Las 4 Furias de la Protesta

Yamil Cure Ruiz

Yamil Cure Ruiz
George Floyd en USA y Javier Ordoñez en Colombia, son ejemplos que en la mayor parte de los casos las protestas por razones justificadas distan de ser pacíficas y desatan las 4 furias Clic para tuitear
Yamil Cure Ruiz

Tengo una firma encuestadora y de Investigación de mercados; entre los productos del portafolio hay una medición que se basa en la interpretación de las conductas y comportamientos de las personas en torno a un producto, “El Focus Group”.

La psicóloga de nuestro equipo con la que estábamos haciendo un informe sobre las respuestas a los estímulos económicos ofrecidos por una empresa de servicios a sus clientes; se nos interrumpió cuando empezamos a compartir vía ZOOM, los primeros videos de la protesta en Bogotá del pasado miércoles 9.

Empezamos a intercambiar conceptos sobre por qué las personas involucradas en estas manifestaciones reaccionaron así; entre sus respuestas desde el punto de vista profesional y mi insipiente capacidad analítica de la causa y efecto, de lo que desata a los humanos en estos acontecimientos; decidí a escribir estas líneas para Uds.

Trataré de verlo desde el punto de vista centrado sin tomar partido. Además, hay tanta bibliografía sobre estos fenómenos de reacción humana, pues este caso tiene paralelismos muy marcados con lo que paso con George Floyd en USA, convirtiéndose en un caso de estudio más, para los estrategas del comportamiento de masas.

El caso de brutalidad policial del afroamericano George Floyd en Minneapolis, y la del abogado taxista Javier Ordoñez en Engativá, tienen desencadenantes desde el punto de vista del comportamiento y la conducta, que yo las he definido como las 4 furias de la mal llamada protesta social o movimiento ciudadano; porque los manipuladores políticos de las manifestaciones son producto de la causa-efecto detectado en estos casos.

Hay que diferenciar la conducta del comportamiento: la conducta implica una especie de guía o postura en la que se basan los actos al interactuar con el ambiente; casi todos tenemos prácticamente la misma conducta frente a la vida.

En el caso del comportamiento, este se conforma de las acciones y reacciones de los seres vivos ante estímulos, y en caso de los humanos, eso varia por factores demográficos, situacionales y colectivos. La conducta es individual y es homogénea, el que se altera es el comportamiento colectivo que es heterogéneo.

Es decir, un individuo cambia su conducta al tener motivadores dentro de un colectivo; una persona calmada y pasiva cambia rotundamente sus reacciones eufóricas o violentas en un concierto o en un estadio lleno, cuando el colectivo supera su reacción individual.

En un colectivo y más si este es manipulado por agentes influenciadores de masas como personajes públicos, políticos o ahora con las redes los influencers, que con tal de aumentar seguidores y predominio buscan los detonares ante una situación.

En el mundo de los celulares con cámara construir euforia y violencia como acciones frente a un estímulo causado es fácil, si quien quiere manipular utiliza las 4 furias.

PRIMERA FURIA: LA VENGANZA.

Pasa por los procesos psicológicos de identificación y luego de asociación; que ponen a los individuos en pro de una supuesta víctima y en contra de unos victimarios.

La solidaridad y la indignación son las emociones con las que me identifico con la victima donde el axioma es “pude ser yo”.

Las ganas de venganza y el querer que varios sientan la misma necesidad de manifestación contra los victimarios componen la primera furia de este coctel de emociones.

Un manipulador utilizando las redes sociales o simplemente extorsionando el aprecio de sus amigos a cambio que lo acompañen en su sentimiento de venganza es detonante para este tipo de reacciones.

-Eres mi amigo- necesito …generalmente dicen los influenciadores o políticos…que estemos unidos; que me lo demuestren siguiéndome, que no nos dejemos del victimario ¿hasta cuándo?

Y comienza el segundo proceso de esta furia, la asociación; donde el victimario es el enemigo y hay que destruirlo o por menos hacerle sentir miedo a ese imaginario opositor.

Identificación y asociación desatan esta primera furia. La palabra venganza viene de vocablo “vengar” del latín Vindicare (vindicar o revindicar) que es con lo que me identifico y del vocablo fonético subconsciente (subliminal) “vis” (fuerza para destruir); que es con lo que se asocia la acción para proceder.

La Victima es el señor que fue agredido con el tesser. Hay que reivindicarlo, y el victimario    -la Policía- en su conjunto -hay que utilizar la misma o mayor fuerza para destruir- eso piensa el colectivo. “lo destruyeron a él (el abogado taxista); ahora los destruiremos a ellos”. Este encomillado puesto eficientemente por medios comunicativos o por los influencers o políticos oportunistas es detonador de un desencadenante de comportamientos violentos.

Resultado final es la asociación con los CAIS con el inconsciente victimario -los policías-, y ahí varios terminaron destruidos y quemados por la turba.

