Los sindicatos, gran mentira Latinoamericana y un cuento corto | Johanna Rodríguez Clic para tuitear

 

La idea sindical nace con el tema de la revolución industrial con el ánimo de defender intereses económicos y laborales, algo así como poner reglas de juego claras en una relación entre patrono y trabajador para buscar con esto dignidad y equidad.

¿Qué está pasando hoy día con los sindicatos?

La pregunta se responde sola, una completa sinvergüencería. El oficio de los sindicatos hoy día en Latinoamérica es el hábil arte de la extorción a los empresarios, convirtiendo una idea en una guerra de clases, dejando ver el odio por el que crea empresa, siempre lo he dicho, existe una guerra constante contra el que quiere salir adelante y se apoya en la democracia para generar empresa y satisfacción personal.

A raíz de su pésimo comportamiento los sindicatos en Colombia han sido uno de los principales obstáculos para que exista la estabilidad laboral, a raíz de sus malos fundamentos; de corrupción, odio, sus líderes muy malos negociadores y líderes, llevando a muchas empresas a la quiebra. A raíz de la amenaza inminente de los malos sindicatos muchos empresarios se han tenido que acoger a la tercerización laboral, donde se contrata personal por periodos cortos.

 

Muchas personas que hoy día se encuentran en esta encrucijada deben agradecer el retroceso de la estabilidad laboral a los sindicatos en Colombia. Los sindicatos están tan graves en Colombia como la justicia.

 

Cabe resaltar que Colombia no es tan industrializada como lo son otros países en potencia, entonces, estamos en el comienzo de algo para nuestra nación y aparecen los sindicatos mal logrados a añadir problemas a un país que ya los tiene. Una vez leí en un libro algo que me llamo la atención dice así:

“Cuando un americano tiene un proyecto pronto encuentra otro americano dispuesto a secundarle; en cuanto comulgan tres con una misma idea, nombran un presidente y dos secretarios; si llegan a cuatro, eligen un archivero y, al conseguir un nuevo adepto, convocan una junta general y queda definitivamente constituida la sociedad o compañía”

En Latinoamérica un emprendedor tiene una idea y la sociedad se le va encima, si la lleva a cabo los sindicalistas aparecen para acabar con ella, la diferencia de pensamientos entre las personas de países desarrollados y subdesarrollados es abismal, porque el problema de un país siempre será la manera de pensar y actuar de su gente y sus férreas costumbres que no quieren cambiar. Para que un país evolucione basta con cambiar la manera de pensar.

 

Cuento corto

MOMENTOS

 

Ella estaba sentada en la mesa del comedor, llorando. Triste ahí pensaba, y no entendía que estaba pasando en su vida. Su mundo se estaba derrumbando, entonces uno de sus amigos le dijo:

No te preocupes, cada momento que trae la vida toca aprovecharlo, y más cuando es un momento de felicidad.

Nohemí se hecha hacía atrás y le contesta:
No te voy a negar que cuando estuve con él esos 15 días le hice el amor sin desperdiciar un instante. Tanto así que él salió caminando como un alicate y me dijo: me lo tienes aporreado no puedo más, yo solo sonreí. Fue una de mis mejores épocas.

Fernando estira su mano y toca el ante brazo de su amiga y le dice:

Ves, lo aprovechaste. Cada momento debemos aprovecharlo.

Nohemí le contesta:

Pareciera como si la vida me hubiera permitido tener 15 días de sexo salvaje para no volverlo a tener nunca.

Johanna Rodríguez
+ posts
Comparte en Redes Sociales