Luis Hernando Gómez Bustamante Alias “RASGUÑO”

Coronel Luis Alfonso Plazas Vega

Coronel Alfonso Plazas Vega
Luis Hernando Gómez Bustamante Alias “RASGUÑO” | Por Coronel Luis Alfonso Plazas Vega Clic para tuitear

 

Luis Hernando Gómez Bustamante
Alias “RASGUÑO”

 

Luis Hernando Gómez Bustamante  nació en El Águila, ​Valle del Cauca el 14 de marzo de 1958, es un narcotraficante del Cartel del Norte del Valle, conocido como “alias Rasguño”. Fue arrestado en 2004 y en 2007, y extraditado a Estados Unidos por cargos de blanqueo de dinero y contrabando de drogas. Debe su apodo a que, recibió una leve herida en la mejilla por una bala, a la cual se refería como «solo un rasguño».

Orígenes

Hijo del ex alcalde de Marsella (Risaralda) Libardo Gómez, en 1986, a los 28 años era un empleado de una gasolinera en Cartago, Valle. Pero en 1987 su capital era de 200 millones de pesos. Posiblemente era el resultado de un negocio que prosperó en esa región a los comienzos del Cartel del Norte del Valle, y particularmente en Cartago. Así funcionaba:  los narcos recogían dinero entre los ciudadanos del común, que se aventuraran a invertir en el negocio del narcotráfico. Los narcos con ese dinero adquirían los precursores montaban los laboratorios y cristalizaderos, adquirían las naves o aeronaves para el transporte de la droga, pagaban los puntos de la ruta hacia el país de destino, y entregaban la cocaína en el punto final. A eso lo llamaban “coronar”. Los aportantes no tenían nada más que hacer diferente a entregar el dinero y esperar los resultados. Cuando los narcos coronaban devolvían a los aportantes cinco veces la suma de dinero invertido. Y guardar silencio. En esa forma un altísimo porcentaje de la población quedaba comprometido con los narcotraficantes, y por tanto forzados a protegerlos.

Entonces creó una empresa de nombre “Vizcaya”, cuyo objeto social era: “Construcción, Agricultura y Ganadería”. Sin duda un lavadero de dinero.

En 1987, aprovechando una amnistía tributaria que dio el gobierno, declaró nada menos que 5.600 millones de pesos. Para esa época su empresa podía proveer de leche a los 22 municipios del Norte del Valle y vender carne a los supermercados de todo el país.

Al mando del Cartel del Norte del Valle

En realidad, todos esos años, Gómez Bustamante trabajó para el capo Orlando Henao Montoya, un ex policía cuñado de Iván Urdinola, que era el jefe de la organización criminal que tomaría el nombre de Cartel del Norte del Valle.

Curiosamente la Fiscalía nunca abrió una investigación. La evidencia en contra de Orlando Henao era el impresionante crecimiento de su capital. Pero era imposible, probarlo porque no había denunciantes, ni testigos. El Fiscal General de la República, Gustavo de Greiff, se abstuvo de abrir una sola investigación por enriquecimiento ilícito.  Henao todo lo camuflaba con aparentes situaciones legales. Baste recordar que tuvo “la suerte” de ganarse el premio mayor del sorteo extraordinario de la Lotería de Colombia del 30 de diciembre de 1985.

Terminada la guerra entre los carteles de Cali y Medellín, y muerto el capo Pablo Escobar en 1993, el Cartel del norte del Valle se adueñó del negocio de las drogas.

Tan grave era la situación, que la DEA tuvo que establecer una oficina financiera en esa región del país, solo para hacerle el seguimiento a personas naturales o jurídicas involucradas en el negocio de las drogas.

Entonces Orlando Montoya Henao cayó en desgracia, y acosado por el temor a la extradición, el 29 de septiembre de 1997, decidió entregarse voluntariamente a la justicia, y arregló que solamente iba a permanecer un corto periodo de tres años en prisión.

Fue enviado a la cárcel Modelo de Bogotá, donde también estaba preso el hermano de Helmer Pacho Herrera, a quien él había mandado a asesinar. José Manuel Herrera, alias “el inválido” sabía quién había dado la orden de la muerte de su hermano, así que se las arregló para introducir dos armas a la cárcel, y con ellas el 13 de noviembre de 1998 asesinó a Orlando Henao Montoya.

De inmediato, Luis Hernando Gómez Bustamante quedó convertido en el nuevo Capo cabecilla del cartel del norte del Valle. Solo le disputaba la supremacía el narco Wilber Varela alias “Jabón”.

