La corrupción en la salud, y el coronavirus

Diego Andrés Martínez Vega

@DielaVega

La corrupción en la salud, y el coronavirus. columna de Diego Andrés Martínez Vega Clic para tuitear

Como se ha podido ver, ningún país en el planeta está preparado de manera integral para hacerle frente a una pandemia, ni siquiera las potencias mundiales. Ver países como Italia, España, China o Estados Unidos con altos índices de muertos, deja ver lo frágiles que son los humanos, así vivan en países de primer orden en los que hay altos estándares de atención médica. Y sí, las cifras son altas porque en menos de 3 meses han fallecido más de 31 mil personas en el mundo y con la tragedia de que serán aún más. 

Si bien la pandemia ha afectado a todos, se pueden ver casos de buen manejo en medio de la crisis. Por ejemplo, Suecia con 3.700 contagios solo tiene 110 muertes es decir el 2.9% o Alemania, con más de 58 mil contagios solo tienen 455 muertes, es decir el 0,7%. ¿Qué los hace diferentes? ¿Qué son del primer mundo? ¿Qué desarrollan bastante tecnología? Esas preguntas tienen una respuesta no tan técnica y sí más política, bajos niveles de corrupción en el sector público. Según el ïndice de Percepción de la Corrupción de 2019 de Transparencia Internacional, Suecia ocupó el 4 puesto y Alemania el 9 de 180 países evaluados. 

Ver países como Italia, España o Estados Unidos con altos índices de muertos, deja ver lo frágiles que son los humanos, así vivan en países de primer orden en los que hay altos estándares de atención médica. Clic para tuitear

Creen que si Colombia tuviera el mismo número de contagios que tiene Alemania ¿Tendría el mismo número de muertos? Seguramente no, seguramente sería muy elevado. ¿Qué ha hecho Alemania entonces? Tiene 28 mil camas de UCI; Colombia apenas tiene 5.364 camas y hay departamentos en las que no hay camas UCI. Claro, hay una diferencia, Alemania atiende a 83 millones de personas; Colombia atiende 50 millones; es decir, Colombia debería tener cerca de 16.867 camas, 11.503 más de las 5 mil que hay actualmente. Alemania cuenta con el número más alto de hospitales en Europa, 1.900; Colombia cuenta con casi 340 entre públicos y privados, respectivamente. Finalmente hay un aspecto que hace la diferencia en Alemania frente al resto del mundo, y son los test. Alemania está realizando más de 500 mil test semanales, en Colombia la capacidad da para hacer 11 mil semanales. El problema aún mayor, no son el número de pruebas disponibles, es la capacidad instalada de labroratorios para analizarlas. En Colombia apenas tiene 3 laboratorios que pueden analizar los test, sin hablar de los elementos necesarios para atender la crisis: instrumentos médicos y dotación para los médicos. ¿Qué pasaría si se necesitaran hacer 500 mil pruebas semanales en Colombia?

Mientras que en Alemania la función pública está dispuesta al servicio de los 83 millones de ciudadanos; en Colombia, está dispuesta para enriquecer a los gobernantes de turno. Un ejemplo de la corrupción en la salud fue el ocurrido con el cartel de la Hemofilia en el Departamento de Córdoba. Más de 26 mil millones de pesos fueron robados de la nación. La modalidad fue la de hacer pasar pacientes sanos por enfermos con hemofilia, autorizando pagos millonarios desde la gobernación a IPS´s que supuestamente habían atendido a dichos pacientes enfermos. Esos recursos hubiesen podido ser empleados en el mejoramiento de la red sanitaria del departamento, o la construcción de un laboratorio o muchas otras necesidades prioritarias que hoy seguramente le ayudarían a muchos ciudadanos salvarse del Coronavirus.   

Pero esto no es una práctica exclusiva del Departamento de Córdoba, en todos los departamentos se ve lo mismo, con diferentes modalidades. Por ejemplo, sobre facturación, elevación de precios de los medicamentos, informe de pacientes inexistentes, retenciones ilegales a  los salarios de los profesionales de la salud, negociación de porcentajes para la adjudicación de contratos de construcción de infraestructura, adquisición de equipos médicos, de laboratorio y de suministros. La lista es larga de las formas como los gobernantes de turno desfalcan la salud en Colombia. 

Todos saben que la corrupción existe y que afecta todo y a todos. Esta columna tiene como propósito hacer reflexionar a todos aquellos que son y quieren llegar a ser servidores públicos, porque son responsables del manejo de los recursos públicos. Deben entender que del buen o mal manejo siempre van a depender vidas. Esta crisis le muestra a los corruptos que de nada les va a servir robarse incontables cantidades de dinero, si un virus en pocos días les arrebata la vida. 

La fortuna con que cuenta hoy la humanidad es que, el Covid-19 es un virus que con aislamiento se evita el contagio y que con unos cuidados, los contagiados se pueden recuperar sin dificultad, otra cosa sería decir que el virus es inmediatamente letal. ¿Creen que Colombia soportaría una pandemia más agresiva? Con niveles más acelerados de contagio y de muertes?

Esta situación es un fuerte jalón de orejas. No es culpa del Presidente, de los Gobernadores y Alcaldes las muertes que seguramente se van a producir. Los problemas y faltantes de infraestructura, instrumentalización y suministros en la estructura sanitaria del país son heredados, pero de ellos sí dependerá tomar las decisiones más acertadas posibles. De ellos sí depende coordinarse, destinar los recursos necesarios para conjurar la crisis sanitaria, velar que los recursos sean empleados responsablemente y en lo que están destinados, que no haya espacios para que los corruptos hagan sus negocios y que sus decisiones NO favorezcan a sus amigos y sus financiadores. Pero tambien,  es NO hacer contrapeso político con afirmaciones falsas, verdades a medias o interpretaciones convenientes; esas actitudes no demuestran sentido crítico alguno sino lo inhumanos que son algunos gobernantes a cambio de réditos políticos. 

Esta crisis le muestra a los corruptos que de nada les va a servir robarse incontables cantidades de dinero, si un virus en pocos días les arrebata la vida. Clic para tuitear

Colombia NO está preparada en su sistema sanitario para enfrentar una pandemia. Dependerá de las buenas decisiones de los gobernantes. Realmente este no es el momento de vanidades, ni de aventajamientos políticos y económicos. Si los mandatarios quieren destacar que sea por las buenas decisiones y el buen manejo de los recursos que salven vidas. 

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 373 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo