Lo que empieza mal, termina mal.

Cecilio José Contreras G

@Ceciliojosecont 

Lo que empieza mal, termina mal. Columna de Cecilio José Contreras Clic para tuitear

El método de elegir candidatos para alcaldías y gobernaciones utilizado por el centro democrático, no fue el mejor. Muchas dudas se reflejaron en ese proceso de elección que llevaron a sacar de la contienda electoral a dos candidatos con los cuales se pudo haber tenido más posibilidades de victoria  que las que realmente se tuvieron. Me refiero a Samuel Hoyos por la alcaldía de Bogotá y a Miller Soto para la Gobernación de la Guajira. 

Las dos elecciones de candidatos que hizo el centro democrático en la Guajira y en la capital, terminaron en lo mismo. Sin despegar y adhiriéndose a otra campaña. No había cara que mostrar, no había proyecto, no había líder. 

Es vergonzoso lo que pasó  porque en Bogotá, con Samuel Hoyos se pudo haber estado más cerca de lo  que realmente se estuvo. Samuel, quien es un joven con gran liderazgo, elocuente, estudioso y gran defensor de las políticas de Uribe y que el centro democrático se dio  el lujo de sacarlo de las elecciones. Y que decir de Miller Soto, los guajiros nos perdimos la oportunidad de tener un candidato con amor por nuestro departamento, descontaminado de toda esa politiquería que tanto daño ha hecho.

Las dos elecciones de candidatos que hizo el centro democrático en la Guajira y en la capital, terminaron en lo mismo. Sin despegar y adhiriéndose a otra campaña. No había cara que mostrar Clic para tuitear 

El centro democrático tiene que replantear sus métodos, la forma de como hacer política en las regiones, no pueden dejarle todo al expresidente Uribe, deben de salir los responsables de esta “paliza” y dar un paso al costado. 

Muchas cosas para reflexionar, como la forma elegir candidatos, la estrategia de la política en las regiones, la participación de los senadores en sus regiones para elecciones locales y no dejarle todo al senador Uribe.

Aclaro que puse paliza entre comillas porque el centro democrático no ganó  en ninguna de las principales ciudades del país, a pesar de que nunca lo ha hecho, se tenían muchas esperanzas puestas en Medellín y Cali.  Todos sabemos que lo de Bogotá, primero con Ángela Garzón y luego con Miguel Uribe, no arrancó; pero obtuvo triunfos en pequeñas ciudades y municipios. Pasó  de 57 alcaldías a tener 120 Y de 1 Gobernación a ganar 4. No es un mal resultado pero del partido que eligió presidente, el que tiene el mayor número de senadores, el que se puso la camisa y recorrió toda Colombia y contra todo pronóstico derrotó a Santos y su maquinaria en el plebiscito y el que tiene el senador con la mayor votación en la historia de Colombia, se esperan siempre grandes victorias. 

A seguir trabajando por la democracia de Colombia.