SEGUNDA FURIA: EL MIEDO

Los que ejercen la venganza de manera colectiva con la quema de los CAIS en Bogotá, generan miedo, que los opositores al político oportunista y los influecers de anterior furia lo magnifican con una palabra que su solo componente desata el miedo colectivo: Terrorismo.

El miedo es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado.

La repulsión o rechazo con la proyección futura del momento que ocasiona el rechazo, son procesos psicológicos de esta furia.

Un manipulador utilizando las redes sociales o simplemente le dice si atacan a los que nos protegen nos atacaran a nosotros, y utilizan la tercera furia el Vandalismo (que hablaremos luego), para decir que este momento seguirá en el futuro si dejamos que ellos nos ganen.

-Son Terroristas y delincuentes- debemos…generalmente dicen los influenciadores o políticos opositores al político que promueve la sed de venganza de la masa…debemos no dejar que esa facción política llegue al poder; Si esto siguen así pongan a los suyos a salvo fuera del país, Si el o los Políticos X o Y llegan poder estos terroristas se tomaran el país.

Esto desata el primer proceso de esta furia, que es como cuando uno come algo y le cae mal, es como la indigestión que provoca nauseas de trasbocar.

El contener esa repulsión y bajarle el tono al rechazo, es cuando nos miedo a seguir con las rutinas normales, y es también cuando se manifiestan con sensaciones de estrés y preocupación.

Cuando se llega al pico de preocupación comienza el segundo proceso psicológico de esta furia que es proyectar el momento y las imágenes mentales, acústicas y situaciones a sus seres queridos.

El miedoso empieza a imaginar ese futuro donde el líder, el influencer opositor de la primera furia llega al poder.

Resultado final La repulsión aumenta el Odio y las fobias contra los que se encuentran en la otra furia (la venganza) y pueden mezclarse las ideologías en cualquiera de los dos estadios.

Y proyección futura pone a la gente nerviosa con acciones violentas o de mecanismo de defensa; que van desde las riñas y desquitarse por las redes; hasta susceptibilidad que implica comportamientos de hecho como reacciones paranoicas a cualquier supuesta amenaza similar.

TERCERA FURIA: EL VANDALISMO

El vandalismo es la actitud o inclinación a cometer acciones destructivas contra la propiedad pública o no propia, sin consideración alguna hacia los demás.

Todos tenemos ese rasgo de manera recesiva y se puede convertir en dominante, el cambio de una conducta dentro de las normas a un comportamiento de vándalo lo hace la codicia por tener cosas que no tiene o que nunca se tendrán, mezclado con la oportunidad para hacerlo camuflado en un colectivo siendo el cambio más radical de una persona.

La pérdida de interés en el prójimo y la oportunidad de hacer las cosas que las normas no lo dejan, y que ahora por la perdida del respeto a una autoridad como la policía en este caso, son los procesos psicológicos que actúan en esta furia.

A diferencia de la primera y de la segunda de lo que hemos denominado como furias en las protestas; esta tercera es auto gestionable por los individuos que se encuentren en un lugar susceptible de cometer el acto vandálico.

Pero es teledirigida cual misil por el político oportunista, que utiliza la incitación individual al vandalismo como silogismo de que si no se destruye no se nota, que protestamos.

Lo situacional del proceso, que implica la oportunidad o excusa perfecta, para organizarse en turba y arrasar, y destruir con fines de apropiación y asonada; como lo fue los hechos de los policías contra el ciudadano Ordoñez. Activa la iniciativa que parte de sujeto infiltrado por oscuros intereses, y termina con la imitación del colectivo.

Con la pérdida del respeto a la autoridad y al prójimo, el Resultado es el saqueo de locales comerciales y los daños a instalaciones publica y privadas.

CUARTA FURIA: LA FRUSTRASION

La frustración es una respuesta emocional común a la oposición, relacionada con la ira y la decepción, que surge de la percepción de resistencia al cumplimiento de la voluntad individual. Cuanto mayor sea la obstrucción y la voluntad, y cuanto más sensible sea el individuo a este conflicto, habrá mayor probabilidad de frustración.

De las furias tal vez es la más pasiva, pero es la más acumulativa de todas, mientras las otras tres explotan en el momento de efervescencia, esta furia no explota se almacena para explotar cuando la paciencia no da más siempre de manera violenta.

La decepción de la existencia propia, la perdida de la esperanza y la resistencia al cambio son los procesos psicológicos propios de esta furia.

La sensación de tristeza e impotencia ante una situación son los detonantes y la consecuencia es pérdida de autoestima y perdida de la esperanza de que la situación no va cambiar.

La enfermedad mental, conocida por estrés postraumático se alimenta de la frustración, esta parte de lo colectivo pero el daño es individual.

El individuo que acumula frustración quiere dañar o dañarse, la pérdida de autoestima manifestada en la decepción de su existencia, la resistencia a querer cambiar manifestada en leves o profundas de presiones, y la impotencia al perder la esperanza se acumulan hasta colmar la paciencia.

