hecho de participar, la bienvenida para los que somos primíparos en la política es brusca.

Yo daba por sentado que la discusión pública se enmarcaría en las ideas, conceptos y propuestas, que ilustren las diferentes posturas para que los ciudadanos elijan quienes mejor los interpreten. Tristemente estaba equivocado. Sin embargo, reconozco la altura en la diferencia, con la que mis colegas de oficio han afrontado la discusión en los foros, debates y medios donde he sido invitado a discutir. Pero no puedo decir lo mismo de los seguidores y/o activistas en las redes sociales. Los improperios son la constante. El más suave es corrupto; el cual es fácil de asimilar para alguien que en su vida se le ha llevado nada a nadie. A mi pobre vieja le dan muy duro y ese, con el tiempo y después de leerlo y a veces oírlo tanto, empieza a tallar.

Lo que desilusiona un poco no son los insultos, sino también están los engaños e intrigas. Las falsas noticias y las mentiras son el pan de cada día y es la estrategia más utilizada y eficaz para atacarte. Pero si por los contradictores llueve, con algunos copartidarios no escampa. Las agendas e intereses son ocultos y las cartas rara vez te las muestran. Son pocos pero, de que los hay los hay.

A mi todo el mundo me había dicho que el cambio de vida era total. Lo intuía, pero uno lo tiene que vivir en carne propia para entenderlo. Tienes muy poco tiempo real disponible y sobre todo en campaña. Ya llevo más de 10 meses en estas. Corrupto no he sido y le ruego a Dios nunca serlo; pero sí que le he robado tiempo a mi familia por andar en estas. Los hijos y más cuando están pequeños te lo reclaman. Mi hija haciendo una tarea sobre la familia le pregunto a mi esposa: “Mami, ¿será que para mi papá, eso de la política es más importante que la familia?”. Eso es muy duro oírlo. Por otro lado y por bonito, estable y amoroso que sea tu matrimonio, la falta de tiempo pasa factura. Al final, ha sido mi caso, mi esposa siempre me ha apoyado, ha sido absolutamente incondicional, pero no es fácil ni para ella ni para mi.

A mi todo el mundo me ha había dicho que los políticos no trabajaban. Y como les acabo de contar, el trabajo es duro y el tiempo definitivamente no alcanza. El desgaste energético es importante y agotador; cada vez que hablas con alguien das todo lo que tienes para intentar convencerlo. Eso lo haces todos los días muchas, demasiadas veces. La responsabilidad es muy grande, está todo en juego. Tu carrera, pero a veces la de otro cuando eres el vocero y uno de los influenciadores de un candidato. Cada vez que hablas debes ser sumamente cuidadoso. Los tiempos cambian y hoy en todo lugar donde estás te están grabando y en segundos se puede hacer viral, tu falta de conocimiento, una mala declaración o una imprudencia. No hay preguntas chimbas, pero si respuestas chimbas.

Me imagino que leyendo esta columna  ustedes se preguntarán si esto es así, ¿por qué seguís en esto? La respuesta es sencilla y puede ser ingenua: a los que nos sale del alma y no perseguimos interés económico alguno, nos dedicamos al servicio público para poder construir un mejor país. Es una vocación que no tiene explicación lógica ni racional.

A los que nos sale del alma y no perseguimos interés económico alguno, nos dedicamos al servicio público para poder construir un mejor país. Clic para tuitear

Cuando me fui a graduar del colegio todos ponemos una cita en el anuario. La mía fue de John F. Kennedy : “No es lo que tu país puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer por tu país.”

Pero Párenle-Bolas, que lo verdaderamente relevante no es por qué yo estoy en esto. Lo verdaderamente importante es que todos podemos hacer algo por este país. Tu haces patria cuando levantas una familia con principios, valores y dentro del respeto. Haces patria cuando trabajas con amor. Haces patria cuando creas una empresa y generas empleo. Haces patria cuando te informas y participas en las discusiones cotidianas sobre el país. Pero puedes ir un poco más allá, comprometiéndote más con lo que pasa. Haces patria al denunciar a los bandidos. Haces patria al fortalecer las instituciones, el Estado de derecho y la democracia. Haces patria al ayudar activamente a promulgar las ideas y propuestas con las cuales eres afín. Haces patria haciendo seguimiento a nuestra labor y exigiéndonos resultados. Haces patria saliendo a votar y no dejando que unos pocos decidan por ti.

Tengan presente siempre que si uno no se mete con la política, la política se mete con uno. Clic para tuitear

Señoras y señores, ojo que el futuro del país más que en los políticos, está en las manos de todos. Volvamos a demostrar de nuevo que el poder no lo tienen las clientelas políticas sino las convicciones y la opinión ciudadana. No nos crucemos de brazo cuando estamos a punto de tomar una de las decisiones más importantes. Tengan presente siempre que si uno no se mete con la política, la política se mete con uno.

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 360 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo