El libre consumo de drogas

Cecilio José Contreras G

@Ceciliojosecont 

El libre consumo de drogas Columna de Cecilio José Contreras Clic para tuitear

Con la decisión de declarar inexequibles apartes de los artículos  33 y 140 del código de policía que prohibían el consumo de drogas y alcohol en  lugares abiertos y de recreación, la corte constitucional dio vía  libre para que los drogadictos  y alcohólicos se adueñen de los parques de Colombia gracias a la interpretación amañada del artículo  16 de la constitución nacional.

Es cierto que el Artículo 16 de nuestra Constitución  habla  del libre desarrollo de la personalidad pero a este desarrollo  el mismo artículo le da una limitante, “…sin más limitaciones que las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico”. Pero esta segunda parte del artículo no lo dicen, puesto que no les permitiría  distorsionar el concepto que le dieron al libre desarrollo  de la personalidad, como es el libre consumo de drogas, imponiendo el “derecho de fumarse un porro» por encima de los derechos del niño. El exabrupto jurídico que cometen estos magistrados  es  de tal magnitud que no buscan si quiera que el consumidor de drogas sea trasladado a otro lugar por un agente de policía  para que se pueda proteger el entorno familiar que hay en un parque, sino que le quita todo tipo de herramientas  a los policías y permiten que un ambiente  de recreación se convierta una olla de consumo y venta de drogas y alcohol.

Desde el primer momento en que los magistrados  de la corte constitucional se inventaron que drogarse hace parte del derecho al libre desarrollo  de la persona, se incentivó está conducta que no es delictiva pero tampoco es normal. Es una enfermedad y por lo tanto se debe legislar de forma preventiva para que nuestros niños no caigan en este abismo.

El momento en que los magistrados de la corte constitucional se inventaron que drogarse hace parte del derecho al libre desarrollo de la persona, se incentivó está conducta que no es delictiva, Clic para tuitear

Pero el problema del consumo de drogas ligado al libre desarrollo  de la personalidad va más allá  de una distorsión  conceptual y es que detrás de esto hay una cadena delictiva robusteciendo el negocio más lucrativo y dañino que hay en el mundo como es el narcotráfico. Es imposible enfrentar el narcotráfico cuando son nuestras cortes las que hacen todo para protegerlo como cuando volvieron el narcotráfico  delito conexo  al delito político  y cuando prohibieron la fumigación  con glifosato. Ahora se inventan el derecho de fumarse un porro y de emborracharse en los parques.

La corte constitucional dejó de ser la guardiana de la constitución  para convertir  en la guardiana del narcotráfico.

La corte constitucional dejó de ser la guardiana de la constitución para convertir en la guardiana del narcotráfico. Clic para tuitear