Mensaje contundente al mundo y a la Nación, de que debemos persistir no sólo por la reconciliación de los colombianos, sino también por recuperar escenarios más propicios de inversión y de confianza. Clic para tuitear

 

Debo confesar que me ha generado una grata impresión los primeros movimientos del presidente electo Gustavo Petro, para lograr consensos en torno a un gran Acuerdo Nacional por la Paz, la Justicia Social y el Medio Ambiente, que vincule a las distintas fuerzas políticas, sociales y empresariales del país, el cual genera una mirada diferente, ante lo que hasta hace algunas semanas era de zozobra y de desconfianza respecto a un supuesto gobierno de izquierda, revanchista y de elevadas cargas emocionales, según varios de sus oponentes.

Hasta ahora se ha visto todo lo contrario en los pronunciamientos conocidos, además el tener los canales de comunicación abiertos con sectores antagonistas, permite que partidos que no acompañaron su campaña presidencial hayan decidido declararse organizaciones de gobierno, como hasta ahora lo han hecho el Partido de la U, el Liberalismo y Conservatismo, quienes pudieron declararse como independientes o de oposición. Esto le permite al presidente Petro no sólo asegurar las mayorías del Congreso, sino también algo fundamental, propiciar una discusión profunda sobre cada reforma para generar los cambios propuestos en sus propósitos de gobierno, que le terminarán ayudando muchísimo en términos de gobernabilidad, más cuando es claro que se ha ganado con un estrecho margen.

En el partido Cambio Radical, que no tuvo postura oficial ni para la primera ni para la segunda vuelta presidencial, con opiniones encontradas de varios de sus integrantes y con la decisión del líder natural, Germán Vargas Lleras, de no participar, vemos ahora en su columna de opinión de este fin de semana, una narrativa coincidente y propositiva frente al acuerdo propuesto por el presidente electo, que además determina el trasegar de su vida pública en los últimos años, trabajando con varios de los propósitos enunciados por Gustavo Petro.

En mi caso particular, creo que como bancada aportaremos en la discusión y aprobación de muchas de las leyes que ampararán los cambios que el país exige y reclama, sin duda en mucho coincidiremos, es salvaguardar los intereses de los distintos sectores, así le permite, que el gran acuerdo del presidente electo, a un partido como Cambio Radical pueda ayudar a sopesar la necesaria inversión social que ayude a tantos colombianos que hoy sienten angustia por la inclemencia de la pobreza, con el fortalecimiento del sector productivo, particularmente a la pequeña y mediana empresa, además de garantizar la inversión a obras de suma importancia en materia de competitividad y modernización.

Totalmente convencido que debemos seguir trabajando por la construcción de la Paz de Colombia, aplaudo la designación de Álvaro Leyva como Canciller, mensaje contundente al mundo y a la Nación, de que debemos persistir no sólo por la reconciliación de los colombianos, sino también por recuperar escenarios más propicios de inversión y de confianza. Los caucanos como nadie sabemos los altos costos que nos ha impuesto la guerra, tanto en materia de víctimas como de empobrecimiento y en mi caso, estaré como siempre lo he hecho, haciendo mi mejor esfuerzo, dispuesto a trabajar con las diferentes expresiones políticas, sociales e institucionales del departamento, para aportar en todos los temas que haya lugar para la implementación del proceso de paz, que se reoriente el rumbo de inversión, la justicia social, la legalidad y productividad en favor de un vida más amable para caucanas y caucanos.

Oscar Campo
+ posts

*Oscar Campo*

Ingeniero Civil de la Universidad del Cauca, con estudios de posgrado en Gerencia de Proyectos e Ingeniería Sanitaria en las Universidades del Cauca y del Valle, respectivamente.Cuenta con una amplia y exitosa trayectoria como servidor público, destacando su función como Secretario de Infraestructura del Municipio de Popayán y del Departamento del Cauca.

Fue elegido como Gobernador del Cauca para el período 2016-2019, donde ejecutó el Plan Departamental de Desarrollo “Cauca, Territorio de Paz”, cuyas experiencias exitosas le merecieron importantes reconocimientos a nivel nacional, siendo reconocido como el Mejor Gobernador del país para la vigencia 2016-2019.

Gracias a su experiencia y reconocimiento en el trabajo ejecutado como servidor público, fue elegido como representante a la cámara del departamento del Cauca por el partido Cambio Radical para la actual vigencia legislativa.