El régimen chino debe pagar con creces el enorme daño que le ha causado a la humanidad y, la mejor forma de hacerle pagar este magno delito de lesa humanidad, es no honrar la deuda que se le debe. Clic para tuitear

Las principales organizaciones mundiales que deberían velar por el bienestar y la seguridad de la humanidad como la ONU y la OMS entre muchas otras, lo que han hecho hoy en día y desde hace un tiempito para acá, es cuidar los intereses socioeconómicos de sus grandes socios veedores a través de la impunidad.

Todos saben pero pocos se atrevieron a hacerlo público el enorme daño que ha causado el populismo “socialismo” en estas últimas décadas, como lo hiciera el expresidente de los EEUU Donald Trump. No es un secreto para nadie que la esclavitud del régimen chino impuesta a su pueblo para abaratar los costos de la gran mayoría de los productos que se comercializan en el mundo occidental y por ende hacerlos irresistibles por casi la totalidad de los consumidores en el planeta, han hecho que las más grandes empresas del mundo se convirtieran en cómplices, socios y promotores empedernidos del régimen chino, eso si, gracias a nosotros y las malas políticas económicas de los países occidentales, limitando a sus trabajadores de un mejor presente y futuro económico a cambio de una mano de obra sustancialmente mas barata, sin importarles las consecuencias humanas que causa la esclavitud, tan solo para lograr el objetivo de enriquecerse ellos y sus aliados comerciales “el régimen chino”.

Señores todos lo saben pero nadie lo dice, a excepción de Trump y algunos líderes europeos, que el malvado régimen chino utiliza su riqueza proveniente de la sangre de sus conciudadanos, para convertirla en proyectos ambiciosos armamentistas y así en un santiamén convertirse el la primera potencia mundial para someter a la fuerza no solo a su pueblo, sino al mundo entero.

Lo del #VirusChino tan solo ha sido un ensayo de las catastróficas consecuencias que nos tocará vivir en las próximas décadas, ya somos esclavos económicos de este terrible régimen chino, pero no dudo que en un futuro no muy lejano también seremos sus víctimas, como lo fueron los hebreos de la era de los despiadados asesinos Nazis!.

Si nuestros “líderes” políticos no toman drásticas medidas a tiempo, no habrá paz y tranquilidad a destiempo; lamentablemente el mundo es una rueda que no deja de girar, repitiendo los trágicos acontecimientos del pasado, solo cambian los nombres de los protagonistas y las fechas, pero el resultado es el mismo por el maldito conformismo que caracteriza a gran parte del ser humano, convirtiéndolo en ¡pan para hoy y hambruna para mañana!.

Si queremos vivir en un mundo mejor hay que construirlo, con sacrificio, y si, si es necesario con sangre, sudor y muchas lágrimas, nuestras generaciones venideras se lo merecen.

El régimen chino debe pagar con creces el enorme daño que le ha causado a la humanidad y, la mejor forma de hacerle pagar este magno delito de lesa humanidad, es no honrar la deuda que se le debe; se ha demostrado desde la historia escrita de la humanidad, que el mal se derrota ahuecándoles los bolsillos al malvado.

Salvatore Lucchese
Web | + posts

Abogado Cum Laude. Católico, Apostólico, Romano, profundamente Mariano. Diestro! Columnista

Comparte en Redes Sociales