Las 6 objeciones a la JEP

GINA GONZÁLEZ GRAU

@Gina_GonzalezG

Las 6 objeciones a la JEP Columna de Gina González Grau Clic para tuitear

El presidente Iván Duque, el pasado domingo anunció 6 objeciones por inconveniencia al proyecto de ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, el articulo 7 que dice: “Reparar integralmente a las víctimas está en el centro del ‘Acuerdo Final para la terminación del conflicto y el establecimiento de una paz estable y duradera‘ del 24 de noviembre de 2016, firmado por el Gobierno nacional y la organización rebelde Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc-EP), por lo que en cumplimiento de dicho acuerdo final se procede a regular el funcionamiento y competencias de la Jurisdicción Especial para la Paz” y este no establece ni medianamente, ahora menos de manera clara y expresa, que las victimas serán reparadas de forma omnímoda  con los bienes y activos de los victimarios, y que la misma es obligación de los victimarios. El inciso 8 del articulo 63 que dice:

“… La Sala de Amnistía e Indulto podrá excepcionalmente estudiar e incorporar los nombres de las personas que por motivos de fuerza mayor no fueron incluidos en el listado de acreditados por el Gobierno nacional…” básicamente el Presidente, y en lo que muchos estamos de acuerdo, es que este en especial, no determina el alcance de la competencia del alto comisionado de paz para la posterior verificación de quienes son miembros de los grupos armados al margen de la ley y que estos de verdad, se hayan sometido al proceso con el mínimo de requisitos y exigencias establecidas.

Otro es el inciso 3 literal J del articulo 79, el cual dice: “Atendiendo a la competencia exclusiva de la JEP sobre las conductas cometidas con anterioridad al 1o de diciembre de 2016, conforme se establece en el artículo transitorio 5 del Acto Legislativo 01 de 2017, los órganos y servidores públicos que continúen las anteriores investigaciones solo podrán realizar actos de indagación e investigación según el procedimiento que se trate absteniéndose de proferir sentencias, imponer medidas de aseguramiento, ordenar capturas o cumplir las que previamente se hayan ordenado, que involucren a personas cuyas conductas son competencia de la JEP” también criticado por el Fiscal General de la Nación, por la prohibición de las diligencias judiciales de las que la Corte Constitucional posteriormente se pronuncia. Otro objetado, el parágrafo 2 del articulo 19 que dice: “En ningún caso podrá renunciarse al ejercicio de la acción penal cuando se trate de delitos no amnistiables, según lo establecido en el parágrafo del artículo 23 de la Ley 1820 del 30 de diciembre de 2016” ya que no establece el término a máximos responsables y abriría la puerta para que los que harían parte de esta, renunciaran a la acción penal frente a delitos ya sean de lesa humanidad. Otro, fue el articulo 150, que trata el polémico tema de extradición, cuestionado, porque en su redacción no precisa el tema de la practica de pruebas, en un futuro podría afectar la cooperación con otros países. Por último, el articulo 153 “No se concederá la extradición de otras personas que estén ofreciendo verdad ante el Sistema Integral de Verdad Justicia Reparación y No Repetición, antes de que terminen de ofrecer verdad” ya que este condiciona de alguna u otra forma sin ningún tipo de claridad la extradición de personas que ofrezcan verdad.

Hace cuatro días, para ser precisa, la Corte Constitucional falló de fondo, decidiendo que la JEP sí podrá decretar pruebas y el artículo sobre un posible tribunal especial para los militares se hundió.

Hace cuatro días, para ser precisa, la Corte Constitucional falló de fondo, decidiendo que la JEP sí podrá decretar pruebas y el artículo sobre un posible tribunal especial para los militares se hundió. Clic para tuitear

Debemos tener claro que, las objeciones son por razones de inconveniencia ya que el Presidente de la Republica no podía objetar por razones de inconstitucionalidad, en cuanto a que la Corte Constitucional ya se había pronunciado al respecto de manera general. Es equivocado decir que el Presidente de la Republica no podía hacerlo, este se limitó a hacer uso de una facultad que nuestra Constitución Nacional le otorga, lo hizo de forma razonable y bajo los principios de un Estado de Derecho, con el único fin, de que los puntos materia de objeción, buscan impedir que exista impunidad. Es exagerado por parte de un sector del país, defensor de este ineficaz e inoperante tribunal en materia de verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición, decir que es un duro golpe a la Jurisdicción Especial de Paz, recordemos que a su vez, esta carece de legitimidad. La JEP por infortunio seguirá funcionando de la misma pésima forma que hasta ahora lo ha hecho, ya que las objeciones no tienen facultad de suspender su funcionamiento.

La ultima palabra la tienen las Cámaras, que podrán declarar fundadas o infundadas las objeciones, ya veremos si el gobierno cuenta con el número necesario de congresistas para que las objeciones sean aceptadas, entonces se introducirían los cambios que resulten de las diferentes deliberaciones, por otro lado existe la posibilidad de que las objeciones sean rechazadas, y en caso tal deberá sancionar el proyecto y promulgarlo como ya está, si no se hace, pues la obligación recae en el presidente del Congreso de la República. Otro contexto puede ser de disconformidad entre las Cámaras, una rechace y la otra acepte, en tal eventualidad el proyecto deberá ser archivado.

La ultima palabra la tienen las Cámaras, que podrán declarar fundadas o infundadas las objeciones, ya veremos si el gobierno cuenta con el número necesario de congresistas para que las objeciones sean aceptadas Clic para tuitear
Gina González Grau
Acerca de Gina González Grau 12 Articles
Nací en la ciudad de Barranquilla el 1 de abril de 1995, curso último año de derecho en la Universidad Libre de Barranquilla. En twitter me encuentran como: @gina_gonzalezg