La funesta alianza. Por Juan José Salamanca Clic para tuitear

En los últimos días hemos escuchado con un eco escaso una noticia que debería ser de conocimiento nacional y que debería generar alarma dentro de la institucionalidad colombiana. La noticia en cuestión, es la posible alianza entre las disidencias de las FARC en cabeza del delincuente Gentil Duarte y el partido político Polo Democrático Alternativo donde a su mando se encuentra el senador Iván Cepeda, conocido por sus nexos con miembros FARC.

Curiosamente ante la estremecedora y preocupante noticia, no hemos escuchado mucho, los medios de comunicación, la sociedad, el gobierno y los políticos actuales no se han inquietado por tan alarmante situación, la cual, puede representar una amenaza para nuestra democracia e institucionalidad, ya que miembros de la ilegalidad y subversión pueden utilizar estos mecanismos de “alianzas” como un caballo de Troya e infiltrarse en las instituciones que nos rigen, a tal punto que pueden ser ellos los que desarrollen una agenda pública y política con fines oscuros y perturbadores que seguramente se verán reflejados en el decaimiento de Colombia.

En la nota publicada por la Revista Semana el día 21 de agosto del presente año, se plasma la posible alianza que se puede plantear entre las disidencias FARC y el partido Polo Democrático Alternativo, estas pruebas se recopilaron tras un operativo realizado por el Ejército y la Policía Nacional en el cual estuvieron cerca de dar de baja al líder de las disidencias, Gentil Duarte y lograron la incautación de un computador portátil que fue fuente de la información ya mencionada. Dicho descubrimiento revela una conversación transmitida a Gentil Duarte donde alias “Joseto” (ficha clave de las disidencias FARC) transmite sus gestiones “políticas” y habla de la posible alianza en cuestión y plasma textualmente: “queremos involucrarnos desde ya para ir ganando confianza en esa agrupación política. La ide es proyectarnos para las elecciones regionales del 2024 con candidatos propios…”.

Las anteriores palabras nos plantean una posible realidad perturbadora, ya que el vocabulario utilizado por alias “Joseto” denota que ya se han realizado acercamiento con el Polo Democrático Alternativo donde existe la posibilidad de poner candidatos pertenecientes a este grupo delincuencial y nos da a entender que tiene toda la intención de ganar espacios dentro de esa colectividad ya que, según ellos, la salida del senador Robledo deja las puertas abiertas para su llegada.

Lo anterior como ya se ha mencionado, representa una alerta para los entes reguladores e investigadores ya que, de ser cierto, un grupo político regulado por la ley colombiana y que se piensa acata las normas establecidas, estaría permitiendo la entrada a sus huestes delincuentes de la peor calaña y con el agravante de que muy seguramente participarían directa y activamente en las elecciones del 2024 y por qué no en las del 2022.

Este es un llamado de alerta para las instituciones estatales, los medios de comunicación y la sociedad civil, para que no dejemos que lo anunciado pase y no pongamos en peligro nuestro país.

 

Juan José Salamanca
+ posts
Comparte en Redes Sociales