Entre marchas y fiscales

IVÁN CANCINO G.

@CancinoAbog

Entre marchas y fiscales columna de Iván Cancino. Clic para tuitear

La semana que pasó se caracterizó por un sin número de eventos en medio de las marchas, pasaron todos uno tras de otro, tan seguidos que casi es imposible opinar de todos. Por eso, solo hablaré de tres hechos específicos: actos violentos, Dylan Cruz y Epa Colombia.

Primero: una marcha pacífica que terminó en saqueos, vandalismos y actos para crear pánico en varias ciudades del país. Se que el presidente Duque puede hacerlo mejor, puede rodearse mejor y corregir los errores del pasado, creo que la marcha pacífica representaba este mismo pensar. Sin embargo, la protesta se salió de proporción y pasó a ser saqueo, vandalismo y crear miedo, sin que las autoridades pusieran orden ni los líderes del paro pidieran calma. Creo que entre todos debemos identificar y judicializar a los delincuentes que dañaron una jornada de protestas, la mayoría educadas y pacíficas. La respuesta a estos bandidos es identificarlos y judicializarlos, no inventar sabotajes como Petro aseguró en un trino.

 El país no necesita más incendiarios, por el contrario, hay que encontrar el punto medio para llegar a un acuerdo y jalar todos para el mismo lado.

El país no necesita más incendiarios, por el contrario, hay que encontrar el punto medio para llegar a un acuerdo y jalar todos para el mismo lado. Clic para tuitear

No estoy muy seguro en qué país viven los líderes del paro, que entre sus solicitudes pidieron acabar con el ESMAD, claro lo ideal sería no necesitar agentes especiales de la policía para controlar los desmanes, lo ideal sería que quien marcha no fuera cargado de papas bomba, lo ideal sería no salir a decir que marchaban en paz cuando se les ve rompiendo vidrios, dañando estaciones de transporte público, rayando las paredes, pero como no estamos en un país ideal, es bien difícil que se cumpla con esta solicitud.

Segundo, errores de procedimiento. En medio de la marcha las víctimas son incontables, y entre ellas está Dylan Cruz, un joven que murió en medio de la protesta. Mis opiniones no son acerca del hecho de cómo sucedió, son acerca del dictamen de Medicina Legal. Es el colmo que Medicina Legal use la palabra homicidio en una rueda de prensa para entregar el veredicto de su investigación. Este término lleva a que las personas piensen que ya hay un delito probado. La palabra “homicidio” solo la puede determinar un juez, porque es un concepto jurídico. Medicina Legal debe decir “muerte violenta con arma de fuego”. Las declaraciones del ente estatal contaminan la cadena de custodia de las pruebas del caso.

Por último, Epa Colombia, influenciadora de redes sociales, en cuyo video en medio de las marchas muestra como destruye  las instalaciones de transmilenio  y daña la imagen de la ciudad al rayarla, no se sabe si fue grabado en un acto de ignorancia pura o una prueba de falta de amor propio en la necesidad de llamar la atención.  Sin embargo, es la actitud de la fiscalía la que crítico en esta columna, después de conocer el video debía imputarla de inmediato y pedir medidas no privativas de la libertad, no pedir una captura en donde no había como justificarla. Para colmo de males, la señora juez 17 cumple con su labor y no pide la captura de Epa Colombia y le abren una investigación, que yo diría fue impulsada por pura presión mediática. Claro, ella como imagen de redes vuelve y se burla. La justicia empieza mal pidiendo capturas que no proceden.

Las declaraciones del ente estatal contaminan la cadena de custodia de las pruebas del caso. Clic para tuitear