La legitimidad aplazada de la JEP

GINA GONZÁLEZ GRAU

@Gina_GonzalezG

La legitimidad aplazada de la JEP Columna de Gina González Grau Clic para tuitear

Con el auto proferido recientemente por la JEP, en el que se decidió sobre la garantía de no extradición de alias Jesús Santrich, ha quedado al descubierto una serie de inconsistencias,  que muy precavidamente, ya se habían anunciado desde los sectores que votamos no, en el polémico plebiscito. La JEP, al menos en su estructura institucional, no presenta mayores inconvenientes, o por lo menos no en comparación con sus graves problemas de legitimidad, pues es una institución que goza de un descredito ex ante.

Las razones de tal problema, desde luego, nos deben remitir a los acuerdos de La Habana, concretamente a las negociaciones que en aquella ocasión se surtieron entre Estado y Farc, con miras a la superación del conflicto armado. Nadie discute, o al menos nadie sensato, sobre la necesidad de que la solución fuese negociada, la discusión se centraba en hasta qué punto estábamos dispuesto a ceder como Estado y sociedad para la consecución del fin superior de la paz.

La JEP, al menos en estructura institucional, no presenta inconvenientes, o por lo menos no en comparación con sus graves problemas de legitimidad, pues es una institución que goza de un descredito ex ante. Clic para tuitear

Es precisamente en las irregularidades de ese “”como” donde se fracturó, al parecer irremediablemente, la legitimidad de todo lo resultante del acuerdo, incluido obviamente la JEP como poder constituido. Y es que como en otrora lo planteara el connotado constitucionalista Roberto Gargarella “La ciudadanía tuvo poco tiempo para informarse, para debatir sobre las propuestas en juego, y sobre todo para introducir algún mínimo matiz en los acuerdos que las elites habían cerrado y blindado de antemano.” Es precisamente en esa desatención a las inquietudes sobre el acuerdo que triunfaron el 02 de octubre de 2016, donde se vició irremediablemente de ilegitimidad todo el proceso y, consecuencialmente, todo lo producido a partir de él.

Las discusiones en democracia,  particularmente las que versan sobre temas de extraordinaria importancia como la paz, no pueden ser monólogos, ni expresiones univocas de un sector de la sociedad, porque es precisamente en la amplitud de la discusión y del consenso, donde los procesos democráticos se purifican y quedan sellados de verdadera legitimidad. Habida cuenta de una institucionalidad portadora del virus de su propia destrucción, al gobierno ahora le subsiste la obligación de recomponer el camino, esta vez con un grado de dificultad mucho mayor, por la crisis institucional de todo el sistema y con la premura de pasar la página para dedicarnos, ahora sí, a la agenda de país. Es así como la legitimidad y, por ende, la credibilidad de la JEP ha quedado aplazada indefinidamente.

Es así como la legitimidad y, por ende, la credibilidad de la JEP ha quedado aplazada indefinidamente. Clic para tuitear
Gina González Grau
Acerca de Gina González Grau 14 Articles
Nací en la ciudad de Barranquilla el 1 de abril de 1995, curso último año de derecho en la Universidad Libre de Barranquilla. En twitter me encuentran como: @gina_gonzalezg