El Oriente de Caldas necesita representatividad Política en la asamblea departamental con mujeres como Fabiola Valenzuela.

J. SEBASTIÁN GUTIÉRREZ HERRÁN

@SebastianGutih1

El Oriente de Caldas necesita representatividad Política en la asamblea departamental con mujeres como Fabiola Valenzuela. Columna de Juan Sebastian Gutiérrez Herrán Clic para tuitear

Cuando era niño, lo que más me gustaba era sentarme a escuchar hablar a mi abuelo en las tardes después de salir de la escuela, mi mayor “Hobbie” era tomar asiento y escuchar múltiples historias de mi Abuelo Flaminio Herrán Pérez; hablaba de muchos temas, de todo un poco, entre sus viejas labores en el ejército y la policía al igual que de películas, futbol y su mayor tema, la Política. Variados personajes de diferentes procedencias pasaban por la casa de él, que tuvo muchos años como locación un bello lugar en el oriente de Caldas, en el parque principal del municipio de Victoria, como bien lo decía al oriente del departamento Caldas.

Muchas de esas amistades se habían cultivado durante años, viejos amigos de Marquetalia, Samaná, Pensilvania, pasaban por su casa de dos plantas, adornada con un enorme balcón lleno de plantas. Uno de sus grandes amigos era Don Alberto Valenzuela, Hombre de constitución delgada, alto, bigote abultado y un carisma innato de los hombres de vieja data, de los que hoy por hoy son escasos. Decía mi abuelo que era uno de sus más grandes amigos, durante décadas le conocía de las faenas del campo, amadrinando caballos entre otros asuntos de esa índole. Ese señor Alberto Valenzuela pasaba horas y horas en casa hablando de Política, y a pesar de las fuertes diferencias que tenía con mi abuelo en ese ámbito de la política, se la iban muy bien y siempre al calor del debate fui aprendiendo el valor real de la democracia.

Eran esos años calurosos de 1997-98, tardes tortuosas que se cruzaban en destellos naranjas y amarillos sobre el cielo, mientras iba creciendo veía como aquel hombre al que mi abuelo llamaba “Flechas” , iba cada vez de manera más constante hacer visita y a discutir sus temas favoritos, pronto dimensionaría conceptos básicos como ser Liberal (como el viejo Flechas) o ser conservador (como mi Abuelo), con los años conocería de frente a personajes significativos regionalmente del talante de Víctor Renán Barco y Omar Yepes Álzate , también logre apreciar en frente a mis ojos años más tarde discursos de Álvaro Uribe Vélez, Andrés Uriel Gallego, y Carlos Gaviria Díaz. Lo anterior sólo como letras sustanciales al calor de una simple historia cargada de nostalgia y anecdotarios que hacen prefacio al tema central por la cual va encaminada esta columna.

La importancia de una Mujer como Fabiola Valenzuela en la Política.

Curiosamente cuando se manipula el arte de escribir para opinar, el arte de amancebar las letras, se van cruzando historias entre los dedos y se terminan detonando ideas que se entre cruzan, Pues bien este caso no es la excepción, la Hija de ese Gran amigo de mi abuelo es la Señora Fabiola Valenzuela Henao, mujer férrea en sus labores políticas, hecha a pulso entre sus convicciones y sus ideas. Dama abnegada y luchadora de mil batallas no solo en las arenas de la vida política sino también en su vida personal, profesional y familiar.

No seré yo la persona que más propiedad tenga para hablar en términos políticos de la necesidad innata de una mujer como ella en la asamblea departamental de nuestro hermoso departamento, pero como ciudadano que paralelamente la conoce someramente puedo afirmar que su personalidad empalma a cabalidad con lo que necesita las tierras que amo, es una conjetura simple que hago en mis intrínsecas concepciones políticas y territorios, la premisa acá es simple, amar la tierra que te vio nacer y luchar por ella, así de simple. Eso lo noto en una mujer como Fabiola Valenzuela Henao, conocí como anteriormente lo decía a su Padre, gran hombre de firmes convicciones democráticas y amplio amor por su tierra.

La importancia de tener una mujer como Fabiolita en la asamblea departamental radica básicamente en una voz conocida por todos y que representaría muchas mujeres, y ciudadanos en general no solo del oriente de caldas, sino también de rincones del departamento muchas veces olvidados por las administraciones centralizadas en Manizales, la capital de nuestro departamento. Cabe anexar que estas letras no tienen más finalidad que hacer un apartado no en las colosales maquinarias políticas tradicionales, sino más bien un escrito voluntario con carácter ciudadano y muy personal a mis convicciones políticas, la invitación es entonces para que votemos este próximo 27 de octubre por Fabiola Valenzuela a la Asamblea departamental de caldas, inscrita con el número 62.

Estas letras no tienen más finalidad que hacer un apartado no en las colosales maquinarias políticas tradicionales, sino más bien un escrito voluntario con carácter ciudadano y muy personal a mis convicciones Clic para tuitear
J Sebastian Gutierrez Herran
Acerca de J Sebastian Gutierrez Herran 47 Articles
Padre de Viko, nieto de Flaminio Herrán. Caldense por fortuna de Dios; Padre Manizaleño y Madre del oriente de Caldas. Coaching en Trabajador Social empresarial y organizacional. Tres años de experiencia laboral en el sector privado y un año en proyectos del sector público. Aficionado amateur de la filosofía-política, la Historia, la sociología el Derecho. Me gusta el cine clásico de John Wayne, Ford y Clint Eastwood. Amante de la música de Vikernes, Piazzolla y Antonio Aguilar.