El próximo 21 de noviembre, sabremos para donde va el país

Fernando Orjuela Galeano

@PoliticaPuntual 

El próximo 21 de noviembre, sabremos para donde va el país Columna de Fernando Orjuela Galeano Clic para tuitear

Sin duda alguna los que quieren desestabilizar el país tienen todas las condiciones para poder lograrlo y el escenario puede ser el próximo 21 de noviembre, con el paro nacional convocado por la izquierda, las centrales obreras y fecode entre otros. Las autoridades colombianas ya están advertidas y el escenario internacional latinoamericano coadyuva de manera decidida y obligada a tener una referencia clara de lo que puede pasar en nuestro país. No hay excusa de ningún tipo por parte del estado y de todas las autoridades del orden nacional, regional y local para poder actuar, de manera decidida, precavida y planeada en defensa de la honra y la protección de los bienes públicos y privados de todos los colombianos. Es un derecho constitucional que tiene que ejercerse de manera eficaz y eficiente, hoy mas que nunca. La inteligencia de nuestras fuerzas armadas y de policía están a prueba. 

En la presidencia de Iván Duque cada dos días se ha realizado una protesta social y ya van mas de 220 movilizaciones en los 452 días de su administración. Los sindicatos, (Fecode) la Federación Colombiana de Educadores, los estudiantes, los cafeteros, las mingas indígenas, los taxistas, los que protegen el medio ambiente, los transportadores de carga, incluso los que marchan por la vida y los que tienen objeciones con la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), han podido protestar sin ningún inconveniente y haciendo uso de su derecho constitucional. La capacidad democrática para poder protestar en Colombia sin ningún problema esta probada y de eso se puede vanagloriar el presidente, si es que eso es lo que le preocupa.

En la presidencia de Iván Duque cada dos días se ha realizado una protesta social y ya van mas de 220 movilizaciones en los 452 días de su administración. Clic para tuitear

La gota que rebozó el vaso en las protestas ya se hizo presente, se hizo normal y es parte del panorama en Colombia, el vandalismo y los desmanes inaceptables e intrínsecos en las marchas son hoy el objeto de las mismas. Los argumentos de citación a las movilizaciones son cosa del pasado y ya no tienen importancia alguna. Para la educación el presidente aumento su presupuesto en 4,5 billones y siguen y siguen las protestas, lo mismo paso con los indígenas y continua solo el animo de generar anarquía por doquier. La geopolítica esta haciendo de las suyas y su papel es estratégico. Maduro y su régimen desde Venezuela, respaldado por el Foro de São Paulo, se vanagloria de los resultados de su manipulación en las protestas en Ecuador y en Chile. Los resultados electorales en Argentina eligiendo a su verdugo como muestra patética del sadomasoquismo politiquero en su máxima expresión, son muy dicientes y peligrosos. La protesta también vandálica en Chile argumentando sus causas en el neoliberalismo extremo, de gran contenido y sustento social, empieza a tener mucha fuerza para grandes cambios constitucionales e institucionales en ese país y puede ser excusa perfecta también para otros países de Latinoamérica, incluyendo el nuestro. En Colombia se suma al vandalismo, la fuerza que esta tomando de nuevo la guerrilla, que no contenta con lo que logro en los poco consistentes acuerdos de Paz, se refugia de nuevo en su lucrativo negocio del narcotráfico, de la minería ilegal, de la extorsión, del reclutamiento de menores, en los crímenes de lesa humanidad en lo que son expertos y en su alcance internacional teniendo como socio comercial y político al régimen de Nicolás Maduro. El narcoterrorismo ya tumbo al ministro de la defensa de Colombia, respaldado por su bastión en el congreso. El ELN consolida su territorio y también hace de las suyas en el hermano país. Muchas ONG colombianas financiadas y subsidiadas con recursos internacionales bajo claros lineamientos ideológicos de Izquierda, ideología de genero, legalización de la droga, aborto etc., son claros manipuladores de la opinión publica en Colombia, con el poder multinacional de George Soros detrás del telón. Como si esto fuera poco, los carteles mexicanos de la droga se reparten las regiones productoras de coca del país imponiendo su ley. 

Este queramos aceptarlo o no y sin ser mas específicos, es el panorama político y social que toca y vive nuestro país y a eso nos enfrentamos.

Las condiciones están dadas para que cualquier cosa pueda pasar, envalentonar a la juventud poco estructurada y resentida con todos los argumentos anteriores mal interpretados o no, es muy fácil. Los milicianos están esperando cualquier oportunidad para participar infiltrados. 

Lo único que contrarresta cualquier acción desafortunada es la autoridad, es el orden, es el respeto y la acción decidida de la institucionalidad, es la justicia ejercida con contundencia y está en el ejecutivo ejercer todo su poder constitucional, cuyas herramientas por lo demás son muy  importantes en el escenario democrático. Un buen ejemplo de autoridad lo está demostrando Jair Bolsonaro en Brasil. 

El próximo 21 de Noviembre de 2019 conoceremos y dejaremos claro cuál es el panorama futuro de nuestro país. 

En sus manos presidente Duque esta toda la responsabilidad como comandante en jefe de las fuerzas militares y de policía de neutralizar cualquier acción que pueda desestabilizar la democracia mas antigua de latinoamericana. De usted depende la viabilidad del país. Es hora de demostrar su talante, su carácter, su capacidad como gobernante y como estadista. Es hora de pasar del diagnóstico a la acción sin temor a equivocarse y si lo hace lo respaldaremos.

De usted depende la viabilidad del país. Es hora de demostrar su talante, su carácter, su capacidad como gobernante y como estadista. Es hora de pasar del diagnóstico a la acción Clic para tuitear

Confiamos en usted o de lo contrario y como lo juro en su posesión la patria os demandará.

 

Avatar
Acerca de Fernando Orjuela Galeano 28 Articles
La Política, el arte, las tertulias y escribir son sus grandes pasiones. La tranquilidad del campo cabalgando y apreciando el ganado es tal vez, lo que mas goza y le da satisfacción, sin embargo una buena conversación es lo que mas lo reconforta, pero sin lugar a dudas lo que mas admira es la inteligencia del ser humano.