Con este golpe, serían cinco los propinados a cabezas de las ex FARC localizadas en Venezuela, todos ellos ejecutados con el mismo patrón criminal. Clic para tuitear

 

Todo apunta a que Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez fue objeto de un ataque a través de un golpe tipo comando en su área de ubicación en territorio Venezolano, desde donde se ha propuesto, luego de abandonar el acuerdo de la Habana, refundar a las FARC a través de la denominada “Nueva Marquetalia”. Las informaciones que manejan los Organismos de Inteligencia, corroboradas con fuentes del vecino país, indican, que Iván Márquez sobrevivió al atentado en su contra, pero se encuentra en estado crítico de salud en un centro hospitalario de la ciudad de Caracas y bajo extrema protección del régimen venezolano.

Con este golpe, serían cinco los propinados a cabezas de las ex FARC localizadas en Venezuela, todos ellos ejecutados con el mismo patrón criminal. Cayeron Santrich, Romaña y el Paisa, que también desafiaron el proceso de paz, se refugiaron en Venezuela, se rearmaron y buscaron cooptar muchos de los guerrilleros desmovilizados, así como someter y confrontar a las disidencias del extinto Gentil Duarte, quien fue dado de baja en similares circunstancias, en lo profundo de sus guaridas, traicionados por su misma gente bajo la ley de la selva y del terror, y atraidos por jugosas recompensas.

Iván Márquez, el más radical de los negociadores de las FARC, siempre escéptico a la firma del acuerdo de La Habana, hábilmente fue puesto como jefe negociador por Timoleon Jiménez, Alias Timochenko, a quien se le debe reconocer su voluntad de avanzar en el proceso de reconciliación; Márquez se negó en 2019 a posesionarse como Senador de la República, al encontrar enrarecida su situación luego de la captura de Jesús Santrich por estar involucrado en negocios del narcotráfico junto a Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez y hoy preso en Estados Unidos. Su esquema marxista leninista, lo convirtió al lado de Jacobo Arenas y Alfonso Cano, en uno de los más radicales exponentes ideológicos de las FARC, en el fundador del Movimiento Bolivariano de la Nueva Colombia, y en el arquitecto de los centros de adoctrinamiento internacional desde la región de Machiques en el Perijá venezolano, por donde desfilaron ex integrantes del IRA, ETA, y jóvenes militantes del comunismo y el socialismo de otros países latinoamericanos y del mundo.

El atentado contra de Iván Márquez, se registra en la coyuntura de un gobierno electo que desde ya abrió las puertas para su reintegro al proceso de paz, escenario que, aunado a las evidencias, le resta peso a la hipótesis relacionada con estrategias de autodesaparición, de este y de los demás cabecillas caídos. Afecta igualmente el denominado plan Dossier, diseñado desde la época del Caguán, del cual era su mentor y que tiene como objetivo fusionar los intereses del régimen venezolano con las FARC a lo largo de la frontera. Y ante una eventual desaparición definitiva de Iván Márquez, iniciaría el fin de la refundacion de las FARC a través de la “Nueva Marquetalia”.

Las disidencias ahora en cabeza de Iván Mordiscos, siguen ganando terreno en la frontera, no obstante la pérdida reciente de su creador y principal cabecilla Gentil Duarte. Se estiman son 23 estructuras con 1500 hombres, ejerciendo influencia en 128 municipios y con dedicación exclusiva al narcotráfico, la minería ilegal, la extorsión y el secuestro. Se concentran en las zonas donde se engendran las economías criminales, en las fronteras esencialmente, y carecen de líderes y plataforma política e ideológica que les genere fuerza hacia la emergencia de un proyecto revolucionario de largo plazo, similares a los que emergieron en los años 60.

Aunque no existe evidencia pública y técnica de la caída de estos cabecillas en territorio venezolano, las informaciones de inteligencia y fuentes de los territorios, confirman el desarrollo de las operaciones y la existencia de los cuerpos abatidos. Operaciones aún rodeadas de múltiples especulaciones, pero muy aproximadas a la confabulación de guerrilleros y miembros de la fuerzas armadas venezolanas que actuaron cautivados por las atractivas recompensas que se ofrecieron para abatirlos.

En el ordenamiento internacional actual, no hay lugar para la existencia de grupos guerrilleros. Las operaciones aquí descritas corroboran que las lealtades a la lucha insurgente son del pasado, no hay guarida donde puedan ocultarse y la motivación económica es su principal vulnerabilidad. Se ha debilitado igualmente su pretension de la toma del poder a través de las armas, que además de inviable, es un discurso y proyecto agotado, ahora con mayor razón, ante la elección legítima y constitucional de un exguerrillero como el próximo Presidente de los colombianos, sumado además, a que el Partido de Los Comunes, hasta hace 5 años el grupo guerrillero más grande y poderoso del país; hace parte de la coalición del Pacto Histórico, el nuevo gobierno, y que ha gozado de todas las garantías por parte del Estado para el ejercicio de la política.

El Presidente electo de los colombianos, tiene la oportunidad de desactivar los rezagos de guerrillas que aún subsisten en nuestro territorio y que operan desde Venezuela. También de someter a la justicia, con incentivos razonables, a las disidencias de las FARC y al Clan del Golfo. Al mismo tiempo, superar las fallas estructurales que afronta el programa de sustitución de cultivos ilícitos, y hacerlo seguro, productivo, sostenible y efectivo. Podría aplicar una estrategia inteligente de formalización de la minería ilegal en asocio con la industria, y solucionar de tajo el problema migratorio que ha aumentado el deterioro, la molestia ciudadana y la delincuencia en las ciudades. Todo esto no es utópico, es la luz al final del túnel que alimenta la esperanza de cambiar radicalmente la historia reciente de la nación y que nos permitiría avanzar significativamente para salir de este círculo interminable de violencia y criminalidad.

El desafío es mayor, pero las circunstancias son favorables. Y el primer paso es lograr que el gran acuerdo nacional, estratégico para algunos, pero sensato para otros; no sea flor de un día, sino, perdurable, contributivo y propositivo, que supere la polarización e incorpore a los más destacables líderes de la nación, que representen desde los territorios, a más de la mitad de los colombianos y a las miles de víctimas, que aún no aceptan un proceso desigual, que desinstitucionalice al país y que entregue exceso de beneficios, privilegios e impunidad a los victimarios.

LPNSN: El pánico y la especulación al interior de las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y los Servicios de Inteligencia del Estado, debe cesar. Existen señales positivas que permiten en un comienzo, asignar votos de relativa confianza al gobierno electo.

General Juan Carlos Buitrago
+ posts

Brigadier General (r) de la Policía Nacional. Nació en Neira (Caldas) hace 51 años. Ingresó a la Policía Nacional en 1988 y se graduó con el primer puesto de su promoción. En 33 años de trayectoria lideró importantes operaciones de inteligencia y contrainteligencia de estado, y de investigación criminal en la Dijín, Dipol, DNI y Polfa. Creó la oficina de Colombia en Europol y contribuyó a la fundación de Ameripol. Administrador policial, administrador de empresas, estudió negocios en la universidad Georgetown en Washington y es egresado de la Academia Nacional del FBI en Quantico VA. Estudió alta gerencia internacional en la Universidad de Los Andes y realizó curso integral de Defensa y Seguridad Nacional en la Escuela Superior de Guerra. Ha sido formado por diferentes agencias de inteligencia e investigación mundiales y considerado a nivel internacional uno de los más curtidos en estos temas. Actualmente es el fundador y CEO de la firma StrategosBIP