El Presidente de los niños

CÉSAR AUGUSTO BETANCOURT RESTREPO

Columnista

@C88Caesar 

El Presidente de los niños Columna de César Augusto Betancourt Restrepo Clic para tuitear

Columnista

Al Presidente Iván Duque se le ha criticado mucho por no tener una bandera clara en el ejercicio del poder, así como hiciera Santos con el tema de la paz (que resultó más bien un trapo) o Uribe con el de la Seguridad Democrática.

Esta falta de claridad en el mensaje radica en que Duque ha tenido que abarcar múltiples frentes con logros significativos, todos de gran importancia, pero terminan siendo tantos, que la opinión pública se confunde sobre cuál es el propósito de su gestión como dirigente, y ante la aprobación de los colombianos, esa gestión se diluye, se vuelve gaseosa. Además, las comunicaciones de todos esos resultados, por positivos que sean, no apuntan al mismo mensaje.

Ha faltado una correcta administración de la comunicación, ya que hoy pareciera no tener un norte claro.

Esta falta de claridad en el mensaje radica en que Duque ha tenido que abarcar múltiples frentes con logros significativos, todos de gran importancia, pero terminan siendo tantos, que la opinión pública se confunde Clic para tuitear

En esto hay que ser riguroso y hasta dogmático. Existen teorías de la comunicación y reglas de la propaganda que nos demuestran que al elegir un tema único (un mensaje único), la difusión y orquestación es más sencilla, generando así más aceptación de la gestión, del personaje y de sus políticas. En otras palabras, una buena comunicación genera gobernabilidad.

La pregunta del millón es entonces ¿Cuál es la bandera de Duque?

A raíz del análisis de las intervenciones y discursos del actual mandatario, creo que esa bandera es el de la niñez, y creo que en la Casa de Nariño aún no se dan cuenta.

A raíz del análisis de las intervenciones y discursos del actual mandatario, creo que esa bandera es el de la niñez, y creo que en la Casa de Nariño aún no se dan cuenta. Clic para tuitear

Desde que Duque estuvo en campaña y durante su primer año dirigiendo al país, los colombianos hemos sido testigos de la vehemente defensa que el mandatario ha hecho en favor de los niños, impulsando y abriendo el debate sobre la cadena perpetua para violadores-asesinos de menores, así como el lanzamiento de la Alianza Nacional Contra la Violencia hacia las Niñas, Niños y Adolescentes.

Estas grandes apuestas del Gobierno Nacional se lanzan en un momento en que la violencia contra las menores se ha exacerbado, generando una gran sensibilidad en el país, pero a la vez exigiendo respuestas por parte de las entidades para frenar los delitos contra nuestros niños.

Sin darse cuenta, el Presidente Duque está izando las banderas de la niñez, del futuro… esperemos que su equipo de prensa y comunicaciones lo apoyen en esta gestión, porque de lo contrario, no solo fracasará la agenda en defensa de los menores de edad, sino que se perderá una oportunidad para unir al país en un objetivo común.

PD: Juguemos a los silogismos.

Premisa 1: El futuro es de todos.

Premisa 2: El futuro de un país es su niñez, es decir, la niñez es el futuro de Colombia.

Conclusión: La niñez es de todos.

Ergo, el mensaje es: El futuro de Colombia es su niñez y todos somos responsables de proteger nuestro futuro. La protección de los niños en el país no admite polarización sino el trabajo articulado de toda la sociedad en pro de su bienestar, que es el bienestar de todos.

César Augusto Betancourt Restrepo
Acerca de César Augusto Betancourt Restrepo 44 Articles
Soy Profesional en Comunicación y Relaciones Corporativas, Máster en Comunicación Política y Empresarial. Cordovista hasta los tuétanos, ciclista amateur enamorado de Medellín y admirador de Oscar Wilde, Freddy Mercury y Salvador Dalí. Escribo con alma, vida y sombrero. #DogLover #MejorEnBici