En terreno jabonoso

John Marulanda

@JohnMarulandaM

En terreno jabonoso Columna de John Marulanda Clic para tuitear

A la derecha del mapa geográfico y del catálogo ideológico, se posesionó Bolsonaro. Grandes expectativas continentales.
En siete días, a la extrema izquierda de la estupidez política, Maduro repetirá como “presidente”. Oscuros vaticinios.  El virrey castrista luce acorralado, sus milicias inquietas y sus militares enervados. Para no mencionar la economía a pique, la seguridad pública en el abismo, ni el imparable e inhumano éxodo. Flota en el ambiente la inminencia de una cuarentena internacional para Venezuela, y sus “amigos” piafan inquietos.
Cuba le ordenó que no se metiera con Guyana, pequeña ex colonia inglesa, apoyada solidariamente por 15 naciones del Caricom cuando el 22 de diciembre, buques de guerra bolivarianos hostigaron barcos de exploración petrolera de Exxon Mobile en aguas territoriales guyanesas.
Nicaragua está en su propio pantanero, a punto de ser expulsada de la OEA.
Bolivia, machaca las virtudes del socialismo zombi, mientras recibe material militar que le regala China.
Próximamente, la OEA buscará desconocer la legitimidad de Maduro, denunciado, además, ante la CPI por Colombia y otros seis países, por delitos de lesa humanidad.
Brasil e Israel anunciaron una remozada parcería, para irritación de Irán y Turquía, mientras Pompeo, halcón principal de Trump, gañó hace pocas horas en Brasilia y ayer en Cartagena.
Desde Bogotá, se anunció un posible e intrigante atentado de venezolanos contra el Presidente colombiano, que sirvió de excusa para que el canciller Arreaza lloriqueara por enésima vez porque su homólogo colombiano no le pasa al teléfono.
Desde el pasado 13 de diciembre, técnicos militares rusos revisan y actualizan todos los aviones, helicópteros, tanques, misiles, submarinos y corbetas de Caracas. Ahora nos enteramos que hace un año, España vendió material de guerra a Miraflores, a pesar del embargo impuesto por la Unión Europea. El Plan Zamora, pues, continúa desarrollando sus etapas.
¿Qué se avizora? Los insultos de Maduro arreciarán; las fintas militares fronterizas y provocadoras se repetirán; farc, eln, hezbolá, rusos, chinos, turcos, nicas, cubanos y narcocarteles, seguirán tejiendo y adaptando sus estrategias y el canibalismo para supervivencia de la pandilla del socialismo del siglo 21, reventará en cualquier momento. Podría ser el fin del dictador, aunque no necesariamente de la dictadura.
Muy resbaladizo el escenario.  Sería imperdonable que, con todas estas circunstancias advertidas y en desarrollo, Colombia resultare sorprendida.
Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 470 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo