El mundo tiene suficiente información de lo catastrófico que resulta para la sociedad perder su libertad, vuelvo a la sabiduría urbana; “inteligente el que aprende de los errores, sabio que el aprende de buenos… Clic para tuitear

“La libertad no consiste en hacer lo que nos gusta, sino en tener el derecho a hacer lo que debemos. Papa Juan Pablo II”

Parece a la luz de los hechos actuales que el concepto general de libertad se circunscribe exclusivamente al evento que deriva en la cárcel en cualquiera de sus modalidades, mucho de esto se da por que las sociedades al lograr un triunfo social lo asume propio, eterno y descuidan su evolución y desarrollo.

Nos creemos libres y olvidamos que lo somos, esta realidad nos hace vulnerables a perder nuestra libertad, por supuesto que existen muchos interesados en que la perdamos, pero no es una acción premeditada orientada hacia la mejora, no es una ambición con el objetivo de lograr bienestar, por que no existe bienestar sin libertad, es una estrategia perfectamente alineada con un violento objetivo: poder, dinero y odio.

Por eso es tan importante hablar de libertad desde lo cotidiano, por eso debemos recordar el camino que nuestra sociedad recorrió para lograrla, la libertad invisible de la que gozamos, debemos hacerla visible y en consecuencia valorarla y defenderla. No podemos seguir pensando que no esta riesgo, siempre lo a estado, pero hoy mas que nunca esta en peligro. La perdida de la libertad no es un supuesto improbable, es una consecuencia de la indiferencia frente a su valor. La ciencia urbana lo define “Nadie sabe el valor de algo hasta que lo pierde”

La cadena de persecución para coartar la libertad, pretende entonces necesariamente la lucha por el poder, que desde la percepción de sociedad es un lugar donde se hace factible derrocarla, esta lucha lleva años y empezó en el momento que creímos tácito vivir libres para siempre, esto provoco un desinterés que nos puede pasar la factura. Libertad para pensar, libertad para desarrollarse, libertad para expresar lo que pensamos y sobre todo para elegir lo que pensamos. Nada es mas importante que eso.

El poder ambicioso y criminal no puede convivir con una sociedad libre, necesita eliminarla para crear en la sociedad una dependencia perversa, que en medio de la supervivencia se enquista en las personas al punto que olvidan que alguna vez fueron libres. El momento de atacar la libertad no se presenta como los combatientes de guerras históricas, no es una pelea de frente, se disfraza, se mimetiza en discursos de esperanza, siempre mejores que la actualidad imperfecta, maximiza las necesidades, agrega adjetivos alimentadores de odio y sobre todo, se mueve económicamente de forma abundante, para favorecer objetivos particulares.

Defender la libertad implica entonces, evaluar lo recorrido, mejorar lo que este mal y buscar soluciones para continuar el camino del desarrollo con énfasis en el bienestar, hay mucho por mejorar en la sociedad y mas después de la despiadada pandemia, pero pretender hacerlo sin libertad es imposible. Por eso debemos levantar la voz para que no sigan engañando incautos, adoctrinando juventudes y seduciendo ambiciosos de poder, con el regalo de una sociedad perfecta sin libertad.

La libertad es un derecho que tenemos, pero también trae deberes, debemos hablar de esto mas a menudo, debemos defenderla, trabajando, impulsando proyectos de desarrollo, propiciando nuevas empresas, siendo solidarios con los que nos necesitan, participando en los escenarios políticos desde nuestro rol de ciudadanos, formando a nuestros hijos para que la conozcan y la puedan defender.

El mundo tiene suficiente información de lo catastrófico que resulta para la sociedad perder su libertad, vuelvo a la sabiduría urbana; “inteligente el que aprende de los errores, sabio que el aprende de buenos consejos.”

Luis Martinez García
+ posts

Luis Martínez Nació en Cali – Valle. Es Administrador de Empresas con énfasis en Economía Solidaria, Especialista en Gerencia de Mercados, Especialista de PNL, Coaching corporativo y Liderazgo de la Universidad Isabel la católica – España. Magister en Sistemas Integrales de Calidad, Desarrollo sostenible ISO 14.001 AMBIENTAL e ISO 26000 RSE ISO 9001 CALIDAD, Seguridad y salud en el trabajo ISO 18000,Consultor certificado a través de la unidad de consultoría, por ICONTEC en Planeación Estratégica y de Mercados e implementación de SIGC, realizo estudios de Prospectiva Estratégica Universidad Nacional de Colombia, Gestión de Proyectos de desarrollo, Banco Interamericano de Desarrollo, Formación en Desarrollo de industrias creativas y culturales Banco Interamericano de Desarrollo. Consultor Máster INNPULSA y es aspirante al Doctorado de Turismo en la Universidad de Girona de España. Actualmente es docente de la Universidad Pontificia Bolivariana en la escuela de Economía Administración y negocios.

Costeño de convicción, hincha de junior y amante de la arepa e' huevo y el mote de queso; vivo en la sabana de Córdoba.

Comparte en Redes Sociales