#LaFarsándulaCriolla

Luis Gabriel Carrillo Navas

Luis Gabriel Carrillo

Si aceptamos que los medios de comunicación, los políticos o la farándula nos digan qué pensar, decir o actuar, sufrimos la peor de las enfermedades el sometimiento Clic para tuitear

La izquierda siempre ha sido polifacética, como diría Agustín Laje, o Gloria Álvarez en sus textos: “Libro Negro de la Nueva Izquierda” “El Engaño Populista” o “Cómo Hablar como un Progre” los zurdos aprendieron a forjar los famosos voceros desideologizados, semi ocultos, y camuflados pertenecientes en su mayoría a la farándula, y el periodismo, que se declaran abiertamente que no son comunistas, socialistas o progresistas, pero cumplen muy bien las funciones del símbolo de la hoz y el martillo, cuando le conviene son la #FarsándulaCriolla.

Siempre te dirán en sus redes sociales que se limitan a opinar, son abanderados de la libertad de expresión y de opinión (la de ellos), pero sutilmente aprovechando el cariño de tiempos pasados, la simpatía de su oficio, o de las novelas que protagonizaron, se convierten en los agentes privilegiados para conmover y persuadir al lado de la siniestra.

¡No lo olviden! son actores y actrices sea reparto o protagónico y en ocasiones hasta los mejores extras; exclamarán que no son uribistas o petristas, ni derecha ni de izquierda, pero su crítica ácida y a veces grosera los delata “Solo miran una cara de la moneda”, y en el proceso son activistas de todo y para todo la #FarsándulaCriolla.  Analicemos en parte sus estrategias.

  • Utilizarán su belleza o el atractivo físico para buscar que se les tenga consideración incluso que generen simpatía, lástima y hasta lágrimas de tristeza o emoción, al estilo del eslogan merlano, “somos perseguidos, víctimas y todo lo que digamos es la purita verdad”, qué mejor estrategia que madre e hija se llamen igualito, justifican una fuga de la justicia, y resulta que es la única ex congresista detenida en Venezuela con ropa de diseñador y rolex, que conozco que sabe todos los secretos de la derecha y el gobierno, pero ninguno de la izquierda, ¡Ve tan raro!.
  • El arte de la insinuación como sugirió la Periodista Camila Zuluaga indicando que Aida Victoria Merlano era un referente para la mujer colombiana, ¡que estupidez!, conozco miles de mujeres entre ellas muchas víctimas del ELN y FARC que se parten el lomo para criar a sus hijos y salir adelante, sin ayuda de un padre y no están buscando fama o popularidad.
  • Esos que sacan la casta agresiva como Julián Román y Robinson Díaz hacen comentarios salidos de tono, con la antipatía y desprecio, burlándose del país diciendo que esto es Polombia o el Subpresidente, y luego se sienten con delirio de persecución y se lamentan porque sus obras de teatro son de poca asistencia y series o telenovelas tiene bajo rating, como dice el dicho “Cosechas lo que siembras.”
  • Ahora ese grupo de actores y actrices de la TV colombiana se consideran activistas de toda causa, se autonombran ambientalistas, anti taurinos, antiuribistas, feministas, antirracistas, pacifistas, antifaz y no se les hace raro colombianos que fue en los últimos años y en el declive de sus carreras que lo hacen. Es irónico ellos pueden generalizar contra todo el que es de derecha, conservadurista o libertario, pero de mi parte yo no generalizo con esas estrellitas, porque sé que son unos cuantos.
  • No soy quien para juzgar a la cantante Adriana Lucía, hizo contrato de 225 millones de pesos en el gobierno Santos, por una canción que ni sonó ni tronó, ¿o alguno se la sabe?, pero llama la atención que ha sido una de las más encarnizadas propagandistas del Paro Nacional 2019-2020 de un Comité autonombrado y con filiación progresista, pero yo no la vi apoyando el paro campesino, camionero, o de profesores durante el gobierno de su mentor, debe ser que ella es de esas que dice “El tal paro no existe” para luego con el cambio de gobierno con el cantante Dr. Krápula y otros decir ¡Viva el paro!. Doble moral.
  • No olvidemos a la artista Margarita Rosa de Francisco, es una de la voceras más intrépidas y sagaces, dice no ser de izquierda, pero cambia de opinión tan fácil como el viento, un día es seguidora de Mockus, al otro de Claudia López, por la mañana de Fajardo y al final del día resultó que Petro es el mesías y el redentor que necesita Colombia, ¡claro! como decir Jesús es comunista, cuando el comunismo nació 19 siglos después, afirma que consume drogas duras, bueno cada quien hace de su trasero un candelero, pero ella no es una generadora de conciencia es una odiadora profesional, que utiliza la fama y el cariño de su pasado actoral, para continuar con su papel de mujer sufrida, aquí pregunto ¿cuántas mujeres han sufrido mil veces más de lo que ella ha podido sufrir desde la comodidad de su casa por cuenta del conflicto armado?. ¡Memoria selectiva, doble moral, memoria sesgada!.
  • Seguimos con la periodista Mónica Rodríguez, que le puede exigir cuentas a todos, se considera un faro de la moral intachable, porque ella es la única dadora de sabiduría, por lo menos mi persona reconoce sus errores, aprende de ellos y no pretendo que otros piensen como yo, ni me parcializo.
  • No dejemos de lado el comediante Juanpis, él manifiesta que todo lo que hace es por cuenta de sus personajes, que no confunde ni desinforma, que es un simple actor, pero como dicen por ahí entre chiste y chanza lanza el sablazo exaltando a unos que no se lo merecen y condenando a otros con la burla el mejor arte de difamación entre carcajadas.
  • Continuamos con Carolina Guerra y Manolo Cardona otros autonombrados líderes sociales, cercanos al clan Santos que cuando gobernaban desde la Casa de Nariño no criticaban “NI MU”, pero ya no estando en el poder, para ellos hasta la caída de una hoja o un alfiler está mal, doble moral, aunado a Claudia Bahamón que derrama lágrimas por supuestos ambientalistas asesinados, pero quién no ha derramado una sola lágrima ni ha dado un pésame, por ningún policía o militar o persona asesinada por vándalos por cuenta de los paros o la guerrilla. Políticos y actores son la misma vaina.