Cuando la frustración explota se direcciona en revancha, desquite o venganza, la primera furia; o en refugiarse en la tristeza, algún vicio psicoactivo o en una depresión que puede llevar al suicidio por el miedo la segunda furia.

Por último, la frustración acumulada se puede manifestar en la pérdida del sentido existencial y quedarse sin propósito que termina en una reacción violenta contra su prójimo dando origen a las riñas, a la violencia intrafamiliar, y al vandalismo propiamente dicho, tercera furia.

El resultado de frustración todavía los profesionales en comportamiento humano lo debaten, habrá algunos de ellos que dirán que los sucesos de Bogotá del 9 de septiembre tras el suceso de un grupo de policías con un tesser sobre un ciudadano; tuvo como resultado el vandalismo  por la acumulación de frustraciones, cosas y eventos.

La falta de gobernabilidad propicia que cualquier cosa sea tomada a mal porque el frustrado que solo busca culpables a su sentir emocional. Y generalmente el Presidente, El Alcalde y los gobernantes del sitio donde se desatan las furias son los ejes del blanco para señalar la culpa.

Algo que causo frustración y que prensa critica llama indignación fue el caso de AVIANCA y el préstamo que le dará el Gobierno.

Entiendo las razones económicas del préstamo, de 370 millones de dólares a Avianca, sin la aviación civil y comercial el país no se va recuperar de consecuencias del COVID, sin la apertura de fronteras la reactivación económica es imposible.

La mejor opción era Avianca, pues ni siquiera SATENA cubre rutas tipo Focker que ayuda a la inversión el empleo y la reactivación económica.

Pero quienes tomaron la medida olvidaron que a pesar de que beneficia a largo plazo a todos los colombianos. La percepción colectiva inmediata de una masa mayoritaria es disminución de gobernabilidad que precipitan la perdida de respeto de la autoridad y que pueden hacer explotar la frustración en la forma, como vimos en cuáquera de las otras tres furias.

Y podríamos decir, que el caso del miércoles pasado solo fue el detonante.

Escribí este articulo para el Parche del Capuchino, el jueves 10 después de leer muchos textos sobre la psicología y la sociología de las protestas.

Pero antes de enviarlo el día 11, en Bucaramanga, me toco volverlo abrir para escribir el siguiente párrafo que leerá.

El alcalde de la capital de Santander, hizo caso omiso, a las advertencias del Gobernador de este departamento, para que aplazara la programada caravana por el burgomaestre, por el agua y páramo de Santurbán.

Volví a leer este escrito, y desde mi sitio de aislamiento, veía las noticias de cómo las 4 furias se desataron de nuevo y en mi ciudad, cual mago de Harry Potter viendo que todo lo que el Gobernador Aguilar había prevenido había pasado.

Lo insólito es que el Alcalde Cárdenas dice que todo está en calma y normal ..Y como siempre que los hechos fueron aislados y ajenos a la caravana por Santurbán.

El alcalde nunca cayo en cuenta que la caravana era la el detonante perfecto dentro de la oportunidad, medio y motivo para desatar las 4 furias

Pregunta por qué no se aplazó si era previsible el vandalismo tele dirigido, el miedo de los opositores que proclamaban el terrorismo se tomó a la ciudad, y la venganza sobre un grupo de policías que tenían la orden de no quedarse inermes sin reaccionar.

Los videos que adjunto a esta publicación no son de Bogotá es Bucaramanga en su propio 11 de septiembre.

George Floyd en USA y Javier Ordoñez en Colombia, son ejemplos que en la mayor parte de los casos las protestas por razones justificadas distan de ser pacíficas y desatan las 4 furias que son aprovechados políticamente por personajes siniestros de todos los lados del espectro ideológico y que los únicos que pierden son los ciudadanos de bien.

Dios bendiga y proteja a Colombia

VIDEOS DE BUCARMANGA

Furia 1: https://youtu.be/w8nUjxQM3L0

Furia 2: https://youtu.be/5uqzs2mRUrY

Furia 3: https://youtu.be/xsDFagtNhxs

Furia 4: antes  https://www.vanguardia.com/area-metropolitana/bucaramanga/gobernador-pide-aplazar-la-marcha-por-santurban-pero-alcalde-de-bucaramanga-dice-que-sigue-en-pie-FG2866531

Después : https://twitter.com/jcardenasrey/status/1304585337163755520?s=21

Yamil Cure
Acerca de Yamil Cure 6 Articles
Soy Yamil Cure, residente en Bucaramanga, tengo una parcela en Lebrija a 45min, llena de jardines desde generalmente escribo mis artículos, soy Docente y Consultor y he dedicado buena parte de mi carrera a las Finanzas Internacionales, a la Estadística Inferencial Predictiva en Bayes, y a la Investigación de Mercados en lo privado, en lo público y en lo electoral, Teniendo el registro 1452 como encuestador del CNE.