Se estima que Alex Saab y sus socios narcos genocidas, incluida la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, desfalcaron de las arcas del Estado venezolano aproximadamente 12 mil millones de dólares. Clic para tuitear

Se estima que Alex Saab y sus socios narcos genocidas, incluida la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, desfalcaron de las arcas del Estado-“diferenciar entre Estado y Gobierno”- venezolano aproximadamente 12 mil millones de dólares.

Ahora bien, para que el gobierno de EEUU pudiera materializar la extradición de Saab tuvo que aceptar las condiciones procesales penales – “tratados internacionales firmados por ambos países” – que le exigió el gobierno de Cabo Verde, donde EEUU se comprometía a retirar 7 de los 8 cargos por blanqueo de capitales; cabe destacar que cada uno de los 8 delitos que se le imputaron inicialmente a Alex Saab, tiene preestablecida una pena corporal de 20 años (máximo), de encontrarse culpable por tales delitos en la legislatura federal penal estadounidense, o sea, de 160 años de presidio que le corresponderían cumplir a Saab, sin embargo de ser encontrado culpable por todos los cargos, solo purgará 20 años detrás de los barrotes de una penitenciaria federal de los EEUU, aunado a eso hay que restarles a dicha condena el buen comportamiento y, los beneficios por no ser un delito violento o de narcotráfico, o sea, entre polvo y paja réstenles 15 años, tan solo estaría 5 años detenido cuando mucho; los abogados de Saab saben muy bien que no le hace falta a su defendido colaborar con las autoridades norteamericanas, ya que su pírrica condena no se compara con la astronómica suma de dólares y euros saqueados al pueblo venezolano que podrá él y sus socios narcos genocidas disfrutar.

Ojo con esto, no todo es malo dentro del derecho anglosajón, por ejemplo, ya de hecho ha ocurrido innumerables veces que, un reo al cumplir su sentencia es esperado por las autoridades policiales en la puerta del establecimiento penitenciario para imponerle una nueva orden de aprehensión por otro delito no relacionado a su sentencia cumplida, en el caso de Saab hay un gran abanico de delitos que se les pudieran imputar, tales como: trafico internacional de armas, terrorismo, crimen organizado entré otros, así que no hay que desanimarnos, aunque a veces delinquir para algunos se convierte en un buen negocio, gracias a la ambigüedad y/o lagunas jurídicas “vacío legal” de determinados países en sus códigos penales, y de facto se convierte en impunidad para el delincuente, esperemos que no sea el caso de “La Sayona” colombiano ni del “El tuerto Silbón” venezolano.

Y hablando de tuerto no quisiera finalizar sin traer acotación el caso de Andrade “el tuerto” quien se robó 6 mil millones de dólares aproximadamente, entre lo que le quitaron y lo que devolvió voluntariamente a las autoridades estadounidenses fueron un poco más o menos de 2 mil millones de dólares, lo condenaron a 10 años de presidio, solo cumplirá menos de 3 años, en el 2022 estará libre y con sus 4 mil millones de dólares en sus bolsillos…

Salvatore Lucchese
Web | + posts

Abogado Cum Laude. Católico, Apostólico, Romano, profundamente Mariano. Diestro! Columnista

Comparte en Redes Sociales