Listas cerradas: labor pendiente de la nueva legislatura

Gina González Grau

@Gina_GonzalezG

Listas cerradas: labor pendiente de la nueva legislaturaColumna de Gina González Grau Clic para tuitear

Cuando menos de heroica, debe catalogarse la importante salvada de la reforma política el pasado domingo en el Congreso de la República de Colombia, y digo esto porque ningún otro título puede describir lo poco usual de una sesión de domingo por la noche, en plenas fiestas decembrinas, en la que finalmente pudo ser conciliada la tan necesitada reforma. Sin lugar a dudas, un especial ejemplo de que cuando nuestros Padres de la Patria se ponen el overol, se pueden sacar las cosas adelante.

Sin lugar a dudas, un especial ejemplo de que cuando nuestros Padres de la Patria se ponen el overol, se pueden sacar las cosas adelante. Clic para tuitear

Sin embargo, son varias las medidas, algunas urgentes, a nuestro criterio, que se quedaron sin lugar dentro de la ley en medio de los vaivenes de sus primeros cuatro debates congregacionales. Es el caso de la obligatoriedad de las listas cerradas para todos los partidos, por la cual creemos, que se debe dar la batalla ante la opinión pública, para que sea incluida en la reforma, ya sea en los debates que le quedan para el 2019.

La lista cerrada desestimula la compra de votos, obliga a los partidos a generar opinión y formar liderazgos propositivos, es el primer paso hacia la renovación del liderazgo político, significa acabar con los que llegan comprando voluntades y abre camino a los que vienen con propuestas e ideas de país. Propender por su obligatoriedad para los partidos nos permitiría sacar la política del putrefacto terreno en el que está, donde la dinámica es de competencias de chequeras, y llevarlo a la sintonía de los argumentos y la opinión, que es sin duda el escenario que más réditos nos daría a los colombianos.

La lista cerrada desestimula la compra de votos, obliga a los partidos a generar opinión y formar liderazgos propositivos, es el primer paso hacia la renovación del liderazgo político Clic para tuitear

Para tener listas cerradas tendremos que enfrentar el dinosaurio politiquero que las destrozó la semana pasada en la Cámara de Representantes, y tendremos que hacerlo con determinación y sin ambages, puesto que la tarea no será fácil; estoy convencida que harán su mayor esfuerzo para evitarlas porque les preocupa que sin la compra de votos que ha permitido las listas abiertas, no fuesen ni presidentes de una junta de acción comunal.

No somos tan ingenuos y estamos convencidos, por supuesto, que las transformaciones definitivas de la política y la sociedad pasan más por la consciencia que por las leyes, sin duda alguna, como escribió Alejandro Gaviria: “las leyes por sí solas no crean capacidades colectivas. Tampoco cambian la cultura. Ni modifican las normas sociales. No se puede legislar el conocimiento. Tampoco la moral…”.

Creemos también que si constituyen paliativos y regulaciones a las conductas sociales, en este caso, obligaría a los partidos a tener propuestas e ideas de país, para lo que tendrían que abrir paso a los liderazgos capaces, inteligentes y propositivos, no a los que ‘tengan votos’, porque saber comprar votos no es una cualidad de liderazgo, es más una acción propia de una estructura delincuencial.

 

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de El Parche del Capuchino 

Articulos Relacionados

Acerca de Gina González Grau 9 Articles
Nací en la ciudad de Barranquilla el 1 de abril de 1995, curso último año de derecho en la Universidad Libre de Barranquilla. En twitter me encuentran como: @gina_gonzalezg