Pero la justicia americana seguía trabajando, y la mayoría de las propiedades de Gómez Bustamante fueron metidas en la llamada “lista Clinton”, con lo cual no podían hacer transacciones bancarias nacionales ni internacionales de ninguna especie. Quedaban congeladas. Solo podían funcionar con dinero en efectivo, lo cual equivalía a enormes riesgos de todo orden. Para ocultar las operaciones financieras, “Rasguño” utilizaba a toda su familia: su esposa, sus nueve hermanos, una decena de cuñados y concuñados.  La justicia americana lo acusó de haber despachado seis toneladas de cocaína a los Estados Unidos.

Los 22 municipios del norte del Departamento del Valle del Cauca

 

En el año 2003 le fueron incautadas 202 propiedades avaluadas en $270.000 millones de pesos. Una cifra tan grande que era equivalente a 20 veces la deuda pública de los 22 municipios del norte del Valle, que para ese año fue de algo más de $12.000 millones de pesos.

La operación contra alias “Rasguño” se llevó a cabo en Cartago, pero desde allí dispuso allanamientos y capturas en las ciudades de Medellín, Montería, Cali y Pereira. La Dirección Nacional de Estupefacientes, realizó con la Fiscalía incontables incautaciones e iniciaron procesos de Extinción de Dominio.

En solo Cartago se incautaron 65 predios rurales cuyas extensiones sumadas alcanzaban las 3.800 hectáreas, es decir el 58% de las áreas cultivables del Municipio.

Se decomisó la hacienda “El Vergel” en Cartago, de 450 hectáreas, y la de “Mochalito” en Montería, de 750 hectáreas. Su socio Arcángel Henao fue extraditado.

La operación fue dirigida por el Coronel Director Nacional de Estupefacientes y el Coronel Director de la Dijin, en forma cuidadosamente coordinada. Participaron 25 fiscales, 20 procuradores, 10 abogados de la DNE, y más de 2.000 policías.

El principal informante fue Albeiro Monsalve, a quien la policía le dio una adecuada protección personal. Pero las mafias no tienen alma, ni Dios, ni ley: el padre de Albeiro, un modesto zapatero fue asesinado al día siguiente, lo mismo que el administrador de la fina “El Edén”, también incautada.

Acusaciones en EEUU, en su contra

Entre 1997 y 2004 sería procesado en Estados Unidos tres veces en tres estados diferentes, así:

La primera acusación emitida en enero de 1997, en el Distrito Sur de Virginia por los cargos de “Continuing Criminal Enterprise”, conspiración, uso de armas de fuego y lavado de dinero.

El 10 de octubre de 2002, se emitió en su contra una acusación, en el Distrito Este de Nueva York por cargos de narcotráfico y lavado de dinero.

En marzo de 2004, el Distrito de Washington DC acusó a Gómez Bustamante de tráfico de drogas hacia los EEUU.

El 11 de marzo de 2004, durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, la Fiscalía, la Dirección Nacional de Estupefacientes y la policía colombiana incursionaron en sus propiedades, incautándole 68 fincas, 24 oficinas y 17 estacionamientos, así como otros artículos y propiedades, por un valor total de más de 100 millones de dólares.

Captura y extradición

El 2 de julio de 2004, Luis Hernando Gómez fue capturado en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana. Gómez intentaba entrar a Cuba con un pasaporte falso.

Alias “Rasguño” estaba huyendo de la recompensa de US$5 millones por su captura decretada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos y su pedido en extradición a ese país.

El 9 de julio de 2007, debido a las malas relaciones de Cuba con los americanos, Gómez fue extraditado no a Estados Unidos, sino a Colombia, donde fue recluido en la cárcel de alta seguridad de Cómbita, Boyacá.

“Rasguño” ​ confesó en una entrevista para RCN Televisión, que había enviado 11 toneladas de cocaína en una noche a los Estados Unidos, afirmó que la droga pertenecía a las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) del para militar Salvatore Mancuso.

Alias “Rasguño” es conducido hacia el avión de la DEA en CATAM.

Si bien Gómez Bustamante fue enviado a Colombia, en apenas 10 días fue despachado de este país a los EEUU: el 19 de julio de 2007. De la cárcel de Cómbita, Boyacá,  Gómez salió protegido con un chaleco antibalas y fue transportado al aeropuerto de CATAM en Bogotá, para ser entregado a agentes de la Agencia el Control de Drogas (DEA). De allí fue llevado en un avión de esa Institución, extraditado a los EEUU., acusado de comercio de cocaína del Cártel Norte del Valle hacia el país del norte.

 

Documento que compromete en graves delitos a alias “Rasguño”

Se trató de un resumen de crímenes, organizado por la Juez Federal Americana Joanna Seybert, del Distrito Este de New York.

Desde el año 2004 la justicia americana venía recopilando información reservada y con soportes, ese documento se constituyó en un “indicment” (Acusación).

