La Ofensiva del Tet

Jaime Hernández

La Ofensiva del Tet

@JimHernandezG

La Ofensiva del Tet Columna de Jaime Hernández Clic para tuitear

Mil novecientos sesenta y ocho fue un año lleno de sucesos históricos. Ya nos referimos a uno de ellos, La primavera de Praga, el acontecimiento del que por estos días se cumplieron 50 años. Ese 1.968 fue un año crucial para el mundo. O si prefieren icónico. Durante esos 365 días tuvieron lugar hechos históricos que impactarían al mundo y que tendrían trascendencia en los siguientes años. De alguna manera determinaron, o, si se quiere, condicionaron el mundo de ahí en adelante.

En ese 1.968 tuvo lugar otro acontecimiento primaveral, el París de «Mayo del 68» o “Mayo francés”, como también fue conocido. Una revuelta estudiantil que literalmente se tomó las calles de Paris y descoloco´ al gobierno francés del héroe de la II Guerra Mundial Charles de Gaulle.

En ese mismo año sesenta y ocho tuvo lugar otro hecho de enorme trascendencia. El asesinato del líder negro de los Derechos civiles, Matin Luther King, que cayó víctima de una bala asesina en Memphis – Tenesse, cuando saludaba desde el balcón de un motel en esa ciudad. El Pastor King había sido galardonado con el Premio Nobel de Paz cuatro años atrás por su lucha contra la segregación racial y el respeto por los derechos de la minoría negra.

En otro lugar del mundo tenía lugar el conflicto internacional cuyo desarrollo lo convirtió en sello distintivo del carácter de la Guerra Fría. La Guerra de Vietnam.

En otro lugar del mundo tenía lugar el conflicto internacional cuyo desarrollo lo convirtió en sello distintivo del carácter de la Guerra Fría. La Guerra de Vietnam. Clic para tuitear

Esta confrontación entre Vietnam del Norte y la guerrilla comunista del Vietcong por un lado y Vietnam del Sur con el apoyo de Estados Unidos por el otro, tuvo como antecedente la ocupación francesa de la península Indochina, en el sudeste asiático. Ese enfrentamiento en el que estaba envuelta Francia recrudeció luego del final de la II Guerra Mundial, cuando la guerrilla comunista comandada por Ho Chi Minh, un vietnamita educado en Paris, desato una ofensiva militar cuyo acto final fue el Pacto de Ginebra que puso fin a las hostilidades y dividió al país en dos: La comunista Vietnam del Norte y el débil régimen de Vietnam del Sur, que para sostenerse tuvo que acudir al respaldo de Estados Unidos.

La primera potencia, entendiendo que esa confrontación era una  extensión del juego geopolítico mundial en el que estaba enzarzada con la Unión Soviética desde la II Guerra, asumió el lugar de los franceses y fue involucrándose poco a poco en el conflicto hasta que decididamente aumento la presencia de tropas, que terminaron interviniendo directamente en las acciones militares.

Para 1.968, el alto mando militar norteamericano que para ese año ya controlaba todas las tropas desplegadas y las acciones en el campo de batalla, tenía la convicción de que con su potencia superior de fuego y con los más de 500.000 soldados que habían desembarcado en Vietnam, propinaría golpes militares de una dimensión tal que debilitaría a la guerrilla y conduciría a un cercano final de la Guerra.

Pero, con ocasión de la festividad vietnamita del Tet, el 30 de Enero de 1.968, las fuerzas rebeldes del vietcong, con apoyo de Vietnam del Norte, aprovechando la pausa y la relajación por la fiesta, desencadenaron una ofensiva contra posiciones en todo el territorio de Vietnam del Sur. Casi todas las capitales de provincia fueron atacadas. El ataque minuciosamente planeado, tomo de sorpresa a las fuerzas norteamericanas y sur vietnamitas, y por un instante la defensa de muchos objetivos flaqueo y estuvieron a punto de caer en manos de los rebeldes. Las fuerzas norteamericanas debieron emplearse a fondo para rechazar el intento de asalto a la embajada de Estados Unidos y al aeropuerto.

Finalmente, un mes después todos los ataques habían sido rechazados y las posiciones inicialmente perdidas, recuperadas. El saldo de muertos del vietcong alcanzó la enorme cifra de 50.000 muertos. Algunos sostienen que 80.000, y otro tanto de heridos. La ofensiva del Tet como se conoció a la acción fue una derrota militar para ellos. El costo en pérdidas fue incalculable, pero demostró que el ejército norteamericano era vulnerable, que lo podían atacar y que podían causarle bajas sustanciales. Por lo que, si bien contabilizaron una derrota táctica, obtuvieron una victoria estratégica y política.

La ofensiva del Tet fue determinante en el curso de la guerra. Constituyó, a pesar de la derrota del vietcong un punto de quiebre. La vulnerabilidad de la evidente superior fuerza militar norteamericana quedo al descubierto.  El final del conflicto estaba lejano.

El conflicto que por excelencia definiría la guerra fría, pasó de un enfrentamiento militar a un apasionante duelo diplomático. El evento diplomático de las conversaciones de paz en Paris a cuatro partes entre la guerrilla del Vietcong con el respaldo de Vietnam del Norte, Estados Unidos y Vietnam del Sur, para poner fin al conflicto es quizá el más destacado de la guerra fría y probablemente uno de los pulsos diplomáticos más intensos de la historia.

Finalmente, el Acuerdo puso fin a la Guerra. Y los Estados Unidos, contra la voluntad del gobierno de Vietnam del Sur, acepto retirar las tropas que tenía en el país asiático. Las desgarradoras escenas de la retirada americana en 1.975 constituyen un documento fílmico de lo que le esperaría a los miembros del gobierno de Vietnam del Sur y a quienes lo apoyaban.

La Guerra de Vietnam y en particular la Ofensiva del Tet constituyeron un espejo en el que se reflejaron las guerrillas en todo el mundo.  Por años las guerrillas comunistas se nutrieron de la experiencia vietnamita y trataron de reproducir las tácticas del vietcong. Pero, como hemos visto, sin éxito en el caso de las FARC y el ELN.

Por años las guerrillas comunistas se nutrieron de la experiencia vietnamita y trataron de reproducir las tácticas del vietcong. Pero, como hemos visto, sin éxito en el caso de las FARC y el ELN. Clic para tuitear

Vietnam ya unificado tardo años en recuperarse. Finalmente, sus dirigentes tomaron la decisión de introducir reformas económicas y abrir su economía. Las medidas de corte capitalista dieron resultado. Vietnam es uno de los países de mas rápido y alto crecimiento. Sin embargo, queda el interrogante. ¿Valió la pena esa lucha fratricida en la que murieron más de 4 millones de vietnamitas? ¿Qué sentido tuvo ese sacrificio inmenso si al final tuvieron que adoptar las reformas capitalistas y aceptar que el esfuerzo individual es el que impulsa el desarrollo? Que no hay manera de sustituir la iniciativa individual y que cincuenta años después de la ofensiva que cambio el curso de la guerra, los herederos de quienes luchaban por implantar el comunismo han encontrado que la fórmula para desterrar la pobreza ya estaba inventada y que su aplicación con éxito en ese país lo convirtió en un ejemplo similar a sus vecinos Hong Kong, Malasia, Indonesia, Taiwán y Singapur.

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 480 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo