La doctrina del odio y del enemigo único

César Betancourt Restrepo

Cesar Betancourt Restrepo
La doctrina del odio y del enemigo único. Por César Betancourt R. Clic para tuitear
Cesar Betancourt Restrepo

Los socialistas desde el principio han adoptado la doctrina del odio y del enemigo único para exacerbar a las masas y llegar al poder; lo hicieron los bolcheviques en Rusia, los Jemeres Rojos en Camboya, los sandinistas en Nicaragua, los chavistas en Venezuela y hoy lo aplica con destreza la izquierda colombiana. 

La premisa es sencilla, al contradictor político no hay que combatirlo con discursos ni ideas, hay que acabarlo, asesinarlo moralmente, culparlo de todos los males habidos y por haber, llevar la discusión al plano de lo personal, desfigurándolo ante la opinión pública para que todo lo que diga sea usado en su contra (miren por ejemplo el episodio de Paloma Valencia y su pequeña hija Amapola). 

Para ellos la riqueza es mala (pero no su riqueza), el empresario es un explotador, la economía de mercado es la causa de todos los males, y el Gobierno (cuando no son ellos los que gobiernan) el enemigo principal, y ellos a su vez se presentan como la solución mesiánica a todo. 

Como el empresario es malo, lo expropiaremos; como la economía es mala, nosotros les daremos los subsidios; como el Gobierno es perverso, nosotros seremos el gobierno del pueblo. 

Para que esta doctrina del odio surta efecto, la izquierda escoge un enemigo único en el que pueda acumular toda su diatriba, y por medio de la propaganda, del litigio estratégico y realidades tergiversadas, no solo asesinan moralmente a su opositor ideológico, sino que también lo caricaturizan. 

Es obvio que la izquierda puso en la mira a Uribe, a Duque y a Marta Lucía Ramírez, y lo primero que hicieron fue tildarlos de extrema derecha, con el fin único de que cualquier postura que estos tengan, no sea una expresión centrada y coherente frente a la opinión pública, sino extremista. Por eso cuando Colombia atravesaba por el debate del SI y el NO en el plebiscito, Uribe y los del NO fuimos tildados de extrema derecha. Al radicalizarnos, nuestra postura no era basada en hechos objetivos, sino en odios irracionales, y así la izquierda empezó a gozar de un prestigio inmerecido de intelectuales.

Esta doctrina del odio fue reforzada con expresiones como “los enemigos de la paz”, y la radicalizaron aún más cuando empezaron a achacarle a Uribe la guerra, el narcotráfico, la corrupción, el estallido de la Segunda Guerra Mundial, el comienzo de la Gran Guerra, y toda clase de ridiculeces que fueron inyectadas en la mente de la población, y hoy, especialmente quienes carecen del contexto histórico de los últimos 50 años en Colombia, ven a Uribe y su partido, como una secta sacada de los mismos infiernos. 

En ese punto estamos, en el odio contra Uribe porque sí, porque no y porque también, y quienes manipularon las mentes de las juventudes, posan de defensores de Derechos Humanos, cuando la única verdad es que son los legitimadores de los violadores, asesinos, torturadores y narcotráficantes más peligrosos y dementes que haya habido en Colombia. 

PD: Antes del plebiscito, la camarada Angélica Lozano decía que era falso que los terroristas Farc saltarían del monte al Congreso sin pasar por la justicia alternativa. Camarada Lozano ¿No le da vergüenza habernos tildado de mentirosos mientras comparte curul con las Farc mientras en la JEP se rascan la cabeza y se miran los pies? 

PD: El cuento de que Uribe es de extrema derecha fue un invento de la izquierda para poder configurarlo como enemigo único. Uribe es un demócrata con sentido social que defiende la institucionalidad y la autoridad. Lo que pasa es que uno de los mitos que ha introducido la izquierda en medio de la campaña de desprestigio contra el expresidente es que la seguridad es un tema de fachos, cuando la verdad es que es un valor democrático. 

Eso explica también la campaña de desprestigio que adelantan contra las Fuerzas Armadas de Colombia.  

César Augusto Betancourt Restrepo
Acerca de César Augusto Betancourt Restrepo 72 Articles
Soy Profesional en Comunicación y Relaciones Corporativas, Máster en Comunicación Política y Empresarial. Cordovista hasta los tuétanos, ciclista amateur enamorado de Medellín y admirador de Oscar Wilde, Freddy Mercury y Salvador Dalí. Escribo con alma, vida y sombrero. #DogLover #MejorEnBici