Dice así la Unidad Investigativa de El Tiempo:

“…En el documento se lo acusa de participar en decenas de secuestros, torturas y asesinatos de rivales y de informantes de la DEA. Además, de haber sobornado a policías, militares y políticos (cuyos nombres se mantienen en reserva) para mantener su imperio mafioso y para enviar hacia Estados Unidos más de 10.000 millones de dólares en cocaína en asocio con grandes narcos, como Wílber Varela, alias ‘Jabón’; Diego Montoya, ‘don Diego’; Juan Carlos Ramírez, alias ‘Chupeta’, Alberto Rentería, y Gabriel Puerta Parra…”

 

Dentro de los acusadores uno de los más importantes fue el coronel retirado de la Policía colombiana Danilo González. Este oficial habló en su contra antes de ser asesinado por los narcotraficantes. González le entregó a la DEA pruebas de torturas y asesinatos.

Vale recordar que Danilo González, ayudándole a Cartel de Cali, combatió al reconocido narcotraficante Pablo Escobar del Cartel de Medellín, pero finalmente terminó trabajando para éste último.

En el 2004, Danilo González sostuvo reuniones en Aruba con agentes de la DEA en las cuales denunció los nexos de varios oficiales de la policía colombiana y de políticos importantes con ‘Rasguño’ y otros capos del cartel del norte del Valle. Pero antes de llegar a una negociación con ellos, fue asesinado en un edificio del barrio El Lago, en la capital de Colombia.

 

También declaró ante la DEA, contra “Rasguño”, el teniente retirado de la Policía, Jorge Rodríguez Acero, quien relató la “violencia y brutalidad” con la que ‘Rasguño’ y sus compinches cometieron docenas de secuestros, torturas y asesinatos. Describió el apoyo y los nexos de ‘Rasguño’ con los paramilitares de las AUC, grupo narcotraficante y criminal.

Los medios de comunicación colombianos solo conocían de Gómez Bustamante un expediente del año 2002 sobre narcotráfico, pero no sobre los crímenes de secuestros, torturas y asesinatos que había cometido.

Alias “Rasguño” también presentó testimonios en el proceso por el magnicidio del candidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado.

Según “Rasguño”, fue Ignacio Londoño Zabala, quien convenció a los capos del cartel del norte del Valle que algo debía hacerse con Álvaro Gómez Hurtado. La razón: le estaba dando muy duro al entonces presidente Samper y supuestamente preparaba un golpe de Estado que posteriormente llevaría a la extradición de los narcotraficantes. Por eso fue asesinado.  

¿Quién lo hizo? En su declaración ante la Comisión de Acusación, “Rasguño” no titubeó para decirlo: el coronel de la Policía Danilo González, “que pertenecía al cartel del norte del Valle, y no sólo recogía información, también traficaba droga y sicariaba mucho”. “Rasguño” agregó que lo conoció desde que era subteniente y que le prestaba protección a él y al capo Orlando Henao cuando ambos tenían un laboratorio de droga por Palmira. Cuando murió asesinado Orlando Henao, se pasó a trabajar con Wilber Varela. “Siempre trabajó para nosotros”, recalcó varias veces. (El Espectador).

El 18 de octubre de 2008, en un Tribunal de Washington, Luis Eduardo Gómez Bustamante se declaró culpable de cargos de extorsión. También lo hizo sobre el despacho de varias toneladas de cocaína a Estados Unidos a través de México entre 1990 y 2004. Aceptó los cargos de conspiración para producir y distribuir más de diez toneladas de cocaína a los EE.UU.

Debido a lo establecido en el Acuerdo de Extradición entre los Estados Unidos y Colombia, Gómez Bustamante no pudo recibir una sentencia de cadena perpetua, pero los Fiscales americanos consiguieron una pena de entre 38 y 50 años de prisión.

Luis Alfonso Plazas Vega
Acerca de Luis Alfonso Plazas Vega 25 Articles
Sin duda el más caracterizado y eficiente director de estupefacientes de Colombia. Enfrentó a las mafias del narcotráfico siendo funcionario durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, entre agosto de 2002 y noviembre de 2004. Oficial del Ejército Colombiano, ingresó a la edad de quince años como cadete de la Escuela Militar y alcanzó el grado de coronel, con el cual se retiró en 1992. Es Administrador de Empresas de la Universidad América, especializado en Administración Pública de la ESAP, Diplomado en Alta Gerencia en la Universidad de Los Andes y Diplomado en Asuntos Internacionales en la Sociedad de Asuntos Internacionales de Madrid. Se ha desempeñado como agregado militar en Madrid, Ministro plenipotenciario en Pretoria (Sudáfrica). Delegado de Colombia en la Novena Conferencia de la UNCTAD en Midrand (Sudáfrica).