Las lecciones que nos debe dejar Tasajera

Julio Mario Salazar Restrepo

Julio Mario Salazar
Las lecciones que nos debe dejar Tasajera. Columna de Julio Mario Salazar Clic para tuitear
Julio Mario Salazar

Esta tragedia ha generado varios debates alrededor de sus causas. Por mi lado, me hace pensar mucho sobre nuestra cultura y sobre las lecciones que se deben aprender de un hecho tan triste y doloroso como este. Ante los comentarios que leo en las redes sociales, aquellas que muestran lo que la gente piensa sin filtro alguno, me doy cuenta que hasta las tragedias se perciben de manera contraria dependiendo del prisma a través del cual cada persona ve el mundo. Los hechos son importantes, y describirlos de manera objetiva, es ineludible si uno va a fijar una posición respecto a cuáles lecciones extraer de la desdichada realidad que viven estos compatriotas. 

Lo primero es la situación de miseria en la que viven los habitantes de Tasajera… representativa de la realidad de muchos municipios en Colombia. Es de tal magnitud; que para quienes vivimos bajo el amparo de servicios públicos funcionales, con acceso a alcantarillado, salud, higiene y educación de calidad; nos es totalmente inimaginable. Las obras no llegan porque la corrupción es total. No hay posibilidad de procesar contrato alguno porque son demasiados los que quieren su tajada y muy pocos los que quieren hacerse al rol de ejecución. La falta de educación y de valores es una combinación fatal que aniquila cualquier posibilidad de progreso. 

Según describe Fred Jiménez, “Aquí muchos amanecen a veces esperando que se voltee un carro cargado con comida para solucionar el problema de su casa”. Lo que este documentalista haga con su trabajo en Tasajera, nos puede ayudar mucho para poner en contexto una definición del cambio cultural que como sociedad debemos promover. Yo me pregunto: ¿Todos los miembros de esta comunidad, en que 95% son pobres, piensan igual? ¿Todos se pasarían por la faja la autoridad, y todos estarían dispuestos a desafiarla hasta irse a los golpes con los policías que la ejercen? ¿Todos piensan que está bien saquear un camión que tenga un accidente cerca al pueblo? 

Sin hacer el estudio, me queda imposible aventurarse a ponerle números al asunto, pero estoy seguro que son varios dentro del pueblo que han hecho su acto de contrición y se han dado cuenta que sus coterráneos la embarraron. No solo retaron a los policías que trataban de detenerlos para protegerlos, sino que contradijeron al conductor cuando este les dijo que no se robaran la batería. ¿Qué hace que algunas personas, a pesar de estar en la misma situación de pobreza, actúen de manera correcta? Y lo más importante; ¿Cómo hacemos para que como sociedad, se transmita el mensaje de que aunque sea más difícil hacer lo correcto, hacerlo es lo que realmente ayuda a las personas en su comunidad? 

Como sociedad tenemos que trabajar para ayudar a la gente a salir de la pobreza; de eso no cabe la menor duda… pero hay que hacer énfasis en la palabra clave: AYUDAR. “Ayúdate que yo te ayudaré”, es tal vez la mejor frase para representar lo que la solidaridad debe ser. La gran pregunta que debemos hacernos, es si las personas que actúan como los desafortunados que sufrieron estas quemaduras, se estaban ayudando a sí mismos. ¿Cómo logramos transmitir la lección correcta a la gente sin que por intentarlo seamos tildados de insensibles? 

El privilegio más grande que tuve cuando se estaba formando mi carácter, fue que mi mamá me hizo devolverme a entregar la caja de chicles que me robé del supermercado apenas se dio cuenta de lo que hice. Y cuando protesté porque me podían llevar preso, me dijo que tenía que enfrentar las consecuencias de mis actos. Solo tenía seis años, pero esa lección no se me olvidó nunca porque lo que sentí mientras le explicaba a la cajera que venía a devolver lo que me había robado, me hizo llegar a una conmoción interna que nunca más quise repetir. ¿Qué le diremos como sociedad a los niños de Tasajera? ¿Que porque el gobierno no cumple; entonces sus hermanos, tíos y primos murieron en una explosión? ¿O mejor les decimos que porque no se le hizo caso a los policías, y por estar saqueando un camión accidentado que debió dejarse quieto, hubo una tragedia?

Yo no quiero juzgar a las personas que sufren estos horrores en mi país, ni quiero desentenderme de la difícil situación que es vivir en la miseria… pero tampoco quiero dejar de apuntar, que al exonerar todos estos actos no solo NO les estamos ayudando a nuestros paisanos, sino que les estamos haciendo un daño enorme. Al justificarlos, les estamos sugiriendo que como son tan pobres, está bien que sus energías y sus apuestas estén en esperar el próximo camión que se accidente para saquearlo. ¿Qué sigue? ¿Que pueden cultivar coca mientras el gobierno hace lo suyo?… Y si llega el ejército: ¿Que es normal que se maten en un enfrentamiento para defender sus cultivos?  

Los sensibles dirán: “Que se puede esperar si no se han construido las carreteras para sacar los otros productos”. Le dicen al que se atreva a denunciar el que no se estén destruyendo los cultivos ilícitos, que es muy fácil juzgar desde una posición de privilegio y que por eso sus denuncias dejan de ser válidas. ¡Eso es absurdo! 

Ojo; el gobierno debe actuar, y todas las ías deben llegar a entender por qué no se ejecutan la obras en Tasajera, por qué no hay escuelas, por qué no hay servicios públicos. Tiene que hacerle seguimiento a los contratos y a los recursos que se han desviado y penalizar a los culpables de que se haya perdido dinero. Hay que verificar si los giros del programa Ingreso Solidario están llegando y si se está cubriendo a todas las personas que lo necesitan. Pero a la vez, los habitantes de este corregimiento deben ser invitados a hacer una reflexión del cambio cultural que se requiere para que ellos mismos participen construyendo las condiciones que permitan su progreso. Si solo nos quedamos en darles nuestro más sentido pésame, y nos es suficiente que el gobierno mande algunos recursos para paliar la situación de los que perdieron a sus seres queridos; en unos meses estaremos llorando otra tragedia. Tal vez una provocada por un enfrentamiento entre campesinos cocaleros y el ejército; parecido al que hace poco ocurrió en la zona del Guayabero, pero esta vez con muertos. La cultura que los populistas proponen solo va a empeorar las cosas; escucharlos echarle la culpa a Duque puede ser muy atractivo para muchas personas, pero quienes lo hagan, solo estarán empeorando su situación, y la de sus hijos.

Julio Mario Salazar
Acerca de Julio Mario Salazar 20 Articles
Vivir muchas y diversas experiencias con algo de hedonismo, enriquecerse con lecturas de todo tipo. Estimular la mente y compartir… porque la existencia es una aventura totalmente interior e individual, pero el significado de la misma lo encuentras en tu relación con los demás. Ingeniero Industrial de La Universidad de los Andes y MBA del Instituto de Empresa, pero Economista Político por pasión. Desde VP de multinacional grande, cabeza de empresas tecnológicas pequeñas, hasta funcionario público por puro amor al servicio. He vivido en Estados Unidos, España y Alemania solo por experimentar, ¡pero siempre vuelvo queriendo más a Colombia!