El Negocio Azaroso de las Furcias Escribientes en la Mancebía de la Redacción Complaciente

SALVATORE LUCCHESE

Salvatore Lucchese

@sllucchese

El Negocio Azaroso de las Furcias Escribientes en la Mancebía de la Redacción Complaciente Columna de Salvatore Lucchese Clic para tuitear

La escasez de la tan anhelada moral y ética del periodismo de hoy en día me hace volar en los brazos de Morfeo para no añorar aquellos días cuando los periodistas desenvainaban valientemente en sus líneas de tinta legible y con sus voces altaneras el arma más poderosa de su intrínseca profesión “La Imparcialidad Elocuente”, me pregunto, ¿que habrá pasado en estos últimos 20 años?, acaso habrá ocurrido una metamorfosis en el intelecto de estos valientes defensores de la ecuanimidad de los hechos?, o acaso se convirtieron en atemorizadas furcias de los proxenetas de las mancebías del socialismo destructor de la dignidad humana?.

Engañosos como víboras rastreras en el jardín del edén, solo comparten con ellas las migajas de la inmensa fortuna saqueada de las arcas del estado que corresponde por ley para el beneficio socioeconómico del proletariado.
Hoy en día tenemos herramientas poderosas como la redes sociales, para contrarrestar la espuria información que con ella pretenden manipular a los más jóvenes que se dejan llevar por el romanticismo ponzoñoso del socialismo del siglo XXI, ni debemos ni podemos permitir que nuestros jóvenes por su ímpetu rebelde y por la naturaleza de su endeble edad, dejarlos consumir por el abrazador calor de las tentadoras llamas de una ideología fracasada en el tiempo, pretendiendo hacerla renacer manipulando los hechos aberrantes de miseria, odio y muerte para convertirlos en sueños de igualdad y progreso con un solo fin, alcanzar el poder “democráticamente” por medio de los votos en las urnas, para luego convertirla en una Autocracia; el mejor ejemplo de esta calamidad en mi tierra fue Chávez.

Engañosos como víboras rastreras en el jardín del edén, solo comparten con ellas las migajas de la inmensa fortuna saqueada de las arcas del estado que corresponde por ley para el beneficio socioeconómico del… Clic para tuitear

Me permito traer a colación este hermoso de muchos poemas que escribió en los años 80 un gran amigo, Yofre Frangieh Yasmin, en su magistral libro “Que hay Debajo del Sol”: “No sé si son las llamas las que sienten el placer de devorar y consumir a las secas leñas, o son las leñas quienes disfrutan del calor con que el fuego las abrasa. Pero sí sé que la una acabará con sí misma destruyendo a la otra”.
“Mea Culpa” para mañana es tarde.
No puedo despedirme sin antes agradecer a esta mi nueva familia “Los Bodegueros URIBISTAS”, en especial a Ani y Luisa, Grazie mille!.