La derrota aún los trasnocha

Cecilio José Contreras G

@Ceciliojosecont 

La derrota aún los trasnocha Columna de Cecilio José Contreras Clic para tuitear

Han pasado más de nueve meses y Gustavo Petro aún no supera la derrota que tuvo en segunda vuelta contra Iván Duque, sus lamentos y sus señalamientos culpando a otros por perder ese domingo, cada día son peores.

Pasó de ser un mal perdedor a un fastidioso perdedor.

No pierde oportunidad para recordar una y otra vez la tarde del 17 de junio del año pasado, aún le resulta incomprensible que haya perdido. Culpa a todos de esto, inventa complots, señala medios de comunicación de estigmatización, etc. Pero no se da cuenta que sus ideas de izquierda radical, su chavismo, su cambio de discurso entre primera y segunda vuelta, su odio visceral por algunos empresarios y políticos y sus constantes mentiras fueron los verdaderos causantes de  su fracaso.

su chavismo, su cambio de discurso entre primera y segunda vuelta, su odio visceral por algunos empresarios y políticos y sus constantes mentiras fueron los verdaderos causantes de su fracaso. Clic para tuitear

Petro no es el único que llora su perdida, sus seguidores lo hacen aún peor, estos ya tienen culpables y desde hace meses los juzgan. “los tibios”. El discurso radical de los petristas de “si no estás conmigo, estás contra mí” ahora es peor. Ya no solo atacan a los que apoyamos a Duque y a Uribe, su cólera se extiende a aquellos que anunciaron que votarían en blanco.

Lo curioso del furibundo ataque contra los tibios, es que un fin de semana los atacan y al siguiente los apoyan solo porque publican algo en contra de Uribe. Si tienen un líder incoherente, los seguidores lo serán aún más.

El fin de semana pasado Gustavo Petro y sus seguidores desataron una tormenta en medio de vaso de agua y emprendieron su matoneo contra Sergio Fajardo, debido a las filtraciones de WikiLeaks, que demuestra lo que ya su protagonista ha dicho, lo que mucho ya sabemos pero que para el grupo de la Colombia humana fue el descubrimiento del santo Grial de la política colombiana.

Fajardo no es uribista ni antiuribista y que jamás se uniría a Petro.  Estas “revelaciones” enfureció, otra vez, a los petristas de pura cepa y al propio Gustavo quién por milésimas vez volvió a hablar de su derrota. Ahora sí entiendo el por qué un psiquiatra lo medica. Se creyó ganador desde un principio, creía que Chávez desde el cielo (o el infierno) Lo había elegido con el índice de su mano izquierda como el salvador de Colombia, pero perdió. La derrota lo trasnocha y sus lamentos de mal perdedor ya nos fastidian.

No importa lo que chillen o pataleen la Colombia humana, Petro no es hoy, ni lo será mañana, ni en un mes, el presidente. Tendrán que esperar hasta el 2022 y cómo van las cosas, ese año tampoco será presidente, hay una bolsa llena de plata sin explicación que interfiere en esa aspiración.

Tendrán que esperar hasta el 2022 y cómo van las cosas, ese año tampoco será presidente, hay una bolsa llena de plata sin explicación que interfiere en esa aspiración. Clic para tuitear