Los verdaderos tanques/ La verdad basta

Jorge Córdoba Soto

Los verdaderos tanques

La verdad basta

@Tzion4325

Los verdaderos tanques La verdad basta Columna de Jorge Córdoba Soto Clic para tuitear

Podría ser que la ebullición de una sociedad confrontada reveló el nivel de nuestro talante político, propio de una realidad inaceptable de insana convivencia;  ó incluso, la desidia gubernamental, intelectual, el engaño sistémico, los medios de comunicación alquilados al peor y más corrupto postor… en fin … lo cierto es que la opinión y discusión nacional en su cuerpo más nutrido se alimenta de cizaña fabulosa de bodega, declaraciones vacías de funcionarios desconocidos, y de la escalada anti sistema que prende velas por algunos de nuestros  muertos,  exalta a los victimarios, instiga violencia y exige gobernar sin ganar.

El panorama no puede ser más gris.

Sabiduría milenaria sugiere: Sin importar el obstáculo que enfrentamos, el desafío  sigue siendo el mismo: debemos “entrar en nuestros días”, vivir cada momento con el fin de encontrar la Luz que existe en la oscuridad. El primer paso, por supuesto, es simplemente saber que la Luz está allí. Así mismo decía Víctor Frankl: Cuando ya no podemos cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”. Todo esto nos llega a quienes tenemos la disposición y entendimos la responsabilidad de construir sobre las ruinas. Es nuestro país, es nuestra gente, es nuestro dolor. Llega a los que elegimos a nuestros dirigentes sin ser paramilitares, guerrilleros, resentidos, envidiosos, auto declarados en el fracaso, extremistas, ingenuos, contratistas corruptos del estado y que bajo cualquier credo conservamos la EMPATÍA ( Recomiendo texto del Dr Wasserman).

Todo esto nos llega a quienes tenemos la disposición y entendimos la responsabilidad de construir sobre las ruinas. Clic para tuitear

Los ciudadanos honestos del orden filtrado en el párrafo anterior vamos a cambiar la ofensa volátil, la instigación de la violencia y a la apología incluso subconsciente de la muerte por construcción de bienes globales.

Los bienes globales nos sirven a todos, no traen nombre ni intención de marginar; son definiciones de vida, prosperidad, bienestar, conservación, solidaridad… ¿suena mejor cierto?.

Los bienes globales se materializan a través de acciones concretas que provienen de estrategias y políticas: Es allí donde tenemos lugar los que construimos y no destruimos.

Los ciudadanos interesados, moderados, tenemos la opción de opinar y participar activamente de manera distinta al saboteo y la manipulación vergonzosa. Una manera muy actual en otras latitudes, donde ha funcionado bien, es a través de los laboratorios de ideas, tanques (centros) de pensamiento y/o instituciones académicas.

Un tanque de pensamiento legítimo es un organización variada en sus motivaciones, formalmente autónoma, independiente del estado, mercados, industria; comprometida en la investigación, análisis de problemas contemporáneos; que propone soluciones, genera debates, moviliza la opinión pública e impulsa la mejora de una sociedad en sus ámbitos.

Estos tanques; de cumplir con lo señalado deben ser referentes y punto de apoyo de entidades gubernamentales dado que son espacios selectivos, especializados e integrados por estudiosos que por lo general viven en  esos entornos que no llegan a ser más que letras para un funcionario acartonado.

Para ilustrar un poco; existen redes mundiales de tanques de pensamiento según la especialidad que son acompañantes permanentes de la ONU en la implementación de los objetivos de desarrollo sostenible para 2030; uno muy interesante:  The Global Health Policy Network of Think Tanks and Academic Institutions (GHPTT network).

En nuestro caso; como creceríamos como sociedad a través de estas ideas?:

  • El ciudadano tendría una fuente imparcial, seria, académica de consulta habitual.
  • Haríamos consensos de prácticas de buen gobierno.
  • Daríamos recomendaciones y vigilancia del gasto público, de la transparencia (No al nivel de la urna del príncipe).
  • Presionaríamos el compromiso de entidades involucradas en los desafíos del cambio ambiental, producción y consumo sostenibles, equidad; diseñando y explicando maneras de convertir rápidamente poesía en realidad.
  • Sembraríamos la consciencia de que el conocimiento es un bien público; que el conocimiento tiene fuentes distintas a la retórica extremista.
  • Nos comprometeríamos a entender cada sector de la problemática en su carácter global; a estudiar esos fenómenos junto con los expertos incluso de aquellos que ya pasaron estos arroyos. Son desafíos universales y NO TIENEN DUEÑOS.
  • Y si nuestros gobernantes tienen mínima sensatez permitirían el diálogo ciudadano tal como se ha prometido a un nivel en el cual seríamos investigadores de oficio de nuestro tema preferido, aportaríamos datos certeros y exigiríamos respuestas y efectos medibles.

Prefiero soñar con estos valores que no tienen nombre ni son de derecha ó izquierda; que nos unirían como nación, a seguir el camino que nunca llega a buen puerto.

Estoy seguro que la mayoría de los 10 y de los 8 estamos de acuerdo;  en esta decadencia ser honesto basta. No serán los manipuladores de macabra sobreactuación que nos hundan en su propia miseria.

Prefiero soñar con estos valores que no tienen nombre ni son de derecha ó izquierda; que nos unirían como nación, a seguir el camino que nunca llega a buen puerto. Clic para tuitear

Seguiré opinando.

Avatar
Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 480 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo