¡Gracias 2020!

Nicolás Camilo Rivera M

Nicolás Camilo Rivera
¡Gracias 2020! | Columna de Nicolás Rivera Clic para tuitear
Nicolás Camilo Rivera

Acaba de terminar el 2020, un año bastante complicado y extraño debido a la pandemia ocasionada por el Covid-19, virus que llegó sin previo aviso, que nos afectó de diversas formas y por el cual muchos amigos, familiares e incluso extraños lo catalogan como uno de los peores años de sus vidas.

Mentiría si dijese que el pasado año 2020 fue uno de los peores o incluso uno de los mejores años de mis cortos 25 años de vida, lo catalogaría como un año que “sufrí alegremente” ya que fue una mezcla de angustia, tristeza, alegría y triunfos.

Debido a que soy un hombre de tradiciones y teniendo en cuenta que el año pasado, (más exactamente el 22 de enero de 2020) publiqué mi primera columna en este portal titulada ¿Adiós Uber?, la cual fue totalmente alejada de mi tema habitual que es la política, este 2021 pienso repetir la fórmula, compartiendo mi experiencia personal en el pasado 2020.

Tengo diversos motivos para decir que el pasado 2020 fue uno de los peores años de mi vida debido a que me quedé sin empleo a principio de año, tuve momentos en los cuales me sentí bastante “apretado” económicamente hablando y lastimosamente debido a el maldito Covid-19 perdí amigos y un familiar, el gran y respetado Luis Rivera dueño de la tiendita de barrio llamada “El Último Campanazo” bastante conocida en Floridablanca, de mi tío-abuelo solo me quedan los mejores recuerdos cada vez que subía a mi amado barrio natal en compañía de mi padre, recuerdo que siempre nos recibía con una gran sonrisa y un tinto, con él se podía uno quedar hablando horas sin aburrirse ¿y cómo no? si era uno de los pocos “Godos” de corazón que conocía, lo cual, ahora que lo pienso le da explicación a que yo sea Godo desde pequeño.

Por otra parte también tengo motivos de mayor peso para decir que el pasado 2020 fue uno de mis mejores años de mi vida, primero que nada Carlos Gómez el director de este gran portal me dio la oportunidad de publicar mis columnas y rápidamente me pude convertir en un capuchino oficial gracias a la constancia y sobre todo al gran apoyo que me brindaron ustedes mis amigos, saqué personas tóxicas de mi vida, conocí nuevas personas y retome el contacto con grandes amigos que me ayudaron durante todo el año a mi crecimiento personal, espiritual y profesional, me acerqué muchísimo más a mi familia, realicé diversas obras sociales, el virus no me afectó, pese a estar aislado varias veces en el fin de año por contacto con personas contagiadas, cursé y aprobé diversos diplomados de política la cual, junto con el derecho es lo que más me apasiona, confiaron en mi la sagrada responsabilidad ser padrino de bautizo de un hermoso chiquito que adoro y ¿Recuerdan que mencioné que había perdido mi empleo a principio de año? pues conseguí rápido uno nuevo y a mi parecer mejor, ya que mis funciones eran acordes a lo que había estudiado durante 5 años en la universidad.

Según lo anteriormente expuesto y debido a que soy una persona bastante optimista, que siempre le gusta ver el vaso medio lleno y se niega a verlo medio vacío solo le debo dar gracias a Dios por tantas alegrías y enseñanzas que me dejó este 2020 y esperar el doble de bendiciones este 2021 que acaba de arrancar.

Para finalizar quiero hacer dos invitaciones, primero que nada quiero invitarlos a que tomen conciencia, no bajen la guardia y valoren el sacrificio que hacen nuestros profesionales de la salud, dejen de exponerse sin razón y de exponer a sus familias al virus, respeten el aislamiento y segundo quiero invitarlos a elevar varias oraciones con todo el corazón por las personas que en estos momentos están luchando en una clínica o en su propio hogar por sus vidas, ya que si algo nos enseñó el 2020 es la fragilidad de la existencia humana, también a elevar una oración por las personas que se encuentran sin empleo, pedir igualmente que el señor colme de fuerza y sabiduría a las familias que al igual que la mía perdieron algún ser amado este año que pasó y otra por las personas que se encuentran en la primera línea de defensa contra este virus que dejaron sus propias vidas de lado por salvar otras.

Nicolás Camilo Rivera Mejía
Acerca de Nicolás Camilo Rivera Mejía 48 Articles
Joven abogado, tuitero, respetuoso de la fuerza publica y activista político desde los 14 años.