La estructura corrupta del Valle

Robert Posada Rosero

Robert Posada Rosero

@robertposada

La estructura corrupta del Valle. Columna de Robert Posada R. Clic para tuitear

En una noticia del pasado 17 de junio El Espectador sostuvo que Dilian Francisca Toro Torres es “una de las mujeres más influyentes en el país”, y a juzgar por lo que ha sido su vida política esta afirmación parece irrebatible, ya que sigue tan campante pese a sus múltiples cuestionamientos.  

Aunque se libró de la investigación que le adelantó la Corte Suprema de Justicia en calidad de Senadora al renunciar a su curul, sus actuaciones públicas son tan controversiales como las razones por las que se volvió prácticamente intocable para la justicia. 

Esa patente de corso que parece tener le ha servido para aumentar su caudal electoral en el Partido de la U, como ama y señora del Movimiento Nueva Generación, colocando senadores, representantes a la Cámara, gobernadora y alcaldes, funcionarios que le responden directamente. 

Casualmente muchas de las personas que llegan a altos cargos arropados bajo su sombra, terminan enredados por temas de corrupción, como acontece en la actualidad con varios de sus prohijados, repitiendo una constante que se enquistó en el Departamento. 

En el ojo del huracán están la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldan, contra quien se adelanta una acción conjunta de responsabilidad fiscal en la Contraloría y apertura de investigación disciplinaria en la Procuraduría por presuntos sobrecostos en la compra de insumos médicos para atender el covid-19. 

A estas acciones contra la corrupción se sumó el anuncio por parte de la Fiscalía General de la Nación de imputación de cargos, también por presuntos sobrecostos, a la secretaria de Desarrollo del Valle, Nataly Toro Pardo, sobrina de la poderosa exgobernadora. 

En la estrategia Transparencia para la Emergencia además abrieron investigación al alcalde de Tuluá, John Jairo Gómez Aguirre, por favorecer con contratos del Covid-19 a financiadores de su campaña, mandatario que recuperó este feudo para Dilian Francisca, gracias a que la poderosa política se la jugó a fondo para lograrlo. 

Los anteriores funcionarios tienen en común que le rinden cuentas, pero gozan de la protección de la llamada ‘Baronesa’, quien utilizó su poder político, burocrático y económico para lograr su elección, y en el caso de su sobrina y otros funcionarios, sus nombramientos, que hacen parte de las exigencias a sus fichas políticas. 

Para demostrar quien está al mando en el Valle del Cauca, su hermana Jimena Toro Torres, se pasea por los municipios de la región haciendo labores propias de la gestora social, como entrega de mercados y otras actividades sociales, disputándose a codazos esta tarea con la gestora oficial Claudia Bibiana Posada. 

En Tuluá la gerente del hospital Rubén Cruz Vélez, Stella Tafur Guerrero, le reporta directamente a la ‘Mona’, y su tía Amanda Toro Torres, recibió de esa entidad en lo corrido de este año $270 millones en contratos a través del laboratorio clínico las Acacias, de su propiedad. 

Aún es prematuro para aventurarse a decir que rodarán cabezas en esta cruzada conjunta contra la corrupción, lo único cierto es que quienes trabajan con la ‘Mona’, afirman con desfachatez que una de las ventajas de pertenecer a su estructura política es que son intocables. 

En la región hizo carrera la aseveración de que además controla a nivel departamental la Procuraduría, Contraloría y hasta la Registraduría, feudos burocráticos que hacen imposible que prospere cualquier acción contra sus peones, quienes con regocijo observan como sus investigaciones son refundidas en el olvido.  

Como acontece con la investigación que está para formulación de pliego cargos en contra del ex alcalde de Tuluá, José Germán Gómez García, por asuntos relacionados con presunta corrupción en la prórroga del contrato a Centroaguas, tema que al parecer fue metido en el congelador. 

Si en realidad la estrategia conjunta de Fiscalía, Procuraduría y Contraloría quiere librar al prospero Valle del Cauca de la corrupción rampante, tendrán que pasar del ruido a los hechos para por fin desmontar esta estructura que le ha hecho tanto daño al Departamento.

Robert Posada Rosero
Acerca de Robert Posada Rosero 8 Articles
Comunicador Social Periodista, especialista en Derecho Constitucional.