El proyecto socialista fracasado de Hugo Chávez

Carlos A. Velázquez

El proyecto socialista fracasado de Hugo Chávez. Columnista invitado Carlos Velázquez Clic para tuitear

El proyecto socialista fracasado de Hugo Chávez comienza como una idea a finales de los años 80, donde un grupo de militares venezolanos “por moda” se ven atraído de la rebeldía de los Hermanos Raúl y Fidel Castro Ruz en Cuba. Para entonces, el Teniente Coronel, Hugo Chávez da un golpe de estado al Presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez en harás de tomar el poder ejecutivo a través de la fuerza militar. El golpe de estado fue frustrado por fuerzas leales al Presidente y de la democracia. Desde ahí, nació el resentimiento de Chávez tras verse humillado y derrotado en las cámaras de la televisión nacional e internacional. Desde la cárcel, inició su plan de venganza para llegar al poder electoralmente. 

Desde la cárcel manifiesta la grave corrupción de los gobiernos democráticos de Venezuela, daña la imagen de todas las instituciones del estado venezolano y así crea una especie de liderazgo mesiánico y que solo con Hugo Chávez como Presidente, era la forma de que llegaría el verdadero “cambio y progreso” a Venezuela.

Con la llegada de Hugo Chávez al poder inició su plan vengativo acabando la libertad y la empresa privada. El socialismo tiene como base fundamental, dar subsidios a personas de bajos recursos. Los ciudadanos son degradados a “PUEBLO”, un término que los socialistas utilizan para igualar a toda sociedad donde se sobrepone la cúpula gobernante que no viven exactamente como “pueblo” pues al más llegar al poder, se rodean de lujos que antes rechazaban. 

Los subsidios mantienen al ciudadano pobre más pobre y dependiendo del estado. Dicen que el peor daño que se le puede hacer a una persona es darle todo, es decir quien quiera anular a otro solo tiene que evitarle el esfuerzo, impedirle que trabaje, que proponga, que se enfrente a los problemas o posibilidades de cada día, que tenga y pueda por sí solo resolver dificultades, posiblemente a esto se refiere el proverbio chino que reza «Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida».

A través de los subsidios, el estado socialista puede controlar al ciudadano. El modelo socialista pretende siempre mantener a los ciudadanos en la pobreza. No desean que el ciudadano logre sus metas, no creen en la superación económica y académica del ciudadano. Ellos quieren que ese “pueblo” sea ignorante y pobre, pues si no hay pobres entonces ¿Quién votaría por ese modelo socialista de subsidios? 

Hugo Chávez con un petróleo superior a los 100 dólares por barril,  una reelección segura en 2006, empezó a expropiar a grandes fincas productoras de alimentos, expropió gasolineras, empresas de petróleo, telefónicas, aerolíneas, supermercados, barcos, aeropuertos, empresas de teléfono móvil, internet, empresas de computación, empresas agrarias de semillas, compró bancos, creó 18 medios de televisión estatales, todas las empresas de radio, empresas de autobuses y taxis, concesionario de autos, empresas aseguradoras, empresas de agua y de energía eléctrica, empresa de televisión por cable, hasta pequeñas ventas de arepas y empandas. El todopoderoso Hugo Chávez monopolizó todas las empresas en un GRAN ESTADO SOCIALISTA, donde ofrecía servicios a precios subsidiados y hasta gratis para el “pueblo”, donde la empresa privada NO podía competir y cesaba sus funciones pues se veía ahogado a lado de las empresas del gobierno socialista de Chávez. Grandes transnacionales que estaban establecidas en Venezuela, les tocó vender a bajo precio sus empresas a Hugo Chávez con miedo a ser expropiadas y perder todo el sacrificio de años de trabajo. Las empresas privadas que se quedaban en Venezuela debían trabajar de la mano con el gobierno. No podían vender u ofrecer sus productos a libre precio, pues en Venezuela se impuso un control de precios.

Cuando en un estado socialista, se crea un control de precios, a su vez se crea un “mercado negro o paralelo”, pues al estar los precios controlados o subsidiados se genera escasez de productos y esos productos solo tienen oportunidad de comprarlos una pequeña cúpula de beneficiados por el gobierno. A los demás les toca comprar hasta 10 veces su valor en el mercado negro. Así mismo, los servicios básicos subsidiados NO generar recursos para pagar el mantenimiento de las empresas, por eso se abandona el mantenimiento preventivo de las empresas y luego terminan brindando un pésimo servicio sin calidad.

Hugo Chávez en sus cadenas de radio y televisión decía a los venezolanos que: “Ser rico es malo”. Ese resentido militar, cae enfermo de cáncer y se va a Cuba. El único aporte de la medicina cubana a la humanidad, fue matar a Hugo Chávez.

Hasta ahora se conocen que la herencia económica de Hugo Chávez, para sus hijos fue de 5 mil millones de dólares. Mientras a los venezolanos nos dejó un país sin luz, sin agua, sin internet, sin calidad de vida.

Carlos A. Velázquez S.
Acerca de Carlos A. Velázquez S. 6 Articles
Exiliado venezolano en Medellín, Colombia. Oriundo de la ciudad de San Cristóbal, Táchira - Venezuela. Ingeniero civil de profesión. Políticamente formado bajo la Doctrina Social de la Iglesia. Liberal - Socialcristiano.