La peor crisis, la económica II

Aldumar Forero Orjuela

Aldumar Forero Orjuela
Si no se empieza a trabajar en lo económico, la crisis en este sentido será peor que la producida por el coronavirus, ojalá me equivoque, hay que actuar de inmediato por la salud física y económica de todos. Clic para tuitear

 

En mi anterior columna titulada “La peor crisis, la económica I” en donde relaté entre otras cosas que en el mundo y en Colombia se ha tratado de crear una dicotomía entre salud y economía, que por supuesto es un error muy grande toda vez que se pone a las sociedades entre contagiarse de un virus moral o morir de hambre y de deudas porque no se puede trabajar. El otro tema tratado en mi anterior columna fue el papel que tienen los economistas en esta crisis, es que no se puede ser tan ingenuo de esperar después de la pandemia a ver qué pasa con la economía, se debe actuar desde ya con decisiones de política pública.

Para esta segunda parte de “La peor crisis, la económica” quiero hacer énfasis en los problemas que puede derivar la crisis económica en Colombia, problemas muy grandes y serios que puede afectar nuestra estabilidad como país, así que no es un tema menor y en consecuencia se debe actuar lo más pronto y diligentemente posible.

El tema central de la crisis económica de Colombia es el excesivo y exorbitante déficit fiscal. Si se hace un recuento del gasto del Estado se puede concluir que durante el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos el gasto fue muy alto y para nada, es decir, hubo un derroche como nunca se había visto. Santos y todo su gobierno pensaron que Colombia era su hacienda en la cual podían gastar dinero en cosas innecesarias para satisfacer sus gustos “finos”.

El problema de ese gobierno entre otros fue el gasto de dinero primero para adecuar la Casa de Nariño y segundo en el pago de hoteles, alimentación y otras cosas a los criminales de las FARC en lo que se denominó falsamente como negociación de paz, que de paz no tiene nada.

El anterior gobierno se gastó la plata como si Colombia tuviera de sobra o que todo el mundo nos prestara sin interés. Fue un error garrafal por parte de Colombia gastar por gastar. No había necesidad de pagar miles de millones de pesos para mantener a unos criminales cómodos en Cuba, tampoco había necesidad de gastar la plata en cortinas millonarias como tampoco había necesidad de gastar la plata en maquillaje para el presidente y la primera dama o para publicidad.

Ahora cuando en verdad necesitamos el gasto del Estado para sortear de la mejor manera la pandemia el hueco fiscal es casi inimaginable e imposible de llenar. Pareciera que quienes se encargaron de la política económica del país en el gobierno de Santos no sabían nada de economía sino más bien sabían del derroche producto de la burocracia, eso debería tipificar un delito y ser acusados formalmente, desde el presidente para abajo. Con las finanzas del Estado no se juega.

Ahora bien, el problema que se asoma para Colombia en términos económicos no es de menos calado, es muy preocupante. Con un déficit fiscal rondando el 10% del PIB, si el 10% de toda la producción nacional, algo inimaginable para un país con un apolítica macroeconómica solida pero con una irresponsabilidad política y administrativa impresionante.

El problema radica en que con un déficit fiscal tan alto y muy difícil de subsanar las muy importantes calificadoras de riesgo que son las que monitorean constantemente el estado de la economía y miden por supuesto el riesgo que pueden tener los inversionistas en el país. Dado este panorama, con un gasto desenfrenado en donde la política económica está lenta y a la economía en crecimiento negativo las calificadoras están al punto de sancionar a Colombia.

¿cómo sería?, al ver que el país no está haciendo una buena tarea en materia económica, en donde el riesgo para invertir es inminente las calificadoras impondrán altos intereses a la deuda que tiene Colombia.

E

Enese panorama el país estaría al borde de la quiebra. La salud es importante ni más faltaba pero la economía es fundamental. Si el gobierno nacional no impone decisiones que busquen que la economía se restablezca es muy difícil que en menos de 10 años la crisis económica se solucione y seria peor si un gobierno de izquierda que le guste el gasto excesivo, los impuestos altos y la persecución a la empresa solucione este problema.

Si no se empieza a trabajar en lo económico, la crisis en este sentido será peor que la producida por el coronavirus, ojalá me equivoque, hay que actuar de inmediato por la salud física y económica de todos.

Aldumar Forero Orjuela
Acerca de Aldumar Forero Orjuela 64 Articles
Aldumar Forero Orjuela, nací el 12 de noviembre de 1998 en Bogotá D.C., estudiante de Economía de la Universidad de la Salle. Egresado del colegio Externado Porfirio Barba Jacob de Bogotá, de este colegio soy Bachiller Técnico. Durante mis últimos años de bachiller trabaje en prácticas como "asesor" contable en la misma institución académica; técnico en Asistencia Administrativa. Miembro activo del grupo más grande de jóvenes en Colombia en materia política, Universitarios del Centro Democrático (UNICD). Mi pasión la política de mi país, mi interés la coyuntura mundial.