La evolución del pensamiento conservador colombiano

RAFAEL GÓMEZ MARTINEZ

@RaGomezMar 

La evolución del pensamiento conservador colombiano columna de Rafael Gómez Martínez Clic para tuitear

En medio de la revolución francesa con su radical violencia y anarquía, algunos pensadores europeos se alzaron en la defensa de los valores de la época. José de Maître (1754 -1821) clamaba por el rechazo al modernismo, lo que hoy se llamaría progresismo. Klemens Matrernich (1773 -1859), estadista austriaco, se esforzó por conservar la casa de los Habsburgo en defensa del derecho legítimo de los reyes europeos.

El ser Conservador es un adjetivo que menciona a aquel o aquello que conserva (guarda, respeta, protege). El término, que procede del vocablo latino conservātor, se utiliza para nombrar a la persona o al partido político que es favorable a la continuidad de las formas de vida actuales.

La palabra conservadurismo viene de la francesa conservateur, nombre dado por algunos escritores de la época que querían volver a la situación de exaltación a Napoleón I (1769 – 1821).

Se le atribuye a Edmon Burke: Reflections  on the revolution in France (1790), el primer ataque frontal en contra de la anarquía de dicha revolución.

Se podría decir que la revolución norteamericana fue un acontecimiento histórico cuyas bases correspondieron al pensamiento conservador en contraposición a lo que fue la violenta y anárquica revolución francesa.

Se podría decir que la revolución norteamericana fue un acontecimiento histórico cuyas bases correspondieron al pensamiento conservador en contraposición a lo que fue la violenta y anárquica revolución francesa. Clic para tuitear

 

Sigler comentó en su libro: La evolución del pensamiento conservador norteamericano, que las creencias conservadoras no constituyen un estuche de instrumentos preparados de antemano, plásticos, listos para armarse.

Don Mariano Ospina solía mencionar que la política conservadora en pleno siglo XXI se podría hacer fácilmente con el decálogo promulgado en 1849 del cual resalto con énfasis el concepto de la civilización vs la barbarie.

Deducimos, entonces, que el conservadurismo de hoy es producto de los pensadores  ingleses y norteamericanos de su época.

La mayoría de los conservadores colombianos del siglo XXI no tienen un verdadero interés por defender lo que se conoce como la doctrina. Diríamos que prefieren ser apéndices del poder de turno. Lo fueron durante los gobiernos de Uribe y de Santos.  La defensa de la doctrina conservadora les importa poco.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, quisiera dejar una serie de reflexiones teniendo en cuenta que se vienen las elecciones regionales de octubre próximo donde se elegirán ediles, concejales, diputados, alcaldías, gobernaciones:

  1. ¿Cuáles serían las bases del pensamiento conservador colombiano en el siglo XXI?
  2. ¿Quiénes serían sus referentes?
  3. ¿Somos conscientes que se presenta una dificultad hoy para vender nuestra mercancía frente a una sociedad que tiende a ser más que liberal, más que libertaria, más progresista, más anarquista, por cuenta de los tiempos que corren de la era de acuario?
  4. ¿En pleno siglo XXI, existe una proclama partidaria de las ideas conservadoras?
  5. ¿No será que llegó el momento de adaptarnos a los tiempos que corren?
  6. ¿El código milenial no es una simbología apta para todos, está el conservatismo colombiano apto para transformase?
  7. ¿Cómo explicar que mientras en los EE.UU y Rusia, las primeras potencias del son regidas por líderes netamente conservadores en sus principios; nosotros, en Colombia, nos dedicamos a ser un apéndice del poder de turno en vez de contar con nuestro propio poder y doctrina?

Algunos eruditos, pensadores, de los tiempos modernos en que nos encontramos aseguran, con frialdad, que la lucha por el pensamiento conservador ha llegado a su fin.

Se podría decir que los pensadores conservadores colombianos del siglo XXI no han formado una escuela, una doctrina política económica, como tal.

Este fenómeno, el de la falta de divulgación del pensamiento conservador, ha generado un desconocimiento del mismo en las nuevas generaciones pertenecientes al siglo XXI, lo que se conoce como milenials.

En consecuencia, son muy pocas o nulas las escuelas de pensamiento, doctrina, conservadora como tal, sobre todo en nuestro país.

El sociólogo francés Jean François Revel comentó en su libro: Cómo se terminan las democracias, que si trazamos una línea en el tiempo encontraríamos que la democracia tan solo sería un punto, un lunar, en el universo de la historia. ¿Será que nos encontramos en una situación similar con respecto al pensamiento conservador colombiano?

¿Qué es lo que queremos conservar? O ¿Será que llegó el momento para salir del closet con el fin de defender la civilización vs la barbarie, como decía don Mariano Ospina? Al mejor estilo de Vox en España.

¿Qué es lo que queremos conservar? O ¿Será que llegó el momento para salir del closet con el fin de defender la civilización vs la barbarie, como decía don Mariano Ospina? Al mejor estilo de Vox en España. Clic para tuitear

Puntilla: Mientras tanto, felicitaciones a Egan Bernal, con apenas 22 años se convierte el ciclista más joven en ganar el Tour de France, Egan contó con un  equipo, lo que le faltó a Nairo y a Rigoberto Urán. Los deportistas sacando la cara por un país cada vez más descuadernado social, políticamente.

Rafael Gomez Martinez
Acerca de Rafael Gomez Martinez 71 Articles
Magíster en Comercio Internacional Universidad Sergio Arboleda. Docente universitario en las áreas de micro, macro economía, economía internacional, pensamiento económico, comercio internacional en las Universidades: Sergio Arboleda, UDCA, San Buenaventura, San Martín, Jorge Tadeo Lozano. Asesor en procesos editoriales, comercio exterior y finca raíz. Columnista de opinión en El Nuevo Siglo desde 1995.