El visitante

Cecilio José Contreras G

@Ceciliojosecont 

El visitante Columna de Cecilio José Contreras Clic para tuitear

Sin duda alguna, Álvaro Uribe Vélez, de lejos, es el presidente al que más han atacado, al que más han investigado y el que más enemigos ha tenido. Su lucha contra el terrorismo, su manera de enfrentar cada situación y su incansable amor por Colombia, son los causantes de despertar odio en algunas personas.  

Liberar a Colombia de las garras de los terroristas de las farc hizo que estos señores idearan un plan para dañar el buen nombre del expresidente, el cual fue ejecutado por los farcpolíticos y por periodistas y académicos afines a las farc. Empezaron llamando a Uribe paramilitar, continuaron con historias inventadas y publicadas en libros y siguieron con ofrecimientos a ex paramilitares para testificar en contra de Uribe y su familia.  

Aquí es donde toma relevancia Iván Cepeda. No le bastó con inventarse cuentos de Uribe y los ‘paras’ y publicarlos en dos libros, sino que visitó  cada cárcel del país buscando a alguien que tuviera al menos una prueba que confirme que Uribe o algún miembro de su família era miembro de los paramilitares. Cansado de buscar y no encontrar, se ideó otra forma de incriminar al expresidente Uribe. Favorecer con dinero, asilo, rebajas de pena, etc. a todo aquel que sea capaz de declarar que vio al expresidente en reuniones con paramilitares, aunque esa persona en su vida haya visto en persona a Álvaro Uribe o a su hermano. 

Liberar a Colombia de las garras de los terroristas de las farc hizo que estos señores idearan un plan para dañar el buen nombre del expresidente, el cual fue ejecutado por los farcpolíticos y por periodistas Clic para tuitear

Esta idea dio frutos cuando encontraron a un exparamilitar que había sido capturado en el gobierno del entonces presidente Uribe Vélez, llamado Pablo Hernán Sierra, quien dijo pertenecer al bloque metro  (esto desmentido con pruebas por los abogados del senador Uribe.) Este señor pasó a ser un idiota útil de Iván Cepeda, y le ayudaba a buscar otros testigos para que testificaran en contra del expresidente, como lo hizo con Carlos Ariza. Así quedó  registrado en la entrevista que concedió el señor Areiza al programa de caracol tv, los informantes, cuando Hernán Sierra le dice a Areiza:

“venga… si quiere yo por medio de una ONG lo puedo sacar del país, le consigo plata (…) usted sabe que a mí me quiere mucho el señor Iván Cepeda, si usted nos colabora pues aquí se queda (…) o de pronto le molestan la familia… y usted sabe que yo soy ñaña de Iván Cepeda, Iván Cepeda lo entregó a usted”

Sin duda entre Cepeda y Pablo Hernán Sierra sociedad delictiva donde el senador del polo es el accionista mayoritario. 

De igual forma apareció el testigo Monsalve, quien fue capturado por delitos comunes y que después de una visita del senador Cepeda, mágicamente se convirtió en paramilitar  y en el testigo clave en contra de Santiago Uribe Vélez. Desde entonces Cepeda ha visitado a Monsalve más de 20 veces. Que extraño que a la corte Suprema de justicia no le pareció ni siquiera sospechoso tantas visitas a un recluso que testificaba en contra de uno de los hermanos de Álvaro Uribe. 

La lista de los ex paramilitares visitados por Iván Cepeda para pedirle que testifiquen en contra del expresidente Uribe o de su familia, es larga; el Tuso Sierra, alias Castañeda, Carlos Areiza, Ramiro de Jesús Henao, entre otros. Y que curioso que alguien que dice ser víctima de paramilitares, ahora los busque y se convierta en su visitante más frecuente.  

Y que curioso que alguien que dice ser víctima de paramilitares, ahora los busque y se convierta en su visitante más frecuente. Clic para tuitear