¡JEP Inconveniente!

Luis Felipe Arango P

@luchoap 

¡JEP Inconveniente! Columna de Luis Felipe Arango Clic para tuitear

Hace una semanas se desató una gran polémica en Colombia. con el anuncio del presidente Duque de no aplicar con los protocolos acordados con el ELN en caso de terminación de los diálogos, por parte del gobierno de Juan Manuel santos.

Entre los múltiples argumentos esgrimidos por la oposición que apoya estos diálogos, se alegó que Colombia perdería credibilidad ante la comunidad internacional ya que estos protocolos tenían la categoría de un tratado internacional y eran un compromiso de Estado.

Este argumento cojea de muchas patas. Primero, ningún protocolo puede amparar la impunidad en caso de crímenes de lesa humanidad, mas cuando las mismas Naciones Unidas, determinaron que este es un caso de terrorismo e instó a las naciones del Consejo de Seguridad a tomar todas las medidas conducentes a procurar la captura de los responsables de esta atroz crimen, quienes departen cómodamente en La Habana.

ningún protocolo puede amparar la impunidad en caso de crímenes de lesa humanidad, mas cuando las mismas Naciones Unidas, determinaron que este es un caso de terrorismo Clic para tuitear

En segundo lugar, mal puede ser un compromiso de Estado un documento firmado por agentes sin ninguna representatividad nacional. Incluso para que un tratado pueda ser considerado un compromiso de Estado, a mas de la firma del ejecutivo, debe ser refrendado tras su aprobación en el congreso. A mi entender estos protocolos nunca tuvieron un proceso de refrendación.

Pero esto no termina acá: Al mismo tiempo la Jurisdicción Especial para la Paz, (JEP)  en un hecho sin precedentes, solicitó a la justicia de EE UU, pruebas adicionales para estudiar si da libre vía o no a que se de continuidad al trámite de la solicitud extradición de Jesús Santrich.

Curiosamente con esta solicitud la JEP sí incurre en un grave desconocimiento de los procedimientos acordados con una nación amiga. Si la JEP persiste en este comportamiento, o si decide frenar el trámite por falta de pruebas, sí se hará un grave daño a la imagen internacional de Colombia, nada mas ni nada menos que ante los Estados Unidos de América, nuestro principal socio estratégico y comercial, que podría aplicar sanciones muy graves por este incumplimiento.

Lo anterior no parece preocuparle en lo mas mínimo a los críticos del gobierno. Para ellos está bien desconocer lo acordado con Estados Unidos y más que eso, poner en tela de juicio todo su sistema judicial, pero está muy mal negarles la alfombra roja a los narcoterroristas del ELN que regresen a delinquir, traficar y asesinar a su regreso a Colombia.

Como diría mi papá: ”¡La Tienda al Revés!, ahora al HP es uno…”

Por si fuera poco se esta semana se abrió el debate por la sanción presidencial de la ley estatutaria de la JEP, la cual ya fue revisada y amañada por la corte constitucional, en una polémica sospecha del magistrado amigo de las FARC, Antonio José Lizarazo. En su polémica ponencia no solo desmembró lo aprobado en el congreso, sino que limito la función legislativa del congreso de manera grave. La peor parte de esta sentencia fue la remoción del articulado que garantizaba las penas para los delitos de lesa humanidad contra los niños. El congreso había seguido las normativas constitucionales privilegiando los derechos de los menores.

Al Antonio José Lizarazo, ponente de la corte de marras, le pareció que si estos crímenes atroces estaban en conexidad con el conflicto deberían ser castigados con las penas blandas y leves que aplicará la JEP.

Una vez más, en este caso, para la Corte Constitucional y los amigos de las FARC y opositores del gobierno, quedo en segundo plano todo el andamiaje jurídico contenido en tratados internacionales suscritos por Colombia, que buscan proteger los derechos de los menores y niños. Peor aun La Corte Constitucional, se pasó por la galleta la norma del la constitución colombiana (Articulo 44) vigente que otorga prevalencia a  los derechos de los niños sobre cualquier otra cosa.

Parece que si de defender a las FARC se trata la imagen, prestigio y credibilidad internacional de Colombia poco importan. La norma que orienta a la Corte no es la Constitución Nacional, sino la ya famosa Ley del Embudo.

De lo anterior concluyo:

  1. Los protocolos del ELN no vinculan al Estado colombiano ni al gobierno de Iván Duque , por carecer de refrendación y ser suscritos por agentes sin potestad de comprometer al Estado.
  2. La relaciones de Colombia con la comunidad internacional deben respetarse siempre y no según la preferencia política del juez de turno.
  3. El sistema judicial de una nación amiga no debe ponerse en tela de juicio sin que haya evidencia de irregularidades. Colombia lleva más de 30 años extraditando criminales a Estados Unidos y no se ha dado el primer caso en que haya pruebas inventadas o falsas.
  4. Finalmente, antes que cumplirle a las FARC, Colombia tiene que cumplirle a los niños (La Constitución lo ordena) y en desarrollo de este principio debe cumplir su constitución y los tratados internacionales.
antes que cumplirle a las FARC, Colombia tiene que cumplirle a los niños (La Constitución lo ordena) y en desarrollo de este principio debe cumplir su constitución y los tratados internacionales. Clic para tuitear

Presidente Duque: Como  ciudadano colombiano y en defensa de los niños y menores que han sido victimizados por los terroristas, y para que en el futuro ningún otro niño padezca esto, le pido como que objete por inconveniente la ley estatutaria de la JEP.

Conociendo su talante y de conformidad con sus posiciones sobre temas similares, no dudo que tomará la decisión correcta y devolverá esta ley al Congreso. Confiamos en su liderazgo y estamos seguros que bajo su mandato Colombia está en buenas manos.

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de El Parche del Capuchino 

Articulos Relacionados