La Guerra contra el virus

Iván Mauricio Guzmán Rojas

@ivanmguzman

La Guerra contra el virus Columna de Iván Mauricio Guzmán Rojas Clic para tuitear

Al comenzar este año y la década de los años 2020 nunca imaginamos que tendríamos que enfrentarnos también a un enorme reto como seres humanos, que pondría en jaque nuestra propia supervivencia y la estabilidad de nuestras sociedades como hoy las conocemos. Lo que empezó como una epidemia en Wuhan, una ciudad alejada en la provincia de Hubei en China, rápidamente se convirtió en una pandemia con consecuencias desastrosas para Europa y en Estados Unidos y América Latina, una carrera contra el coronavirus para contrarrestar sus efectos sobre la población mayor y los sistemas de salud.

Ciertamente este no es un momento para hacer política, pero si para observar de cerca la respuesta de cada uno de nuestros gobiernos, y debemos mirarla con sumo cuidado y justicia. Si lo pensamos bien, ningún gobierno del mundo en la historia reciente ha tenido que enfrentar una crisis con tantas vertientes como esta, ningún gobernante ha tenido que contemplar la cuarentena absoluta de sus ciudadanos, mientras que al mismo tiempo atiende al llamado de la comunidad médica y científica advirtiendo catastróficos impactos a los sistemas de salud que no están preparados para atender una crisis de estas dimensiones y un sinnúmero de analistas económicos advirtiendo del impacto severo para la economía y el empleo, sobre todo en un país como Colombia donde reina aún la informalidad y donde el teletrabajo es aún un lujo.

Si lo pensamos bien, ningún gobierno del mundo en la historia reciente ha tenido que enfrentar una crisis con tantas vertientes como esta, ningún gobernante ha tenido que contemplar la cuarentena absoluta Clic para tuitear

La respuesta de los gobiernos sin embargo debe ser contundente y coordinada, no ha lugar a vanidades, ni cálculos políticos o electorales, el enemigo es común y nos afecta a todos, sin importar sexo, raza, filiación política o estrato socioeconómico y sobre todo, la única guía para los gobiernos debe ser la ciencia, la misma que nos ha demostrado que el COVID-19 no es una simple gripa como muchos dirigentes la han calificado irresponsablemente, es un virus altamente contagioso, menos peligroso para los jóvenes que para los ancianos, pero capaz de infectar a un amplio número de la población en poco tiempo y de sobrecargar catastróficamente nuestros sistemas de salud. China, Italia y España se lo están demostrando al mundo.

En Colombia ciertamente la carrera contra el virus no ha sido rápida, ni tan eficaz, pero si hay que reconocer que el Gobierno del presidente Iván Duque está luchando contra una crisis sin precedentes, con miles de vertientes, y con un factor de riesgo adicional: Un sistema de salud insuficiente para responder a una crisis semejante. Por ello, si bien hay fallas desde la comunicación del Gobierno Nacional al país, creo que la respuesta, aunque tardía, ha sido de suma prudencia, uniformidad de criterios y preparación para atender la crisis desde múltiples frentes, pero esta respuesta requiere también coordinación y requiere que alcaldes y Gobernadores de Colombia sigan los criterios del Gobierno Nacional para garantizar el orden público, la disponibilidad de recursos y un seguimiento uniforme de la crisis.

Esta crisis requiere también responsabilidad y ejemplo de quienes gobiernan: No es posible convencer a los colombianos de que el aislamiento total y la cuarentena obligatoria al viajar desde el exterior es tarea de todos, mientras Juan Carlos López, alcalde de Popayán, viaja el exterior, regresa al país, no se somete a cuarentena y asiste a una reunión en la Casa de Nariño mintiendo sobre su historial de viaje, exponiendo a cientos de personas en el proceso, esto merece todo nuestro rechazo y si bien deseamos pronta recuperación al Señor Alcalde de Popayán, merece también ser investigado por las autoridades competentes. Este no es momento de jugar con la salud de los colombianos.

La respuesta internacional también ha dejado mucho que desear. Mientras Estados Unidos y China se culpan mutuamente por la pandemia, Europa ha enfrentado la furia del virus, siendo España e Italia las más golpeadas por la falta de estrictas medidas de contención y aislamiento exacerbadas seguramente por la política de libre tránsito de personas en la Unión Europea, mientras la Organización Mundial de la Salud sigue enviando mensajes tardíos y poco alentadores, perdiendo la oportunidad de construir una estrategia unificada y global para combatir la pandemia y desacelerar la propagación del virus.

Sin embargo y a pesar de la descoordinada respuesta internacional, este es un momento donde debemos reconocer a nuestros médicos y demás profesionales de la salud en todo el mundo quienes están día a día en el pie de lucha contra el virus, quienes no pueden acatar las ordenes de cuarentena para cuidar a los enfermos. En otras guerras hemos celebrado el heroísmo y valentía de los soldados y policías que protegen nuestra democracia, nuestras instituciones y nuestros bienes, pero en esta guerra vamos a celebrar el heroísmo y la entrega de nuestros médicos y profesionales de la salud que protegen nuestras vidas y serán nuestra esperanza para ganar la guerra contra el coronavirus.

Como bien dijo el presidente de Francia Emmanuel Macron: “Estamos en guerra” y esta vez nuestra guerra es contra un enemigo invisible pero capaz de doblegar nuestra sociedad, y somos cada uno de nosotros los responsables de enfrentar al enemigo con nuestras acciones, la más fácil: Permanecer en casa junto a nuestras familias y seres queridos mientras que el enemigo muere en las calles sin poder llevarse más vidas humanas.

Para poder ganar esta batalla debemos dejar de lado, aunque sea temporalmente, lo que nos divide en sociedad. Tras el anuncio de cuarentena total en Colombia y según reportaron varios medios, el presidente Iván Duque y el Senador de oposición Gustavo Petro conversaron telefónicamente y el mensaje fue de apoyo unánime a las medidas del Gobierno Nacional. Ese es el ejemplo que TODOS debemos seguir en un momento donde no importa si somos de izquierda o derecha, es un momento donde todos, como seres humanos, enfrentamos un enemigo común y donde debemos estar más unidos que nunca para ganar la guerra.

Este será seguramente el evento histórico más relevante del año 2020 y de nuestra generación, que podrá contar como en pocas semanas dejamos de ver el mundo como lo conocíamos y tuvimos que tomar medidas que hasta el momento las veíamos en películas y documentales, ignorando que esa sería nuestra realidad en el año 2020. Que sea entonces una gran oportunidad para reflexionar sobre nuestra fragilidad en el mundo y que sea también la oportunidad de enseñarnos que la solidaridad y la empatía son las mejores armas para superar cualquier obstáculo.

En las próximas semanas despeguémonos del debate político, rechacemos categóricamente a quienes quieran hacer política con la crisis y enfoquémonos en la respuesta de nuestros Gobiernos, para eso los elegimos, respaldemos lo bueno y exijamos respuestas concretas y medidas uniformes, no hay mejor momento para evaluar a nuestros gobernantes que en los momentos de crisis.

En las próximas semanas despeguémonos del debate político, rechacemos categóricamente a quienes quieran hacer política con la crisis y enfoquémonos en la respuesta de nuestros Gobiernos Clic para tuitear
Ivan Mauricio Guzman Rojas
Acerca de Ivan Mauricio Guzman Rojas 2 Articles
Colombiano Abogado Pontificia Universidad Javeriana | LL.M University of Miami School of Law | Columnista | Opiniones Personales