LA LEY DEL PÉNDULO Clic para tuitear

 

Todo en la vida crece y decrece, va y viene, sube y baja, oscila y se resguarda del vaivén del tiempo.

Viviendo la situación actual de mi país, me identifico con esta ley.

Empecé a reconocer mi país, cuando comprendí el riesgo en que estaba e hice parte de Resistencia Civil, año 2016, presentí todos los males que venían para Colombia, provenientes de unos mal hechos acuerdos de paz, bandera del entonces presidente Juan Manuel Santos. Una amenaza, no por su forma sino por su fondo, allí se despertó mi deseo de controvertir y luchar por una verdad sin impunidad, por proteger nuestros principios de libertad y democracia desde la voz de la opinión, como mujer y como joven.

Fue una lucha permanente para no abrirle las puertas a la izquierda o al comunismo del siglo XXI, a lo que tanto temíamos y hoy es nuestro presente con 4 años totalmente desconcertantes.

Hoy con dolor de patria, siento que esa experiencia me estaba preparando para enfrentar esta dura realidad. Solo queda la satisfacción del deber cumplido y empezar una nueva etapa, de una oposición responsable, metódica y en lo personal acudir a la coraza de guerrera y seguir defendiendo lo que tanto amamos, Colombia.

Aún estamos a tiempo de unirnos y no permitir que destruyan todo lo que se ha construido, es el momento de defender nuestras instituciones, de ser propositivos, proactivos y darles ánimo a nuestros empresarios, a los jóvenes emprendedores y a las personas que en este momento temen por su presente y su futuro, como escribió el poeta Rubén Darío: «Colombia es tierra de leones» y seguiremos rugiendo y defendiendo lo nuestro.

Como un medio para recobrar la confianza ciudadana es necesario enmendar errores del pasado, con una visión de futuro y es esta una oportunidad política crucial, es hora de proponer cambios de reestructuración del Estado, para convertir las posibilidades de desarrollo en oportunidades de mejoramiento en la calidad de vida de todos los ciudadanos, para lo cual es necesario iniciar una veeduría comprometida y con argumentos. Haremos parte de esos 11 millones de colombianos que pensamos que el cambio no significaba hacer un pacto con los corruptos y que lo único histórico, va a ser el daño progresivo a nuestra economía, al orden y al tejido social.

Como ciudadana defensora de los valores democráticos, estaré atenta a luchar por ellos y por la libertad de todos los colombianos.

 

Alejandra Cifuentes
+ posts

Caleña, Comunicadora Social, Analista Digital y Política, CEO Fundación Convivencia Creativa.