La importancia de definir el mensaje: de la perorata a lo concreto

CÉSAR AUGUSTO BETANCOURT RESTREPO

Columnista

@C88Caesar

La importancia de definir el mensaje: de la perorata a lo concreto Columna de César Augusto Betancourt Restrepo Clic para tuitear

Columnista

Se acerca un nuevo período de elecciones, y muchos de los aspirantes a Concejos, Asambleas, Alcaldías y Gobernaciones, están terminando de pulir sus programas, discursos y puestas en escena para salir a enamorar a la ciudadanía con sus propuestas.

Este es un momento de convulsión publicitaria, pues por todas partes empezamos a ver las vallas, los volantes, los pasacalles, y cuanto material existente hay para hacer propaganda política.

Y mientras los candidatos tratan de resaltar entre todo el bullicio, generar afecto y recordación, muchos de ellos olvidan algo esencial: la ciudadanía de hoy no es la misma de antaño. Hoy el político no enamora masas con peroratas melifluas sino con propuestas concretas y la forma en que las transmite.

Hoy el político no enamora masas con peroratas melifluas sino con propuestas concretas y la forma en que las transmite. Clic para tuitear

Al respecto, lo más importante a la hora de que el candidato se siente con su equipo de comunicaciones es definir una bandera, es lo que el teórico de la propaganda política, Jean Marie Domenach llamó, Regla de Simplificación y del Enemigo Único.

“En todos los campos, la propaganda se esfuerza en primer lugar por lograr la simplicidad. Se trata de dividir su doctrina y sus argumentos en algunos puntos que serán definidos tan claramente como sea posible. Toda una gama de fórmulas está a disposición del propagandista: manifiestos, profesiones de fe, programas, declaraciones, catecismos, los que, bajo una forma generalmente afirmativa, enuncian una cierta cantidad de proposiciones en un texto breve y claro”.    

En esencia, esta Regla de la Propaganda le dice al candidato que debe centrar su discurso en un solo mensaje y un solo enemigo, y que ese mensaje y enemigo deben ser tan claros y explícitos, que genere una gran recordación y afinidad (emotiva y racional) con la audiencia.

Para encontrar ese mensaje único, el candidato debe leer muy bien el sentir de la población o segmento de la población al cual se va a dirigir; saber comprender ese malestar, ese sentimiento, y traducirlo en una propuesta atractiva para los electores.

Cuando tenemos esa lectura, y empezamos a estructurar ese Mensaje Único, vamos a encontrar que el resto de elementos programáticos y comunicativos van a salir con gran facilidad.

Hoy las ciudadanías han cambiado, no estamos para discursos eternos, enredados, convulsos y sin un fin concreto. Queremos candidatos con pilares estructurados, propuestas concretas y que nos convenza emotiva y racionalmente.

Señores candidatos, toca pasar de la perorata a lo concreto.

PD: Un consejo que les doy a los candidatos es, no llenen de propuestas y más propuestas a los electores que finalmente no van a recordar. A los aspirantes a cargos uninominales definan un Mensaje Único atractivo, tres pilares que giren en torno a ese Mensaje Único, y de cada pilar un máximo de tres propuestas. Finalmente tendrán nueve propuestas firmes, ahora elija las tres mejores, y con esas tres salga a la plaza pública.

Está comprobado que las masas no recuerdan más de tres propuestas, y eso solo si tienen relación entre ellas (de ahí lo importante que las propuestas y los pilares giren en torno a ese Mensaje Único).

Si por el contrario ustedes aspirantes atiborran a los electores con muchas propuestas, no van a lograr mucho. Recuerden que en comunicación, menos es más.

A los candidatos a corporaciones el consejo es, busque un solo tema y sépalo vender en todos los públicos, y eso sí, busque el factor diferenciador.

Finalmente, a todos: el hecho de que una propuesta sea buena, beneficiosa y aplicable, no significa que sea fácilmente vendible y mucho menos que genere pasiones; hay que buscar propuestas que calen en la comunidad, y estas generalmente son sencillas de entender y de transmitir.

Hay que buscar propuestas que calen en la comunidad, y estas generalmente son sencillas de entender y de transmitir. Clic para tuitear
César Augusto Betancourt Restrepo
Acerca de César Augusto Betancourt Restrepo 30 Articles
Soy Profesional en Comunicación y Relaciones Corporativas, Máster en Comunicación Política y Empresarial. Cordovista hasta los tuétanos, ciclista amateur enamorado de Medellín y admirador de Oscar Wilde, Freddy Mercury y Salvador Dalí. Escribo con alma, vida y sombrero. #DogLover #MejorEnBici