La marcha del oprobio

Coronel Oscar Colorado
En vez de salir a destruir, porque no se sientan a proponer soluciones, esgrimiendo argumentos válidos utilizando mecanismos democráticos, a través de interlocutores que no carguen en sus hombros delitos Clic para tuitear

TODAS léase bien, todas las marchas o protestas promovidas por la izquierda progresista han terminado en actos terroristas, en ninguna de ellas la civilidad ha prosperado ya sea por vándalos encapuchados, indígenas ancestrales, indignadas empelotas o cocaleros disfrazados de campesinos; el resultado es el mismo: destrucción de la propiedad privada con agresión a sus dueños, ataque a los sistemas de trasporte público con pasajeros a bordo, cierre de vías con quemas de carga, asalto a las iglesias con feligreses en oración, vulneración a las libertades de sus conciudadanos con ofensas y escupitajos al más mínimo reclamo y atentados premeditados y despiadados a la Fuerza Pública.

Terminadas estas jornadas del horror y a la hora de las responsabilidades, salen sus cabecillas, todos ellos ex miembros de grupos terroristas como el M-19, psicópatas con delirio de intelectuales o sus iguales los del partido de la rosa, violadores, asesinos con amnesia temporal selectiva diciendo que: fueron infiltrados por manos oscuras o fue el gobierno quien envió agentes en cubierto a desprestigiar su marcha pacífica.  Si nadie les cree o intentan responsabilizarlos, inician sus campañas de auto amenaza valiéndose de sus alfiles periodistas y jueces corruptos, exigiendo seguridad y más policía para que los cuiden, porque ellos si saben, que únicamente entre delincuentes existen vendettas o pregúntenle a romaña, hasta hace poco contertulio y amigo de estos funestos personajes.

Los 465 muertos el pasado domingo, cifra récord en Colombia, a causa de esta pandemia y los miles de contagiados diarios no importan.  La consigna de estos desadaptados y su recua de seguidores es una sola: hay que salir a destruir, estamos protegidos por la vacuna del odio.  Que los servicios de salud colapsen, los muertos inunden la calles, el comercio quiebre, los emprendimientos fracasen, los grandes capitales se trasladen a otros países, que reine el caos, porque así y solo así lograrán alcanzar su objetivo: conseguir que Gustavo Petro, ser ruin, mentiroso, inepto y psicópata llegue a la casa de Nariño tras las promesas de soluciones estúpidas, que solo creen quienes marchan con él.

Lo he dicho en columnas anteriores, nada es al azar, todo obedece al siniestro plan de la izquierda progresista.  Es así, como sus mandatarios  se preparan soterradamente para apoyar a sus vándalos en las calles como siempre lo han hecho y su principal figura Claudia Nayibe, ya salió a los medios de comunicación a decir “…le ruego a los diferentes dirigentes que tengan responsabilidad…INSISTO, LÉASE, le ruego, jamás usó o usará el mismo tono amenazante  empleado  con los  comerciantes “… todo aquel que viole la cuarentena, abra su negocio o permita reunión de personas, incurrirá en delitos penales y se atendrá a las consecuencias…”

En vez de salir a destruir, porque no se sientan a proponer soluciones, esgrimiendo argumentos válidos utilizando mecanismos democráticos, a través de interlocutores que no carguen en sus hombros delitos atroces como el secuestro, la violación, la desaparición forzosa o el homicidio, por solo enlistar algunos.

POSDATA 44: “Señor Presidente, estas protestas se van a realizar el 28 o más adelante, jamás mediará con estos barbaros la razón, ellos siguen su plan, generar caos y zozobra, no más mediación, los organizadores y promotores deben responder, penal administrativa y disciplinariamente por los desmanes que se presenten, usted tiene un buen Ministro de Defensa y una Fuerza Pública profesional, otórgueles garantías legales y apóyelos en sus procedimientos, casi 11 millones de Colombianos lo elegimos, no nos falle.”

Coronel (r) Oscar Ricardo Colorado Barriga
Acerca de Coronel (r) Oscar Ricardo Colorado Barriga 35 Articles
Oficial del Ejercito Nacional, con 30 años de experiencia en la vida Militar, del arma de Infanteria, en todos los grados me desempeñe en unidades de primera linea.Administrador de Empresas, diplomado en negociación de conflictos y consultor en táctica y estrategia militar.