¿Por qué en 2 años de interinato seguimos igual que antes o hasta peor? Clic para tuitear

Desgraciadamente debo comenzar mi artículo mencionando un sarcasmo “humor negro” de un gran humorista venezolano, George Harris,

«Al maestro Jesús le enviaron una hallaca piche, por eso es que la tiene agarrada con los venezolanos».

Después de la pitoreta causada por Nikita Kruschov al presidente número 35 de los EEUU John F. Kennedy, ocasionando la tragedia de Bahía de cochinos en el año 1961, donde miles de valientes patriotas cubanos fueron abandonados, trágica suerte, el gobierno norteamericano quiso remendar el capote otorgándole con una ley “Pies secos, pies mojados”; traduciéndose en beneficios migratorios sin precedentes a los ciudadanos cubanos que pisaran territorio estadounidense, hasta les permitieron formar un gobierno interino en territorio norteamericano, dicho interinato no llegó a nada bueno, o casi nada, se beneficiaron unos pocos ($) con la tragedia de muchos…

Cualquier parecido con la realidad actual de Venezuela es mera coincidencia…

Siguiendo con estos hechos históricos y que nada ocurre por casualidad, los invito sin compromiso alguno a que me acompañen en mi tortuoso análisis de nuestra situación sociopolítica:

Veamos, el señor Guaidó lleva 2 años al frente del gobierno interino apoyado por más de 50 países, encabezado por EEUU; todo comenzó por el apoyo incondicional del expresidente Donald Trump, causando una reacción en cadena a favor del interinato del señor Guaidó; me imagino que yo como muchos de ustedes tenemos un torbellino de preguntas sin respuestas lógicas aparentes, quisiera traer a colación algunas de ellas, si me lo permiten.

Escudriñado en mi intelecto maltrecho pesqué la primera:

– ¿Cómo logró la camarilla que titiritea a Guaidó engañar a mister Trump?

– Yo tengo mi respuesta muy coloquial, le dijeron al novio (Donald) que su novia (Juan) estaba preñada y casi a punto de parir, al novio no le quedó de otra que organizar la fiesta botando la casa por la ventana, en el mero-mero ni tan boleto, ni tan ranchero del congreso de EEUU “Discurso del estado de la Unión”, pero… y lamentablemente poco tiempo después el novio se dio cuenta que la novia no estaba preñada, no le quedó de otra que seguir con ella para evitar los bochornosos acontecimientos venideros.

Les dejo la interpretación de esta, mi parábola a su libre albedrío, pero es que allí comenzó todo.

Ahí va la otra pregunta:

– ¿Por qué en 2 años de interinato seguimos igual que antes o hasta peor?

– Los titiriteros que mueven los hilos de la marioneta Guaidó, la han hecho bailar al son de sus intereses económicos, sin importarles las catastróficas consecuencias socioeconómicas para los venezolanos de a pie, ellos “los titiriteros” se han aprovechado del limitado para no aseverar casi nulo intelecto del señor Guaidó, llevándolo como cordero al matadero, gracias en parte a sus cantinfladas declaraciones públicas que ni el mismo Guaidó entiende, mucho menos nosotros.

Bueno… desgraciadamente se me acabaron los caracteres de mi artículo para seguir con más preguntas, pero les prometo que habrá una segunda parte, si ustedes me lo permiten.

Sin embargo no puedo finalizar sin antes mencionar que; entre los narcos genocidas y los interinos no hay una gran diferencia, los primeros roban, trafican, asesinan y secuestran impunemente, bajo la mirada complaciente de la ONU 🇺🇳, los segundos “Interinos” les suministran a los narcos genocidas sus incautos seguidores, para que sean asesinados en las manifestaciones, secuestrados y torturados para el “mea culpa” mediático que los mantienen en el interminable interinato para seguir saqueando a Venezuela.

La historia siempre se repite, y sí, Cuba es Venezuela o viceversa… al final solo se benefician los jerarcas genocidas y sus ¿líderes?… opositores, eso sí, hasta que el pueblo despierte y reaccione.

Un gran abrazo para todos.

Salvatore Lucchese
Web | + posts

Abogado Cum Laude. Católico, Apostólico, Romano, profundamente Mariano. Diestro! Columnista

Comparte en Redes Sociales