“Los Políticos pretenden ser magos hablan de libertad y justicia, mientras con una mano salvan al criminal, con la otra distraen al pueblo, con palabras vanas para que no puedan reaccionar” LGCN.

Respeto el oficio de la actuación que en otros países es una profesión, pero una serie de actores y actrices de este país utilizan eso para influir en la gente hacia un sólo costado, pero cuando sientes el dolor y el sufrimiento de las víctimas de la violencia y no solamente la ocasionada por el terror paramilitar, sino por las guerrillas de izquierda impunes, no me parcializo, ni inflò cifras de fallecidos o maquillo lo ocurrido con el ELN y las Farc. Como menciones especiales de la #FarsándulaCriolla Santiago Moure, Nórida Rodríguez, Agmeth Escaf y Martín de Francisco. Falso activismo.

“Si aceptamos que los medios de comunicación, los políticos o la farándula nos digan qué pensar, decir o actuar, sufrimos la peor de las enfermedades, el sometimiento.” LGCN

 

Luis Gabriel Carrillo Navas
Acerca de Luis Gabriel Carrillo Navas 12 Articles
Abogado egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Colombia de sangre santandereana, aunque nací en Bogotá; mi madre me forjó, mi abuela materna me inculcó la humildad campesina y el amor por la provincia y la Universidad Pública me dio las bases para señalar que la #FalsaPaz de Santos y #PazDeVersalles humillando a las víctimas y el pueblo colombiano fue una gran equivocación. Persona a quien la izquierda Radical le hizo escoger bando, “Bojaya Arrancó mi alma, el Nogal mi Corazón” por ello inclinado a la derecha, Nacionalista, anticomunista, conservadurista, con amigos libertarios: soy una persona del común sin apellidos y sin gloria, a mí no me importa la cantidad de seguidores sino generar conciencia; no quiero que pienses como yo, sino que pienses, solo una voz de la resistencia política contra tiranos, déspotas y opresores. Nadie abogó por Juan Sebastián Carrillo ni el Sargento Diego Benavides Molina y miles de colombianos masacrados por las Farc, por ello mi lema por ellos es “Esta lucha no es por mí, ni por ti, sino por todos los colombianos”