El traje nuevo del Emperador

JULIAN BUITRAGO

@jbagbam74

El traje nuevo del Emperador Columna de Julian Buitrago Clic para tuitear

El famoso cuento de Hans Christian Andersen nos narra la historia de unos estafadores que, aprovechándose de la vanidad excesiva de un príncipe, le hacen creer que le confeccionan el mejor traje jamás visto, pero que la tela es tan sofisticada que sólo las mentes superiores pueden reconocerla. El ególatra se gasta una fortuna en la supuesta joya y el día que desfila con la creación sólo visible para genios, es un inocente niño el que grita que el Emperador está desnudo. Como el tipo era arrogante y terco, hizo oídos sordos a la verdad y terminó su recorrido empelota, entre burlas y reclamos de sus súbditos mientras unos pocos lagartos le aplaudían.

El acuerdo de paz que nos dejó el Príncipe de Anapoima se parece bastante al traje del Emperador. Costó una fortuna, lo confeccionaron unos embaucadores que se echaron al bolsillo millones y como los colombianos somos tan brutos, decidieron socializarlo en Europa, donde las mentes superiores pueden entender los beneficios de darle impunidad, curules y todo tipo de gabelas a criminales de lesa humanidad.

El acuerdo de paz que nos dejó el Príncipe de Anapoima se parece bastante al traje del Emperador. Clic para tuitear

Todo el teatro iba muy bien, lagartos de todo el mundo reconocían las bondades de una Justicia diseñada por los criminales y cuyos jueces fueron escogidos por ellos mismos. Unas pocas víctimas fueron instruídas para abrazarse con sus victimarios y echarle la culpa al Estado, como pasó con la vergonzosa declaración sobre los hechos del Club El Nogal mientras la mayoría de las demás fueron invisibilizadas así se dijera que eran el centro del acuerdo.

Sin embargo los sastres y el príncipe no contaban con las mujeres de la Corporación Rosa Blanca, esas que siendo unas inocentes niñas fueron arrancadas de sus hogares, reclutadas a la fuerza y violadas por los comandantes que hoy se pavonean como faros morales y que son buscados por exministros para ser felicitados por su valentía o para tomarse selfies por ser las nuevas vedettes del establecimiento. Son ellas las que están gritando que el Príncipe está empelota, que ese acuerdo no es la maravilla que los porristas del narcoterrorismo quieren hacerle creer a todos.

Son ellas las que están gritando que el Príncipe está empelota, que ese acuerdo no es la maravilla que los porristas del narcoterrorismo quieren hacerle creer a todos. Clic para tuitear

Ahora que sale el libro del Emperador, donde insiste en que su acuerdo fue lo mejor que le pudo pasar al país y echa una cantidad de mentiras que solo se tragan en Europa, qué importante es tener la otra versión, pero no la de los políticos que se opusieron  al vergonzoso acto de claudicación ante el terror, sino la de esas valientes mujeres, que pese a las amenazas, a la ridiculización, están contando la verdad, la que no sabremos en la corte de bolsillo de las Farc ni en la comisión que diseñaron para enterrarla.

Nota: Lo que la izquierda no logró obtener por la vía democrática pretende imponerlo por las vías de hecho. Debemos rodear al Presidente Iván Duque, necesitamos que vuelva la legalidad. Se acabó la era en que unas minorías violentas sometían al Estado.

Julián Buitrago
Acerca de Julián Buitrago 19 Articles
Administrador de Negocios, economista.